• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

Las críticas contra “Recoletras” que causa controversia entre libreros y editores

Por Tamara Rojas, Biobio.cl, Viernes 1 de febrero de 2019.

Esta semana se inauguró la primera librería popular de Recoleta, y tras solo días de funcionamiento, ya se puede calificar como un éxito, tanto que incluso otras comunas quieren replicar la misma acción. A pesar del apoyo que se ha mostrado a la propuesta del alcalde Daniel Jadue se han escuchado voces disidentes provenientes de la misma industria editorial.

El alcalde de la comuna, durante una entrevista con La Radio, comentó que la librería se creó porque “hay 280 comunas o más que no tienen librerías en su territorio, entre ellas Recoleta”, además definió estos lugares como “uno de los servicios más exclusivos que tiene el país”.

Según el estudio de Circulación y Difusión del Libro Chileno de 2017, en Chile existe un punto de venta de libros (librerías y supermercados) por cada 44.718 habitantes. Y específicamente en la comuna de Recoleta no existe ningún lugar que los venda.

“Recoletras”, la librería que promete descuentos de hasta un 70%, abrió sus puertas el lunes para todo público sin distinción. Durante la jornada logró recaudar casi $2 millones gracias al amplio catálogo que posee el recinto. Jadue, publicó este hecho a través de Twitter: “¡Cientos de personas visitándola para llevarse uno o más libros a precio justo. Lo que faltan son medidas y acciones!”.

A raíz de los dichos del alcalde refiriéndose a “precios justos”, la coordinadora de la editorial Catálogo Cecilia Bettoni, criticó los dichos de Jadue y explicó cómo se desglosa el precio de los libros en Chile, lo que tendría una relación directa con su precio de mercado.

Según lo explicado por Bettoni, el mecanismo del mercado editorial divide en tres partes el precio neto de un libro. Es decir, que del total, un 40% va al editor, 20% al distribuidor y un 40% al librero.

Esto significa según la coordinadora, que la acción descrita en una librería, sería eliminar el 40% de ingresos que van dirigidos hacia el librero y su negocio, por lo que se evidenciaría que esta acción “los deja como un canalla que sobreprecia los libros y que sería, por ello, responsable de que la gente no pueda comprarlos”.

Asimismo, cuestionó al alcalde Jadue por, según ella, instalar “una percepción muy poco seria respecto del funcionamiento del mercado editorial”.

Esto, ya que este sistema estaría yendo contra editores, distribuidores y libreros, además del fomento a la lectura.

“Me parece un contrasentido querer fomentar el acceso a la lectura, fracturando al mismo tiempo la cadena del libro”, enfatizó.

Según ha explicado el alcalde, lo que hace Recoletras es comprar los libros directamente de las editoriales y el costo de operación de la librería es solventado por el municipio. Por ello, el precio costo de los libros resulta más barato.

Contrario a la postura de Bettoni, personas que comparten su mismo rubro están de acuerdo con la apertura de la librería. A raíz de la polémica, la dueña de la editorial Catalonia, Catalina Infante, dio su opinión a BioBioChile sobre el proyecto.

“Esto no afecta a los autores, creo que es mucho pensar que la industria se va a venir abajo debido a esto. Es como pensar que porque existan bibliotecas, las personas dejen de comprarlos. Me parece mezquino tratar de decir ‘me están quitando mi pedazo de la torta’, siempre habrá torta para todos”, expresó.

Mientras tanto, la socia de la librería Metales Pesados, Paula Barría, opinó que “es injusto que se ponga como responsable del precio de los libros a las librerías, lo que también pasa a llevar el trabajo de los libreros. Pero de todas maneras, está bien que hayan más y mejores librerías, pero hay que poner en discusión la precariedad de éstas”.

Biblioteca móvil llegará a Atacama en febrero: visitará Bahía Inglesa y Copiapó

Biblioteca móvil llegará a Atacama en febrero: visitará Bahía Inglesa y Copiapó

Viernes 1 de febrero de 2019, Actualidad, El Diario de Atacama

LECTURA. Estará en la playa el 17 y en la capital regional el 28 de este mes.

“Leo primero por Chile” es una iniciativa para promover la lectura que recorrerá 51 destinos del país. Se trata de dos bibliotecas móviles, las que además serán escenario de cuentacuentos desde Arica a Los Lagos.

Durante febrero, ambos vehículos recorrerán, través de dos viajes simultáneos, ciudades y playas de 13 regiones del país. Mientras el vehículo apostado en Algarrobo viajará hacia el norte, el segundo, lo hará hacia el sur de Chile. Entre ambos trayectos sumarán más de 4.000 kilómetros de recorrido.

“Queremos que, durante el verano, los niños y niñas de todo Chile conozcan la Biblioteca Digital Escolar dónde podrán descargar de forma gratuita, más de 3000 libros disponibles en la plataforma”, preció la Ministra Cubillos.

En Atacama, según informó la seremi de Educación Náyade Arriagada, la biblioteca móvil del “Leo primero por Chile”, “está programado para el domingo 17 de febrero, visitará Bahía Inglesa, entre las 14 y 19 horas y Copiapó, el jueves 28 de febrero, por lo que desde ya queremos invitar a los niños y sus familias para que aprovechen este espacio que está inserto en el Plan Nacional Leo Primero , iniciativa del Presidente Piñera por mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles”.

2 fechas estará la biblioteca móvil en la región de Atacama. Además habrá tres mil títulos que se pueden descargar.

Las súper ofertas de la librería flotante que arribó a Valparaíso

libreria-flotante

El Logos Hope tiene un catálogo de títulos que van desde los $400 hasta los $24.000

Las súper ofertas de la librería flotante que arribó a Valparaíso

Viernes 1 de febrero de 2019, Valentina Espejo, El Día, Las Últimas Noticias

Valparaíso. Un buque con más de 5.000 libros a bordo está anclado en el Molo de Abrigo, en Valparaíso. Le llaman la biblioteca flotante, aunque en estricto rigor se trata de una librería, porque venden libros, no los prestan. Tiene un espacio de 610 metros cuadrados y con bajos precios que van desde los $400 hasta los $24.000. Todo al interior del buque Logos Hope, que mide 132,50 metros de largo (eslora) y 21,06 metros de ancho (manga), que recorre el mundo recalando en diversos puertos para interactuar con distintas comunidades.

La embarcación está compuesta por una tripulación multicultural de 400 voluntarios de 65 países del mundo. La mayoría son jóvenes entusiastas que tienen entre 18 y 25 años, y que han tomado la decisión de navegar por el mundo durante 3 meses, uno o dos años, con la idea de “compartir conocimiento, ayuda y esperanza” a las personas. Esa es la misión de GBA Ships, una organización sin ánimo de lucro alemana, que opera el barco.

El Logos Hope llegó en enero a la Región de Antofagasta, proveniente de Ecuador. Y estará abierto a público hasta el 10 de febrero, en la Ciudad Puerto. Luego visitará Talcahuano y Punta Arenas.

La entrada cuesta $1.000. Los menores de 12 años y adultos mayores (desde 65 años) no pagan.

“Cuentos infantiles para colorear, libros de cocina, clásicos, de ficción, novelas, de ciencia, de liderazgo, diccionarios y de espiritualidad, forman parte del catálogo que tenemos a bordo. Hay para todos los gustos. Están clasificados por temática y hay en español y en inglés”, cuenta Ester Lugao, oficial de relaciones mediáticas del barco.

Por ejemplo, podrá encontrar títulos como “Ve y pon un centinela”, de Harper Lee y “En busca de la felicidad” de Steven Conrad a $3.200. También clásicos como “Don Quijote de la Mancha”, “Las aventuras de Tom Sawyer”, “Cantar de Mio Cid” al mismo precio.

Cuentos infantiles como “Caperucita Roja”, “Alicia en el País de las Maravillas” y “Pulgarcita” están a $800.

Y para quienes ya están pensando en marzo y las listas escolares, hay variados diccionarios inglés español desde los $1.600.

De Parra a Proust y de $500 a $2 millones: los hits de la Feria del Libro Usado

Viernes 1 de febrero de 2019, Javier García, Cultura & Espectáculos La Tercera

De Parra a Proust y de $500 a $2 millones: los hits de la Feria del Libro Usado

Un gran espectro literario se distribuye en 38 stands, de ofertas a ediciones de colección. El encuentro, que es gratis, es hasta el 17 de febrero en Santo Domingo 711.

Ayer, incluso antes de la inauguración, a las 11 horas, ya había público recorriendo los diferentes puestos de la Feria del Libro Usado. El encuentro literario, convertido en una tradición del verano, realiza su 27 versión con 38 stands, en las dependencias de la Facultad de Arte, de la U. Mayor, de 10 a 21 hrs, hasta el 17 de febrero.

“La feria es una instancia que te permite mostrar lo que no tiene clasificación. Además apelamos a que si alguien viene a buscar un libro aquí lo va a encontrar”, dice Graziella Rivano, a cargo del stand 4, e hija del fallecido dramaturgo Luis Rivano, fundador de la Feria del Libro Usado.

En su espacio, Rivano mantiene primeras ediciones de Joaquín Edwards Bello como El Márquez de Cuevas, Mitópolis y El chileno en Madrid, impresas por editorial Nascimento a solo $ 1.000. Al mismo precio tiene ejemplares de las revistas Mampato y Okey. Otro puesto que ofrece a $ 1.000 las revistas Estadio, Coné y National Geographic, es el N° 7.

En el stand 1, al ingreso de la feria, hay libros en oferta que no superan los $ 5 mil cada volumen, entre otros Libertad, de Jonathan Franzen; Stoner, de John Williams; Anatomía de un instante, de Javier Cercas; La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero y El código Da Vinci, de Dan Brown.

Dentro lo más económico, en el stand 25 hay obras de de autores clásicos como Joseph Conrad, Shakespeare, Charles Dickens, George Bernard Shaw y Dostoievski a $ 500. Los valores más elevados se asocian a la colección de papel biblia Aguilar, creada en 1923. En el stand 35, diez títulos editados justamente en el año 1923 se venden a $ 2 millones, entre ellos las obras completas de Dostoievski, Chéjov y Proust. El mismo lugar ofrece una serie de álbumes sobre artistas como Paz Errázuriz y Marcos Chamudes.

Ayer, además, la feria inauguró una muestra que homenajea a La Araucanía y sus escritores. Con la presencia de Octavio Rivano, organizador del evento, y poetas como Leonel Lienlaf, se podrá recorrer la exposición que exhibe primeras ediciones y archivos de autores vinculados a la región del sur. Así están presentes libros y manuscritos de Jorge Teillier, Elicura Chihuailaf, Juvencio Valle, Guido Eytel y Omar Lara.

Bolaño, Zurita y Coña

En la Feria del Libro Usado, dentro de los escritores más contemporáneos, hay títulos de Alessandro Baricco, Kazuo Ishiguro, Emmanuel Carrère, Ian McEwan y Paul Auster desde los $ 5 mil, en el stand 32.

Mientras que títulos de Haruki Murakami (La caza del carnero salvaje, Después del terremoto, Hombres sin mujeres); Pierre Lemaitre (Vestido de novia, Recursos humanos, Rosy & John) y Philippe Claudel (Almas grises, La nieta del señor Linh, El informe de Brodeck), desde $ 8 mil en el stand 33.

Los autores nacionales en la Feria del Libro Usado están en todos los locales y a precios variados. Acá una serie de ejemplos: No te ama, de Camila Gutiérrez ($ 2 mil, stand 9); 2666, de Roberto Bolaño (Anagrama, $ 20 mil, stand 37); Obras completas, de Benjamín Vicuña Mackenna (8 tomos, $ 100 mil cada uno, stand 24); cuatro tomos de la Guerra de Arauco, de Pascual Ahumada (1982, $ 400 mil), Anteparaíso, de Raúl Zurita (1982, $ 115 mil), estos dos últimos en el stand 22.

De Nicanor Parra se puede hallar desde su poemario Poemas y antipoemas a $ 5 mil (stand 29); la segunda edición de la caja con sus Artefactos a $ 70 mil (local 6) y el álbum fotográfico Parra a la vista a $ 80 mil (stand 21).

Sobre obras de historia y ciencias sociales destaca el Diccionario Jeográfico (sic) de Chile, de Luis Riso Patron, de 1924, a $ 150 mil (stand 6) y Testimonio de un cacique mapuche, de Pascual Coña a $ 28 mil (local 21). En el stand 37 están las Cartas, de Pedro de Valdivia ($ 10 mil) y El conocimiento humano, en dos tomos, de Bertrand Russell ($ 24 mil)