• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

Señales de esperanza para el difícil momento de las librerías

No ha sido un buen año para el libro y el estallido de las protestas sociales empeoró la situación. Editores y libreros buscan ahora generar condiciones para mejorar las ventas.

Pedro Pablo Guerrero, Cultura El Mercurio, Lunes 18 de Noviembre de 2019.

La librería Qué Leo Forestal, ubicada en la calle Merced al llegar a la Plaza Italia, hizo noticia hace una semana por un intento de saqueo. Les robaron dinero y ropa que había en el interior, pero no alcanzaron a llevarse computadores ni libros, porque lo impidieron vecinos y los propios manifestantes. De todas maneras, debieron gastar $400.000 en arreglar la reja y tendrían que desembolsar la misma suma para reemplazar el letrero que todavía luce destrozado.

Si antes del 18 de octubre abrían entre las 10:00 y las 21:00 horas, desde el inicio de las marchas están cerrando por lo general a las 16:00 horas. “Las ventas han disminuido en un 90%”, estima Mario Cerda, librero al frente de esta empresa familiar inaugurada hace cinco años. “Pero la baja venía de antes, desde diciembre. Este año no hubo fechas buenas”, asegura.

Lo mismo señala Eduardo Castillo, presidente de la Cámara Chilena del Libro. “Las librerías se han visto afectadas entre un 30% y un 50%, incluso más, porque hay algunas ubicadas en el foco de los desórdenes. Ha sido un tiempo complejo, con un fuerte impacto donde ya teníamos un año complejo, de ventas muy estancadas”.

Otras librerías del barrio acusan el mismo golpe. Ulises, de calle Lastarria, calcula una caída del 80%, mientras que Viviana Muñoz, de la Librería del GAM, resume la situación en estos términos: “En casi un mes hemos vendido lo que se vende en un día normal”.

En el sector del Drugstore de Providencia, las cifras son algo más alentadoras. Nueva Altamira y Quimera han reducido sus ventas en torno al 50%, aunque desde hace unos días están volviendo a cerrar más tarde gracias a la normalización del transporte. Lo mismo sucede con los locales de Antártica, que están atendiendo hasta las 19:00 horas. Esta cadena de librerías estima sus bajas durante octubre en un 25%, y en 15% durante lo que va de noviembre, siendo el local más perjudicado el del Costanera Center, que estuvo cerrado 16 días.

Lecturas educativas

Desde las grandes editoriales reconocen que se han visto afectadas las operaciones de despacho de novedades y reposiciones, pero no ven una fuerte disminución en la demanda. “Pensamos que el impacto sobre el consumo de libros no ha sido muy significativo. Efectivamente el público está buscando también en la lectura la respuesta de muchas preguntas o necesidades actuales”, dice Eduardo Sanz, director comercial de Editorial Planeta Chile.

“Estamos esperanzados de que irá mejor”, expresa Sebastián Rodríguez-Peña, director general de Penguin Random House. “Haremos ofertas para reactivar el mercado editorial y contribuir al despegue de las librerías de aquí a fin de año. Tenemos un catálogo editorial de primer nivel, con contenidos de interés para todos los públicos, entre ellos libros que ayudan a comprender lo que ocurre en el país”.

Sanz dice que en Planeta tienen propuestas promocionales para trasladar a sus clientes, pero “la estrategia de las librerías cambia mucho según el interlocutor”. Mario Garrido, de Qué Leo Forestal, apuesta por conseguir mayores descuentos de los sellos, pero también por comprometer a los autores para que vuelvan a realizar lanzamientos y firmas de libros en su local. Elena Bahrs, de Ulises, confía en la colaboración del comercio y los vecinos a través de la alianza cultural Barrio Arte: “Tenemos que ayudarnos entre todos y sacar las cosas a la calle si es necesario”. Editoriales medianas como Tajamar empezaron, incluso antes de las protestas sociales, a rebajar títulos de su catálogo; en librería Catalonia, por ejemplo, se pueden encontrar obras de Rubem Fonseca y Kavafis por menos de $10.000.

Las próximas semanas son cruciales por la cercanía de la Navidad, la mejor fecha del año para el sector. Desde la Cámara del Libro, Eduardo Castillo anuncia también iniciativas gremiales para enfrentar la crisis. “Ya le representamos al Consejo del Libro nuestro interés de que se estudie crear fondos especiales para ayudar a sostener las librerías, especialmente las más pequeñas. También estamos viendo el tema con BancoEstado y peleamos a través de la Cámara Nacional de Comercio para generar mejores condiciones dentro del paquete de ayudas a pymes que el Gobierno ha anunciado. Hay que ser lo más creativos posible, de manera colaborativa, generando instancias comerciales no solo para nuestros socios, sino para todo el sector: las empresas que participan en las ferias, las pymes y todos los emprendimientos de la cadena del libro”, dice Castillo.

Sin acompañamiento ni monitoreo, de poco sirve entregar muchos libros a los colegios

Las Bibliotecas CRA dieron acceso a más textos, pero no muestran haber fomentado más lectores:

Sin acompañamiento ni monitoreo, de poco sirve entregar muchos libros a los colegios

Sin un plan que contemple capacitar monitores, motivar a las familiar y volver la lectura un pilar de cada escuela, se hace difícil adquirir el hábito. Cuatro programas que trabajan con éxito en esta cruzada entregan su visión.

M. Cordano, Educación El Mercurio, Lunes 18 de Noviembre de 2019.

Las Bibliotecas CRA (Centro de Recursos para el Aprendizaje) comenzaron a funcionar en 1993 bajo la idea de fomentar la lectura en los colegios que reciben subvención del Estado. El énfasis estuvo puesto en la construcción de espacios creativos y en la posibilidad de acceder a una gama más amplia de libros.

A pesar de estas buenas intenciones, un reciente informe de la Dirección de Presupuestos (Dipres) evaluó la iniciativa con mal desempeño: cuestionó la falta de información y seguimiento de sus efectos. Según el informe, a pesar de que al año 2018 se habían entregado más de 10 millones de libros, el promedio anual de préstamos por niño sería menor a dos.

“Lo que ha hecho el CRA es importante en términos de alcance, dando acceso a buenos libros a muchas personas que antes no lo tenían”, comenta Magdalena Palma, directora ejecutiva de Fundación Había una Vez. “Lo que quizás ha faltado es avanzar hacia una segunda prioridad, que tiene que ver con poder capacitar muy bien a los mediadores de la lectura. Y es que no basta solo con entregar libros”.

Así como esta fundación, que se dedica a implementar y actualizar bibliotecas, además de formar y certificar mediadores, en Chile otras organizaciones trabajan bajo la misión de acercar a los más chicos a la lectura, creando el hábito a través de asociarlo con un momento de goce.

Para ello, se centran en encantar desde la primera infancia, arrastrando, de paso, a los adultos alrededor de los niños con los que trabajan.

“Prácticas familiares como la lectura de cuentos de padres e hijos y las conversaciones y juegos relacionados con estas lecturas son un predictor potente del aprendizaje formal del dominio lector”, indica Macarena Escudero a nombre del equipo de Fundación Alma, donde ejerce como directora educacional.

La iniciativa se basa en talleres para familias de estudiantes de prebásica. Las invita, dentro del mismo colegio al que asiste el niño, a dedicar 40 minutos de una mañana para conversar sobre un texto (que prestan) y cómo sacarle provecho al leerlo con el niño. Se dan ideas de reflexión o de juegos con los que cada libro se puede asociar.

Más que esfuerzo aislado

“La mejora de los aprendizajes de comprensión lectora no puede basarse solo en la entrega de materiales, aunque estos sean de excelente calidad, como los CRA. Hoy está clara la necesidad de articular su entrega con modelos de desarrollo profesional, para directivos y docentes, que permitan apoyar y acompañar a las comunidades educativas y que aseguren la valoración y la percepción de mejora”, agrega Paula Cruzat, fundadora y presidenta del directorio de la Fundación Crecer con Todos, que cuenta con el programa Primero LEE.

La iniciativa facilita el trabajo docente entregando, entre otras cosas, planificaciones de clases enfocadas en la comprensión lectora y en la comunicación oral, además de una biblioteca de aula que se articula con las clases diarias. Todo este acompañamiento dura cerca de tres años.

“En principio, muchos trabajamos directamente con los equipos de biblioteca, pero nos dimos cuenta de que no alcanza. Los programas deben estar también orientados a los equipos directivos, para que entiendan su importancia (ver recuadro) y lo pongan en sus programas de mejora. Si no hay una declaración de parte del establecimiento, la lectura termina siendo un esfuerzo aislado de una sola persona, que probablemente no sea capaz de empujar este carro tan grande”, plantea Palma.

Así también lo entiende la Fundación Educacional Oportunidad, que cuenta con el programa Un Buen Comienzo, enfocado en el desarrollo profesional docente de quienes trabajan en educación inicial.

La propuesta desarrolla redes entre quienes trabajan en establecimientos públicos, invitándolos a retroalimentar experiencias y enseñándoles a mejorar el uso de tiempo en el aula y la calidad de las interacciones. De esta forma, ayudando a minimizar el tiempo de transición entre actividades o potenciando buenas prácticas de alfabetización, han logrado aumentar el tiempo dedicado al desarrollo de actividades cognitivas y de lenguaje.

“La lectura en voz alta es muy importante en la sala. Expone a los niños a vocabulario más sofisticado que el lenguaje oral común. Al mismo tiempo, hay que trabajar la comprensión oral, que es la base de la futura comprensión de lectura, un desafío muy importante. La forma en que promovemos la comprensión oral es el trabajo explícito de cómo entender un texto: hacer predicciones, resumir, descubrir ideas claves y establecer conexiones”, indica Andrea Rolla, directora de Educación Inicial de la fundación.

Leer ordena el propio mundo

¿Por qué es importante que los niños adquieran la costumbre de leer? Más allá del hecho de que el estudio, a nivel general, está mediado por textos, la investigación muestra que la lectura ayuda a manejar pensamientos abstractos y permite hacer mejores inferencias.

“La lectura, más aún en tiempos como los que vivimos en este momento, aporta distintas miradas. Hay autores que dicen que leer permite ordenar el propio mundo, darle un relato a la propia historia”, indica Magdalena Palma, de Fundación Había una Vez. “Los libros, además, permiten acceder de manera autónoma al conocimiento”, agrega.

Paula Cruzat, de la Fundación Crecer con Todos, recuerda que a través de textos se pueden tocar temáticas nuevas o algunas que a veces resultan difíciles de abordar. En la página web de su programa Primero Lee (www.primerolee.cl) es posible acceder, por ejemplo, a cuentos infantiles orientados a la equidad de género y a migración e interculturalidad.

Los buenos resultados de Un Buen Comienzo, hicieron que la experiencia fuese compartida en el más reciente encuentro de ProLEER, evento que se realiza en la Universidad de Harvard. ProLEER es una red internacional de investigadores enfocados en mejorar políticas educativas alrededor del mundo.

Biblioteca Escolar Digital suma 104 mil descargas: libro sobre “Los Simpson” y “El Principito” lideran lista

Plataforma permite acceder a contenidos gratuitos:

Biblioteca Escolar Digital suma 104 mil descargas: libro sobre “Los Simpson” y “El Principito” lideran lista

Ante la contingencia, expertos y el Mineduc entregan sus recomendaciones de textos con mensajes de respeto, inclusión y educación cívica.

V. González y M. Ebner, Nacional El Mercurio, Lunes 18 de Noviembre de 2019.

Cerca de siete mil títulos componen hoy la Biblioteca Digital Escolar (BDE), plataforma del Mineduc que es parte del programa “Leo Primero” y donde directivos, profesores y alumnos -de colegios municipales, particulares subvencionados y de servicios locales- pueden descargar contenidos gratis.

Creada en noviembre de 2018, ya tiene 104 mil descargas y los usuarios más activos son los estudiantes de 3º a 6º básico. Y por más que pasen los años, entre los textos más descargados aún hay clásicos como “El Principito”, “Romeo y Julieta”, “El diario de Ana Frank” y “El patito feo”.

Pero otros personajes y temáticas se han abierto camino. Así, “Los Simpson. La historia familiar” aparece en el primer lugar del listado y más abajo está “El libro gordo de 31 minutos”.

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, destaca que la lista incluya títulos recreativos y otros que pertenecen a los planes de lectura de los colegios. “Están accediendo a la plataforma por gusto a la lectura”, dice.

Claudia Soto, psicóloga y coordinadora del programa “Aprender en familia”, de la Fundación CAP, plantea que la lectura puede ser especialmente positiva para los niños en medio del contexto de crisis nacional.

“Es mucho mejor conversar a través de un cuento, no dejarlo solo viendo las noticias”, dice.

¿Qué libros recomienda el Mineduc? “Educar las emociones”, de Amanda Céspedes; “Cómo abordar los pequeños y grandes conflictos cotidianos”, de Miguel Martínez, y “A ser feliz también se aprende”, de Neva Milicic. Los tres están en la BDE y desde la Unidad de Currículum y Evaluación señalan que “pueden ser utilizados por los apoderados como un apoyo para sus hijos, considerando los valores humanos, cuidados fundamentales en la infancia, autonomía y acompañamiento en sus aprendizajes”.

Aún por leer

Aunque los libros más bajados son del género narrativo, la plataforma también incluye textos más técnicos o específicos. A esa categoría pertenece, en gran parte, el 4,2% que nunca han sido descargados. Eso sí, en el ministerio explican que este porcentaje también puede incluir títulos recientemente agregados.

Entre aquellos que nadie ha descargado hay libros como “Pioneros de la ciencia ficción rusa”, de Alekséi Apunjtin, y “Retratos de la antigüedad griega”, de Gerardo Vidal Guzmán.

La académica Verónica Díaz, de Pedagogía en Educación Parvularia y Básica de la U. Mayor, cuestiona que entre estos textos hay “libros bastante valiosos, que son un aporte para el desempeño docente. No han sido bajados y eso habla un poco mal de nosotros como profesores”.

Sobre los más descargados, en tanto, destaca la presencia de clásicos que, a su juicio, deben trascender. “¡Papelucho tiene que estar siempre!”, enfatiza.

En ese sentido, agrega que otros textos que antiguamente eran tradicionales, hoy estarían en retirada en los colegios. “Era típico leer todas las novelas de Julio Verne y aquí las echo de menos, no están”, ejemplifica.

“Es posible percibir que los estudiantes y los apoderados, desde sus hogares, están accediendo a la plataforma por gusto a la lectura”.
MARCELA CUBILLOS
MINISTRA DE EDUCACIÓN

“A través de la lectura el niño puede elaborar muchas situaciones que le están pasando. En primer lugar, se identifica con el personaje y ve que sí tienen una solución”.
CLAUDIA SOTO
COORDINADORA DEL PROGRAMA “APRENDER EN FAMILIA”

Expertos también recomiendan textos en medio de la crisis social que vive el país

Para los más pequeños, la coordinadora del programa “Aprender en familia”, Claudia Soto, señala que “lo mejor sería que los papás le cuenten un cuento o le narren historias donde el niño sí puede encontrar una solución a lo que está pasando a través de la fantasía”. En el caso de los adolescentes, sugiere textos de historia que permitan encontrar respuestas “desde lo más real, cosas que han acontecido”.

El académico Gonzalo Muñoz, de la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales, opta por “Lulú quiere ser presidenta”, disponible en la BDE.

“Permite acercarse a algunas ideas centrales sobre el feminismo y la educación para la ciudadanía, ambas imprescindibles para el nuevo ciclo que se está abriendo en nuestro país”, dice.

Otra opción, añade, sería “Pequeña historia de un desacuerdo. Ciudadanía para niños”. Fuera de la biblioteca, pero aún en la web, propone leer “Carta para los niños y niñas en este momento de crisis”, referido a lo que ocurre en Chile y además, está disponible en créole y mapudungun.

Susana Claro, académica de la Escuela de Gobierno de la UC, apuesta por “Wonder. La lección de August”, de R.J. Palacio, también disponible en la BDE: “Muestra cómo aprendemos a conectarnos con las personas, enfrentar la adversidad y generar inclusión para asegurar que todos tengan una vida digna”. Una alternativa en inglés que destaca es “New kid”, un cómic de Jerry Kraft sobre la integración de distintos grupos socioeconómicos.

El Ranking
Los más descargados
1. “Los Simpson. La historia familiar”, Matt Groening.
2. “El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry.
3. “365 cuentos para leer en la cama. Historias para leer a los niños antes de dormir durante todo el año”, Ingrid Annel.
4. “Papelucho”, Marcela Paz.
5. “La ciencia pop”, Gabriel León.

Algunos de los que aún no se bajan
“Pioneros de la ciencia ficción rusa”, Alekséi Apujtin.
“Retratos de la antigüedad griega”, de Gerardo Vidal Guzmán.

“Edith Burgos Vargas” es el nuevo nombre de la Biblioteca Pública de Lanco

Marcos Troncoso, 14 de noviembre de 2019, Diario Lanco.cl

«Edith Burgos Vargas” es el nuevo nombre de la Biblioteca Pública de Lanco, en reconocimiento a la destacada y recordada profesora, escritora y vecina de la comuna, tras una emotiva ceremonia.

Edith Burgos Vargas fue profesora normalista, se desempeñó profesionalmente en las comunas de Lago Ranco, Río Bueno y una pequeña escuela de Crucero, llegando a Lanco en el año 1956, donde entregó más de 40 año de docencia. Fue la primera directora del Departamento de Educación Municipal la comuna, directora de la Ex Escuela Consolidada, hoy Escuela Alberto Córdova y Liceo Camilo Henríquez.

El cambio de nombre de este importante espacio y otros recintos icónicos para Lanco, se debe a que el municipio en conjunto con la comunidad han querido reconocer a distintas personas destacadas de la comuna, dándole así mayor identidad al territorio local.

En este contexto el alcalde de Lanco Rolando Peña Riquelme detalló que “estamos pronto a cumplir 102 años, cumplimos 100 años el 2017, está la idea siempre de que vayamos reconociendo la historia de Lanco, y eso da que nuestros edificios públicos, en las futuras calles poder ir colocando el nombre de las personas que han sido relevantes en nuestra comuna”.

La ceremonia de cambio de nombre contó con la presencia de sus familiares, amigos y autoridades comunales, quienes recordaron con mucha emoción distintos momentos de la vida de Edith Burgos Vargas, como docente, madre, y escritora.

Peña sostuvo que “la señor Edith Burgos Vargas fue una persona que llegó a la comuna, hizo un aporte enorme a la educación, desde su profesión como profesora, pero también como persona integral, porque ella participó de organizaciones que siempre están en pro de la comunidad, sus valores, sus principios de vida son ejemplo, entonces eso debe quedar plasmado, nosotros nos sentimos orgulloso de haber tenido una persona como ella en nuestra comuna, en la historia que debe quedar, y que bueno que se le reconozca”.

Recordemos que durante en el año 2018 nace la propuesta de cambiar el nombre a la Biblioteca Pública de Lanco, planteando al Consejo de la Sociedad Civil (Cosoc) nombres de personas ligadas al mundo educacional, literario y cultural. En un proceso de votación tanto en Cosoc y Concejo Municipal, resulta en primera mayoría el nombre de la destacada profesora Edith Mafalda Burgos Vargas.

Crean software para mejorar comprensión lectora en niños

Como parte del Concurso de Investigación tecnológica de Fondef, científicos chilenos crearon herramienta para fortalecer el léxico en las niños y los niños, un área en la que el país presenta bajos niveles.

Natalia Correa, Explora.cl, 13 de noviembre de 2019.

Poder decodificar fonemas —saber leer— no implica necesariamente entender el mensaje. Por eso, los bajos resultados en pruebas de comprensión lectora son un problema que preocupa a los especialistas en nuestro país: según el último estudio al respecto de la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económicos (OCDE), elaborado en 2016, un 53% de los adultos en Chile tendría un nivel de desempeño bajo en comprensión lectora, una cifra muy superior al 19% promedio que presentan los 34 países que conforman este organismo.

—Es muy grave que más de la mitad de la gente no entienda lo que está leyendo —asegura Marcela Peña, doctora en Ciencias Cognitivas y Psicolingüísticas, y académica de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile—. Y lo más grave es que el sistema no lo está solucionando.

La agencia de las Naciones Unidas en temas de educación, ciencia y cultura (UNESCO) reportó que hay 17 millones de niños y niñas en el mundo que, pese a estar recibiendo educación formal, no entienden lo que leen. Según Peña, esto se debe, en parte, a que no existe un método estandarizado mundial para desarrollar la comprensión lectora, como sí lo hay para la decodificación de los fonemas.

Por eso, junto a un equipo multidisciplinario, la científica ha estado desarrollando una herramienta para ayudar a combatir el problema: una aplicación psicolingüística gratuita para tablets, diseñada para niños de dos a cinco años que, que a través de una serie de juegos les fomenta el desarrollo de una mejor comprensión lectora.

—Si a un niño pequeño se le enseñan más palabras, tiene una mayor chance de entender lo que le dicen y también una mayor facilidad para expresarse —explica la investigadora—. Una vez que obtiene ese vocabulario, eso impacta directamente en su capacidad de lectura.

El software, que aún no tiene un nombre definido y está en etapa de pruebas, fue desarrollado por investigadores del Laboratorio de Neurociencias Cognitivas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, junto con un equipo de ingenieros de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción. Su interfaz, cuenta Peña, permite acceder a distintos juegos diseñados para desarrollar el léxico, guiados por una educadora de párvulos grabada en video, la cual va enseñando las palabras e interactuando con los usuarios para que las asocien con fotografías en la pantalla. Según la edad, los contenidos cambian: desde el aprendizaje de letras y fonemas, en el caso de los niños más pequeños, hasta adverbios y verbos.

—Si tomamos los problemas de lectura de los niños más pequeños y vemos qué porcentaje de ellos son biológicos, como la dislexia, en Chile sería cercano al 10%. El resto corresponde solo a temas de aprendizaje —explica Peña.

El equipo de investigación lleva dos años estudiando los efectos del software, luego de obtener financiamiento del Concurso de Investigación Tecnológica del Programa Fondef. Eligieron al azar jardines infantiles de algunos sectores vulnerables de Santiago, en las comunas de La Granja y Puente Alto, y, en total, participaron alrededor 300 niños y niñas. En ellos se armaron dos grupos: uno que ocupó la aplicación durante el año escolar y otro que no la usó, cumpliendo la función de grupo control.

“Si a un niño pequeño se le enseñan más palabras, tiene una mayor chance de entender lo que le dicen y también una mayor facilidad para expresarse. Una vez que obtiene ese vocabulario, eso impacta directamente en su capacidad de lectura”, dice Marcela Peña.

Los resultados, cuenta la investigadora, fueron alentadores: la exposición al juego generó diferencias notorias en los niños que lo utilizaron, presentando mejoras en el habla, la producción de frases y comprensión de vocabulario. Cinco meses después de dejar de jugar con la aplicación, los niños se acordaban del 60% de lo que habían aprendido, lo que implica adquisición de conocimiento duradero.

—Las educadoras de párvulos que acompañaron a los niños mientras jugaban, señalaron muy buenos efectos —cuenta Peña—. Los padres también, lo que es súper importante, porque no sirve de mucho crear algo como esto, si las personas que tratan diariamente con los niños no ven los resultados.

El próximo paso, explica la investigadora de la PUC, es desarrollar una versión del software que permita que varios niños jueguen a la vez. A futuro, la aplicación se podrá descargar de forma gratuita, para el uso de todos los jardines de Chile.

Otros enlaces:

https://www.conicyt.cl/fondef/2019/11/15/crean-software-para-mejorar-comprension-lectora-en-ninos/

Municipio (de Antofagasta) inaugura biblioteca 120

Municipalidad de Antofagasta, Sábado 9 de noviembre de 2019.

La municipalidad de Antofagasta inauguró este sábado la Biblioteca Municipal 120 “Isaac Arce Ramírez”, con lo cual quedará operativa y a disposición de la comunidad.
Con una nueva infraestructura, mobiliario y con una bibliografía más moderna, este nuevo recinto, que data desde 1912 como la primera biblioteca de la ciudad, fue reconstruido luego que un incendio ocurrido en 2015 dañara gran parte de su infraestructura, lo que obligó al municipio a destinar más de $115 millones de pesos para la ejecución de las obras.

Para la alcaldesa Karen Rojo, la entrega de esta obra es una gran alegría para la comunidad ya que devuelve un espacio que tiene 107 años de existencia, destinado a la cultura y a la educación de nuestros vecinos, de nuestros estudiantes y de todos quienes acuden a este espacio a disfrutar de la lectura.

“Este es un espacio que por muchos años ha brindado beneficios a los vecinos de la ciudad y luego de un incendio logramos recuperar este espacio con una inversión 100% municipal, ampliamos las salas y distribuimos de mejor forma los libros, yo los invito a que vengan a disfrutar de este hermoso espacio que está a un costado del Teatro Municipal”, señaló la primera autoridad comunal.

En tanto, el periodista y escritor Víctor Bórquez “esta es una oportunidad tremenda y un desafío para la comunidad para darle vida, llenarlo, atraer a la gente para que ellos entiendan que este espacio es de ellos, ésta es la respuesta a una gran necesidad y es un tremendo aporte para la cultura y el acervo de nuestra región”.

Asimismo Patricio Rojas, Director Ejecutivo Proyecto Cultural Filzic, se refirió a la importancia de fomentar la cultura en la comuna, “la inauguración de esta biblioteca en un mismo circuito patrimonial donde se convive con otras bibliotecas y centros culturales fortalece mucho el concepto de identidad cultural y el ánimo y la lógica de poder hacer un fomento lector más intenso. Es una gran noticia para la comunidad porque una biblioteca siempre va a ser una gran noticia para Antofagasta”.

Sin duda, los más beneficiados con esta inauguración son los vecinos de la comuna, Rocío Campos, estudiante del Liceo Andrés Sabella y del Programa Delta de la UCN, se refiere a las diversas posibilidades que ofrece una biblioteca, “me parece que esta es una gran oportunidad para que podamos aprovechar los recursos que tenemos como ciudad y no tanto depender de las redes sociales en la formación en sí. Y al ser una biblioteca renovada puedes acceder a más posibilidades, a un entorno más amigable, no tan sólo para buscar información, sino que también para reunirse con amigos, reflexionar y ese tipo de cosas”.

Finalmente, es necesario recordar que la biblioteca 120 también cuenta con un nuevo espacio destinado a actividades y educación infantil de la comunidad. Con esto se busca aprovechar las dimensiones reducidas de este espacio, para generar un proyecto amigable con el usuario, facilitando su investigación o uso transitorio, con un servicio más cercano y expedito.

Historia

La biblioteca se encuentra en su ubicación actual desde la década de los 80. Cuenta con computadores de última tecnología, una colección de 13.126 ejemplares y colecciones y entre los servicios bibliotecarios que ofrece, se encuentran la Colección General, Literatura Chilena, Literatura Infantil, Hemeroteca, Literatura del Rincón Nortino, Colección de Diarios desde el año 1920 a la fecha y la Colección de Diarios Oficiales desde el año 1962 hasta el año 2012.

En el año 2002, se realizó un convenio con la Dirección de Bibliotecas Públicas, Archivos y Museo (Ex DIBAM) con el objetivo de transformar a las personas de la comunidad en agentes de desarrollo cultural y social desde las bibliotecas públicas y el ciberespacio, y así superar el aislamiento gracias a Internet y las nuevas tecnologías digitales, a través del programa Biblioredes.

Otras fuentes:
https://www.diarioantofagasta.cl/cultura/111149/inauguran-nueva-biblioteca-en-antofagasta/
https://www.timeline.cl/2019/11/municipio-de-antofagasta-inauguro-biblioteca-120-isaac-arce-ramirez/

Café Literario se queda sin libros: fueron resguardados en depósitos de Providencia, luego de saqueo

Municipio señala que vándalos dañaron mobiliario y textos

V. González y E. González, Nacional El Mercurio, Viernes 1 de Noviembre de 2019.

Los vándalos hasta se tomaron el tiempo de elegir su lectura. Es lo que revelan las imágenes de las cámaras de seguridad sobre el ataque y saqueo que sufrió el miércoles el Café Literario del Parque Bustamante, según contó ayer la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei: “Con mucha calma, miraban cuáles eran los que querían robar”.

El frontis quedó completamente rayado, mientras que mamparas y vidrios fueron destruidos. Gran parte del mobiliario fue saqueado y se estima que de la colección de 11 mil libros, avaluada en $132 millones, al menos 10% sufrió daños. El daño no fue mayor, destacó Matthei, gracias a los vecinos.

Organizados por un grupo de WhatsApp, se avisaron entre ellos acerca de los disturbios y acudieron a rescatar los textos. Para evitar su destrucción, comenzaron a trasladarlos a los edificios residenciales.

“No se entiende la lógica de entrar a robar y destruir un café literario. Es inaudito el nivel de violencia”, lamentó Luis Muga, quien vive en el sector y es uno de los que resguardaron libros en su hogar (en la foto).

La alcaldesa, en tanto, acusó que el principal daño -más allá de las pérdidas materiales- es el que está sufriendo la calidad de vida de los vecinos: “Llevan diez días soportando todo esto, entonces a quienes organizan marchas les pido que se las lleven a otro lado. Los vecinos están angustiados, no pueden dormir, el aire es irrespirable”.

Gustavo Delgado, también residente de un edificio cercano al parque, afirmó que “nuestra comunidad no lo está pasando bien. Mi familia ha tenido que, algunos días, irse y buscar alojamiento en otro lado” y pidió que Carabineros haga un uso proporcional de elementos disuasivos como los gases lacrimógenos, considerando que en la zona habitan familias y niños.

El municipio estima que la recuperación del Café Literario demoraría al menos un par de meses. Sin embargo, para evitar incidente similares ya se tomaron medidas preventivas.

Alberto Torres, encargado de seguridad interna de la Municipalidad de Providencia, explicó que la totalidad de los libros fueron trasladados a depósitos municipales. El movimiento comenzó la noche del ataque, y finalizó ayer luego que se llevaron los que estaban en manos de los vecinos. Lo mismo se hizo con los libros del Café Literario Balmaceda, de forma preventiva.