• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 85 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Opinión: “Recoletras o la importancia de transitar del valor “popular” al valor “público” del libro”

Por Andrés Fernández Vergara, El Mostrador, 6 de febrero de 2019.

La iniciativa de librería popular Recoletras que el alcalde Daniel Jadue inauguró la semana pasada demuestra un interés por el fomento, el acceso y la democratización del libro, como él mismo propone. Para materializarla, instauró un punto de venta al que las familias de la comuna han accedido de manera masiva y entusiasta para adquirir libros.

Aunque aplaudida, es difícil que la iniciativa logre su propósito de democratización del libro, pues apela a un valor popular y no a un valor público. Distinguimos un valor popular de uno público pues el primero apela a una suma de las valoraciones individuales, muy ligado al interés económico de cada uno y las disposiciones a pagar; y el segundo apela a aquel interés de la esfera pública, de todos como sociedad, en el presente y el futuro. Es popular regalar dulces, pero es público reconocer que tanto dulce genera problemas de salud.

El libro es un objeto de naturaleza dual: tiene un componente económico (se compra y se vende) y tiene un componente simbólico (representa la expresión cultural a través de las letras). Es casi intuitivo relacionar cada componente a uno de los valores descritos: el componente económico deriva en un valor popular, pues si el libro es más barato todo el mundo querrá comprarlo, y el componente simbólico deriva en un valor público, pues existe el deber de conservar el libro como patrimonio (pensemos en todas las iniciativas que rememoran a Neruda, Mistral, Parra, entre otros).

Hecha esta distinción, también vale la pena tener en mente que hay un propósito ulterior escondido dentro del libro, la lectura. El valor principal del libro no es ornamental, sino que reside en su lectura. Esto no es novedad en el mundo del libro, las grandes iniciativas llevan ambos temas en su nombre (Política Nacional de la Lectura y el Libro, Observatorio de la Lectura y el Libro, etc.). Se ha evidenciado que la lectura favorece la vida de un país, fortaleciendo el pensamiento crítico, promoviendo una ciudadanía activa y participativa, y aumentando el bienestar de los ciudadanos, a través de la experiencia del libro.

Al pensar en la lectura, es rápida una primera duda respecto a Recoletras: ¿se están leyendo los libros comprados? Cuando el componente económico del libro es el que prima, como sucede en Chile desde los años ’70 de acuerdo con numerosos estudios, pueden darse dos fenómenos que atentan contra la lectura y su democratización. Un fenómeno es que los libros comprados en Recoletras se estén revendiendo, sospecha justificada por un lado en la diferencia de precios, que es suficientemente alta como para ser un buen incentivo, y por otro lado en que es fácil acceder al comercio informal en Santiago. Un segundo fenómeno, bajo el mismo prisma del componente económico, es que los libros se estén comprando a montones, pero no se lleguen a leer nunca (un poco el efecto cyber Monday o black friday, donde se compran productos motivados por las cuantiosas ofertas, y que luego quedan botados). Un efecto negativo de esto es que sin percibir el beneficio de la lectura, se estarán inflando las (paupérrimas) estadísticas del libro: aumenta el consumo de libros en compras y aumenta el número de libros en el hogar. Estos fenómenos, derivados de una valoración popular del libro, porque “está barato”, atentan contra el valor público que se produce de la lectura y del adecuado uso del libro.

La Política Nacional de la Lectura y el Libro (PNLL) fue una iniciativa diseñada participativamente, con mesas de trabajo de diversos actores del mundo del libro en todo Chile. Esta política instaura y oficializa la noción de un ecosistema del libro en Chile (pág. 6), donde todos sus actores y sus partes se relacionan entre sí, con el propósito de generar un mayor acceso a la lectura y el libro. Cuando la iniciativa Recoletras vende libros más baratos, a través de una subvención del municipio, le está haciendo daño al ecosistema del libro y a sus actores. La municipalidad financia los costos fijos de Recoletras (local, vendedor, logísticas de transporte, etc.) y le permite poner precios más baratos, lo que está lejos de ser una fórmula mágica replicable por librerías independientes. Es más, se parece a lo que grandes cadenas multinacionales hacen en sus librerías: venden libros a precios más baratos, a través de subvenciones cruzadas de los libros de venta segura (best-sellers, llamados también “sandías caladas”) o de negocios alternativos (son parte de grandes holdings).

Al poner precios bajos, Recoletras está depredando a librerías independientes más pequeñas que no pueden competir con esos precios, y está dañando al ecosistema. Las librerías independientes, parte importante del ecosistema, son las que aportan con diversidad política y cultural a la industria (basta con ponerse a pensar de dónde surgen los Lemebel, los Maturana y los Bolaños). Además, al matar la diversidad de actores, Recoletras estaría monopolizando la decisión de oferta de libros en la comuna, y no hay que perder de vista que, como todo actor del sistema, el municipio tiene un color político muy claramente definido. La fórmula de subvención no es replicable ni sostenible por las librerías independientes, lo que merma el valor público de la diversidad democrática y cultural, y su sostenibilidad en el tiempo.

Finalmente, y a modo de propuesta, quisiera poner tres aspectos sobre la mesa. El primero es mencionar que existen discusiones políticas sobre el libro y la lectura en Chile, a través del Consejo, de la PNLL, entre otras. Si el alcalde Jadue y el municipio desean fomentar democráticamente el libro y la lectura, pueden y debiesen convertirse en un actor político que impulse la discusión de medidas sistémicas de fomento al libro, como lo son el precio fijo, la exención del IVA, la gestión de ventas, las tarifas diferenciadas de envío, las cuotas en compras públicas, etc. De esta manera se hace más robusto el ecosistema del libro y su democracia.

En segundo lugar, propongo considerar alternativas más sistémicas de acceso al libro, utilizando mecanismos similares a las subvenciones (que pueden volverse concursables, por ejemplo). Esto es, apoyando a librerías independientes y locales de la comuna, en vez de empujarlas al cierre. Fortalecer las librerías puede incurrir en un círculo virtuoso: se genera emprendimiento, empleo y sostenibilidad para las familias de la comuna, mantiene la diversidad política y cultural de la comuna, y podría permitir el ingreso de talentos nuevos al ecosistema. Reitero que las librerías independientes, junto con las editoriales independientes, son el único espacio que los escritores nuevos tienen para ser descubiertos. Además de todo esto, el público tendría acceso a libros más baratos, que es justamente lo que desea el municipio.

En tercer y último lugar, propongo fomentar la piedra angular de todo este asunto, que es la lectura. Ya es conocimiento general que en Chile leemos poco, y lo que leemos lo leemos mal (recordemos a Mario Waissbluth y su cruzada por aumentar la comprensión de lectura). Este problema genera repercusiones culturales, económicas (los libros se encarecen por tener que imprimir tirajes de volumen pequeño), sociales (menor bienestar), y políticas (escasez de pensamiento crítico). La forma de luchar contra esta problemática es “generar audiencias” y fomentar la lectura. El municipio podría promover planes de lectura, apoyar a las escuelas municipales y bibliotecas populares y públicas en planes de acercamiento y mediación a la lectura. Dedicar dichos recursos al fomento de la comprensión lectora en niños y niñas puede ser una inversión con muchísimo más impacto en el largo plazo.

Robustecer el ecosistema del libro es un propósito más complejo y efectivo que una iniciativa populista de esta naturaleza, que se afirma del componente monetario y valor popular del libro, y no de su componente simbólico y valor público. Aunque siempre es positivo escuchar que hay interés de fomentar la lectura y el libro, y que se abren nuevas librerías, es importante tener en cuenta que existen valores que van más allá del interés individual y popular de los ciudadanos. Trabajar por el ecosistema del libro y sus valores públicos es avanzar hacia un país más lector, más crítico y más feliz.

Anuncios

“Recoletras”: Jadue responde las quejas de los libreros que lo acusan de “competencia desleal” y “populista”

“Recoletras”: Jadue responde las quejas de los libreros que lo acusan de “competencia desleal” y “populista”

Martes 29 de enero de 2019, El Mostrador

La coordinadora de la editorial Catálogo, Cecilia Bettoni, aseguró que el alcalde Jadue “está instalando una percepción muy poco seria respecto del funcionamiento del mercado editorial”. A su turno, el jefe edilicio hizo un llamado a “todos los libreros y a las grandes cadenas” a no criticar su proyecto, especialmente a “aquellos que en treinta años no fueron capaces de instalar una sola librería en la comuna”.

Este lunes se inauguró la primera librería popular Recoletras”, iniciativa que impulsó el alcalde Daniel Jadue (PC) de la Municipalidad de Recoleta, comuna que hasta la fecha no contaba con ninguna librería en su territorio. Durante la inauguración, el jefe comunal señaló que el proyecto “tiene como objetivo democratizar el acceso a la lectura”, por medio de la venta de “más de 6.500 libros con un precio justo”, los cuales pueden ser hasta un 70% más baratos.

En este contexto, no faltaron los cuestionamientos y críticas por parte de editoriales y librerías, las cuales apuntaron a que el alcalde “responsabiliza a los libreros de que la gente no pueda comprarlos”.

Así lo cree la coordinadora de la editorial Catálogo, Cecilia Bettoni, quien expresó a través de su cuenta de Twitter que el alcalde de Recoleta “está instalando una percepción muy poco seria respecto del funcionamiento del mercado editorial”, ya que “fractura la cadena del libro” y “responsabiliza al librero como quien sobreprecia los libros”.

Para profundizar en sus argumentos, Bettoni se refirió a la cadena que existe entre la editorial, el distribuidor del libro y el librero, quienes dividen la ganancia de la venta del libro en tres partes, donde la editorial gana el 40% , el distribuidor un 20% y el librero se queda con el otro 40%.

En este sentido, Bettoni señaló que “cuando Jadue abre una librería popular y anuncia un 40% de descuento, lo que hace es eliminar al librero y negociar con la editorial o el distribuidor”.

Daniel Jadue se mostró indiferente ante las críticas, argumentando que en la comuna de Recoleta “no hay ninguna librería y las grandes cadenas están en Providencia, Las Condes, Vitacura y no son mi preocupación”, según comentó al Diario U. Chile

Asimismo, hizo un llamado a “todos los libreros y a las grandes cadenas” a no criticar la iniciativa de Recoletras, especialmente a “aquellos que en treinta años no fueron capaces de instalar una sola librería en la comuna”.

Otra de las críticas provino de Paula Barría, socia de la librería Metales Pesados, quien calificó la propuesta de Jadue como “una competencia desleal y una medida populista”, ya que “naturaliza la visión de que las librerías falsean el precio del libro”.

En su defensa, el alcalde señaló a <em>La Tercera</em> que, “le estamos haciendo un favor a la industria del libro, porque abrimos la posibilidad de que se expanda”, asegurando que “vendemos a precio de costo y nosotros asumimos como municipalidad los costos operacionales”.

Más librerías populares

En su primer día de funcionamiento, Recoletras logró atender “a varios cientos de personas” con ventas superiores a $1.800.000. “Estuvo llena desde que la abrimos hasta que la cerramos, con bastante asistencia de público de todo Santiago”, puntualizó el jefe comunal.

Dado el éxito de su inauguración, los alcaldes de las comunas de Macul, Cerro Navia y Quilicura se contactaron con Jadue para evaluar la posibilidad de replicar la idea en sus municipios. En este sentido, el edil destacó que la librería popular Recoletras cumple con todas las normas del Servicio de Impuestos Internos, está registrada como una editorial y se proyecta en el futuro para abrir más sedes en otros espacios de la Región Metropolitana.

Libros a precio justo: inauguran Recoletras, la primera librería popular

Libros a precio justo: inauguran Recoletras, la primera librería popular

Lunes 28 de enero de 2019, El Mostrador Cultura

El nuevo espacio ofrece más de 6.500 libros con precios que oscilan entre un 40% y 70% más económicos que en el mercado tradicional. Además, toda persona podrá ingresar a la librería popular sin necesidad de ser residente de la comuna de Recoleta.

Este lunes el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), inauguró la primera librería popular que pone a disposición de los lectores más de 6.500 libros con precios notoriamente económicos en comparación con los del mercado tradicional.

“Acabamos de inaugurar nuestra #LibreríaPopular, que tendrá libros a precio justo. Queremos aportar un grano de arena para democratizar el acceso a la lectura”, anunció el alcalde durante el lanzamiento.

El jefe comunal –reconocido por instalar otros recintos populares como una farmacia, óptica, inmobiliaria y una universidad popular– comentó a Canal 13 que en la comuna no existe ninguna librería, denunciando que “el mercado nunca se ha interesado por traerles a 160 mil personas un libro para que puedan comprar”.

En respuesta a esta necesidad, Jadue comentó que la nueva librería ofrece “la posibilidad a todos aquellos que les encanta leer y que no tenían cómo resolver este tema, el libre acceso a los libros con un precio justo”. Los valores son entre un 40% y 70% más económicos que el mercado tradicional.

El alcalde también destacó que podrá ingresar todo público a Recoletras, contemplando la posibilidad de crear una editorial propia con el objetivo de distribuir libros a bajo precio a otras comunas.

Finalmente la alcaldía, a través de su cuenta de Twitter, difundió una tabla comparativa de precios que muestra el bajo costo de los libros disponibles en la librería popular.

Precios-recoletras

Con temáticas de amor y erotismo se realizará en La Serena la XXVI Feria Internacional del Libro

La Tercera. 31/01/2011

Los organizadores esperan la asistencia de más de 200 mil personas, entre turistas y lugareños.

EFE

Más de 200.000 personas espera recibir la XXVI edición de la Feria Internacional del Libro titulada “Letras llenas de erotismo pasión y amor, año de ponerse rojos” que se realizará en la cuidad chilena La Serena, entre el 4 y el 20 de febrero próximo, informaron hoy fuentes oficiales.

Según los organizadores, el evento tendrá como principal temática precisamente el amor y el erotismo que será tratado en diversas lecturas, presentaciones de libro, obras de teatro y música.

Asimismo, el certamen busca generar una conexión entre el público visitante y los escritores a través de debates y talleres de literatura que busca incluir a jóvenes creadores de los sectores más vulnerables.

La actividad en La Serena contará con la presencia de destacados escritores que presentarán sus libros más recientes. Entre los expositores se encuentran los novelistas: Hernán Rivera Letelier, Diamela Eltit, Teresa Calderón y Floridor Pérez.

“Esperamos generar un espacio de discusión y reflexión,invitar a la crítica y el debate”, señaló el alcalde Raúl Saldívar en una rueda de prensa en la presentación del festival.

El escritor Poli Délano dijo que “existen cambios en la sexualidad chilena. Por ejemplo las parejas jóvenes se besan,se tocan y se abrazan en la calle cosa que no existía antes con tal libertad antes”, apostilló.

***

Letras llenas de erotismo se toman la Feria Internacional del Libro en La Serena

El Mostrador. 31/01/2011

Entre los expositores se encuentran los novelistas: Hernán Rivera Letelier, Diamela Eltit, Teresa Calderón y Floridor Pérez.


***

Feria del Libro en La Serena espera más de 200.000 visitas

Diario Financiero. 31/01/2011

El evento tendrá como principal temática precisamente el amor y el erotismo que será tratado en diversas lecturas, presentaciones de libro, obras de teatro y música.

Curadores digitales y la “otra biblioteca”

El Mostrador. 14/09/2010
Originalmente en cadaunadas.net

La historia de las bibliotecas puede leerse en varios registros simultáneos. Uno de ellos es un relato de pertinencia, en el que las bibliotecas han sido históricamente depositarias de información esencial para las comunidades en las que se insertan, para la construcción y proyección de su capital social.

Lo fueron las más antiguas, las de Mesopotamia, con sus tablillas de arcilla con escritura cuneiforme, en las que se dejaba constancia de los acuerdos entre las personas de la comunidad. O nuestra Biblioteca Nacional, creada en 1813, para que los habitantes de la naciente república pudieran ser más sabios. O los centros de información que hoy intentan dar respuesta a usuarios hiperconectados.

Una hebra de pertinencia atraviesa la historia de las bibliotecas. Pero ese es un relato en permanente tensión. Tal como describió Borges en la Biblioteca de Babel, esa infinita/finita biblioteca, la pretensión de reunir todo el saber de la Humanidad en un espacio ha acompañado a esta historia. Un saber construido como espejo de un mundo cuyo volumen de información parecía abordable, o en todo caso, podía extraerse lo esencial y reunirlo en una sola obra. Quizá fuera sólo una ilusión, pero desde el siglo XVIII nos la vendieron como algo real.

Pero la historia de la biblioteca, más bien la pretensión sistematizadora que esa biblioteca tenía, es pasado desde la masificación del acceso a las tecnologías de información y comunicación. ¿Es posible siquiera pensar en esa biblioteca cuando en un solo año (2006) la información creada, capturada o replicada en formato digital es 3 millones de veces mayor que toda la contenida en los libros escritos hasta entonces?

Sigue leyendo

Cruz-Coke promulga Ley de Propiedad Intelectual y Derecho de Autor

El Mostrador. 23/04/2010

Luego de tres años en tramitación se ratificó la norma que para el Gobierno es la modificación más importante a la norma en los últimos 40 años.

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, destacó: “La protección al derecho de autor debe ser un mecanismo efectivo en la creación de valor económico de nuestras industrias culturales”.

El secretario de Estado señaló que la ley, que modifica la que regía desde la década del setenta, es “la reforma legal más importante en los últimos 40 años”. Igualmente advirtió: “Es un buen inicio para combatir la piratería, pero necesitamos de la interrelación de todas las partes para evitar que la propiedad intelectual se viole”.

La nueva norma establece procedimientos y sanciones a quienes la quebranten, así como instala un marco de excepción y limitación, como es el caso de a las fotocopias o impresiones que se pueden realizar en bibliotecas.

Asimismo, el ministro indicó que la ley contempla un mecanismo para establecer sanciones: “El Consejo de la Cultura y las Artes tendrá una lista de árbitros para resolución de conflictos que ayudará a la fase penal de las resoluciones judiciales”.

La normativa también contiene novedades para el tema en la Web: exime de responsabilidad al proveedor del servicio por la publicación de obras sin permiso del autor.

El Presidente Sebastián Piñera, que firmó la ratificación en el Día Mundial del Libro, aprovechó la instancia para resaltar los esfuerzos destinados al fortalecimiento de la industria cultural, comprometiéndose a “estimular el aporte privado a la cultura, ya que sólo un 10% corresponde a este sector”.

En el acto también se dejó de manifiesto que entre los principales objetivos de este gobierno está que cada comuna del país tenga al menos una biblioteca pública apoyada por tecnologías modernas que permitan la democratización y fácil acceso a la lectura.

El Ministro Cruz-Coke aprovechó también la oportunidad para recordar los fondos de financiamiento del Consejo del Libro que están abiertos: “Este mes se están cerrando 5 líneas de postulación, a lo que sumamos la apertura a contar de la primera semana de junio de 3 concursos que reparten 700 millones de pesos para creadores y artistas relacionados con la industria del libro y editoriales”.

***

Se promulgó nueva Ley de propiedad intelectual

Norma establece fuertes sanciones e instala un marco de excepción, al permitir las fotocopias en bibliotecas.
El Mercurio. Santiago, Chile. 24/04/2010

Sigue leyendo

Presidenta Bachelet inauguró nueva Biblioteca Pública de Cerrillos

DIBAM. 29/09/2009

Con un costo de 806 millones de pesos en infraestructura, equipamiento y colecciones, el recinto financiado por la DIBAM y que funcionará en convenio con la Municipalidad de Cerrillos, ocupa un área cercana a los mil metros cuadrados. Su apertura se enmarca dentro del programa presidencial de construcción de bibliotecas públicas.

Otro hito en la cultura de Chile se marcó hoy, a las 10:30 horas, cuando la Presidenta de la República, Michelle Bachelet; la ministra de Educación, Mónica Jiménez; la directora de la Dibam, Nivia Palma, y el alcalde de Cerrillos, Alejandro Almendares, abrieron a la comunidad la nueva biblioteca pública de esa comuna. Es la Nº 420 en todo el territorio del país y responde al desafío planteado por el Gobierno en el sentido de construir o habilitar bibliotecas públicas en las comunas que no contaban con una.

El moderno edificio (ubicado en Camino a Lonquén 7518, cruce con camino a Melipilla) cuenta con sistema Wi-Fi para todo el recinto; estará completamente automatizado, con sistemas de seguridad; pantallas de DVD para uso individual; sala infantil; sala juvenil; área de revistas y referencias, y de literatura y colecciones generales; sala multiuso; sala de capacitación; seis computadores del Programa BiblioRedes de la DIBAM, y estanterías móviles que permiten cambiar la configuración de las salas considerando las necesidades de cada actividad, entre otros servicios. Su dotación inicial es de 11 mil 190 ejemplares, adquiridos especialmente para satisfacer las necesidades lectoras y de información de los usuarios de la comuna.

Presidenta cumpleañera
La Mandataria Michelle Bachelet, quien hoy cumplió 58 años, dijo que esta era una razón más para estar feliz en este día especial, y en parte de su discurso expresó: “La Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos es la estructura del Estado que justamente permite maravillas como esta. Desde ahora, los habitantes de Cerrillos van a poder disfrutar de una biblioteca con estándares de esta naturaleza. A mí me emociona. Cumplimos con un compromiso que además tiene la calidad y la dignidad que los vecinos de Cerrillos se merecen. Dan ganas de leer acá”. Y agregó: “Queremos que Chile sea un país de lectores”.

Cuando lanzamos el Maletín Literario hubo una gran discusión, pero es parte de un conjunto de iniciativas que contribuyen a la lectura de toda la familia, junto a las bibliotecas comunales, al Bibliometro, junto a Dibamóviles y a Centros Culturales que acerquen a todos la cultura y la lectura, que es esencial para el desarrollo en todos los ámbitos del aprendizaje posterior. Soy feliz de poder celebrar mi cumpleaños en esta nueva biblioteca, que va a contribuir muy sustancialmente a que todos los habitantes de Cerrillos puedan tener acceso a la cultura que tanto necesitan y que tanto merecen. Esta es la mejor manera de conjugar dos cosas: mi cumpleaños, pero sobre todo el hecho de ser una Presidenta que siente que vale la pena ser Presidenta para este tipo de cosas”.

Nunca antes, tantas bibliotecas

Por su parte, la ministra de Educación, Mónica Jiménez de la Jara, expresó en la ceremonia: “Presidenta, quiero darle las gracias por su decidido compromiso con este ejercicio del derecho a la cultura que nuestros compatriotas y ciudadanos tenemos. En especial por su decisión de crear este programa de construcción y habilitación de bibliotecas públicas con estándares internacionales de calidad. Nunca antes en la historia de Chile, un Gobierno construyó tantas bibliotecas como lo ha hecho el nuestro. Gracias por este compromiso, Gracias por esta nueva biblioteca pública”.

Al término de la ceremonia, amenizada por el grupo musical de Daniel Muñoz, Nivia Palma, directora de la Dibam, manifestó: “Esta inauguración marca un hito histórico en la perspectiva del Bicentenario, puesto que esta era una comuna muy importante de la Región Metropolitana que no tenía biblioteca pública. Este es un proyecto de la Presidencia de la Repúbica que hemos trabajado en plena concordancia con el alcalde de Cerrillos, atendiendo a los requerimientos específicos de los usuarios. De esta forma, estamos permitiendo que los ciudadanos de esta comuna puedan ejercitar plenamente su derecho a la lectura y a todo tipo de libros, sin ninguna restricción”.

Finalmente, el alcalde de Cerrillos, Alejandro Almendares Calderón, señaló: “Las bibliotecas modernas, como la que hoy inauguramos, permiten investigar, comparar y crear nuevos proyectos, nuevas ideas. Una biblioteca nos conduce a la capacidad de pensar, de reflexionar sobre nuestras conductas, nuestros anhelos y al mismo tiempo satisfacer el gusto de leer algo que nos entrega bellezas y sentimientos. Aquí, en la comuna de Cerrillos, hemos puesto el corazón en esta biblioteca. Úsenla, disfrútenla y difundan sus beneficios. Los libros son los amigos más fieles”.

***

Sigue leyendo