• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

Ministerio de las Culturas invita a revisar nutrida cartelera digital para niños y niñas

Durante la emergencia sanitaria, recomiendan visitar las plataformas digitales y fomentar el cine, la lectura y el aprendizaje en niños y niñas que se encuentran en sus hogares.

Diario El Centro, Lunes 23 de marzo de 2020.

Apenas habían iniciado el año escolar y tuvieron que regresar a sus casas, en medio de la emergencia sanitaria que obligó al país a extremar las medidas de resguardo para evitar el avance del Covid-19. Desde entonces, los niños, niñas y jóvenes están cumpliendo con sus labores escolares desde el hogar, pero además están buscando alternativas para ocupar su tiempo.

¿Qué pueden hacer? El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio invita a las familias a revisar la nutrida cartelera de actividades disponible en eligecultura.cl, plataforma colaborativa que bajo la modalidad #EligeCulturaEnCasa reúne las más variadas alternativas artísticas y culturales en formato digital.

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés señaló que “de ahora en adelante debemos ser responsables e inculcar en los niños y niñas seguir disfrutando del arte y la cultura pero desde la comodidad y la seguridad del hogar. Las alternativas son muchas. Con solo hacer un click podrán disfrutar de una buena película en Ondamedia.cl, descargar sus libros favoritos en la Biblioteca Pública Digital, y una serie de otros panoramas ideales para disfrutar en familia. Me hubiera encantado que todas estas tecnologías hubieran existido cuando yo era niña. No solo se trata de herramientas educativas, sino que también de verdaderos soportes de entretención”.

Para los que prefieren el cine, la plataforma Ondamedia.cl, que también está disponible en una aplicación para celulares Android e iOS, tiene disponibles más de 300 películas gratuitas y con acceso liberado (las veces que quieran). En la sección de Cortos y Animación está el premiado cortometraje “Cantar con sentido”, que cuenta la vida y obra de Violeta Parra animada en stop motion, y otros títulos como “W.A.R.F” o “Mari Mari”.

BIBLIOTECAS Y PATRIMONIO NACIONAL

Otro imperdible es la Biblioteca Pública Digital. Ingresando a bpdigital.cl los usuarios acceden a una lista que supera los 60 mil títulos, con una amplia variedad de temas y contenidos. Hay cientos de cuentos, literatura infantil, una colección especial de espadas, dragones y hechizos, cómics y textos que proponen ideas y actividades para hacer en casa con materiales simples, además de audiolibros. Esta semana los préstamos se han duplicado y se han alcanzado las 5 mil visitas diarias.

Con un foco patrimonial, Chile para niños es otra buena alternativa. Se trata de un proyecto nacido al alero de Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional (BN), que ofrece una bitácora de minisitios temáticos relatados por Memoriosa, una niña muy curiosa que vive en la BN y sus amigos: el Búho Medina -un ave muy sabia- y la Mariposa, que recorre todo Chile recogiendo las memorias de todos los ciudadanos del país. También hay actividades para descargar y hacer en casa, como un quebrantahuesos (poema que se elabora en base a recortes, juntando frases o palabras que no tienen relación entre sí), un diario de viaje, artesanía y postales.

En el sitio del Consejo de Monumentos Nacionales está disponible “Monumenteando Chile en papel”, para crear maquetas de hitos patrimoniales como las salitreras de Humberstone y Santa Laura, las iglesias de Chiloé o La Moneda. Además, la publicación “Nuestro Patrimonio paleontológico. Fauna Prehistórica de Chile” permite imprimir, conocer y colorear los dinosaurios, el Pelagornis, el Chilesaurus y el Gonfoterio.

En la misma línea, para colorear, calcar y aprender está para descarga gratuita la serie de Pinta y Calca del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. Son parte de esta colección «Flora chilena» de Claudio Gay; «Animales chilenos en peligro»; «Artrópodos chilenos: patas que delatan» y «Aves chilenas».

Opinión: “Bibliotecas públicas y ciudad”

Ciudad Justa, Diario El Centro, Domingo 12 de enero de 2020.

La Biblioteca Regional ocupa una casa antigua en la calle Dos Oriente y no cuenta con las condiciones mínimas para ofrecer un servicio adecuado. La Biblioteca Municipal de Talca ocupa nada más que una sala en el edificio que hasta el terremoto del 27 de febrero de 2010 albergara a la Biblioteca Regional en la calle 5 Oriente.

“La lectura acorta las brechas sociales, permite desarrollar el pensamiento crítico, motiva la reflexión, la creatividad y nos hace personas más empáticas y comprensivas. La lectura no solo puede y debería ser un placer, sino que también, es un derecho”. Esta frase no es de un activista por la lectura, ni tampoco una declaración de un organismo internacional. Esta es la opinión de Carlos Maillet, director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. La entregó al diario El Mostrador el 22 de agosto de este año.

La opinión de Maillet es respaldada por innumerables estudios científicos que demuestran el impacto positivo de la lectura en la creatividad, el rendimiento académico, la empatía, la convivencia y la salud mental, entre muchos otros ámbitos. Es por esto que es fundamental que las ciudades garanticen un acceso igualitario a las condiciones que la favorezcan.

Una de ellas es, obviamente, el acceso a los libros. Hay familias que pueden comprarlos, pero la mayoría no. Para casi todos, las bibliotecas públicas son casi la única forma de obtenerlos. Cuando no existen condiciones adecuadas de acceso público a los libros estamos en presencia de la vulneración de un derecho. Pero, es más, cuando no corregimos la distribución desigual de las posibilidades de acceso a recursos que son tan cruciales para el desarrollo de las personas, estamos en presencia de una injusticia.

¿Cuáles serían unas condiciones adecuadas de acceso público a libros? Según un estudio de la Escuela de Ciencias de Información de la Universidad de Siracusa, el año 2017 los países con mayor cantidad de bibliotecas públicas por cada 100.000 habitantes eran: Eslovaquia 138, Palaos 113, Finlandia 110, Bielorrusia 107, Letonia 96. Según esta fórmula Talca tendría 1,36 por cada 100.000 habitantes. Este dato de por si desalentador se agrava cuando observamos el estado en que funcionan nuestras bibliotecas.

La Biblioteca Regional ocupa una casa antigua en la calle Dos Oriente y no cuenta con las condiciones mínimas para ofrecer un servicio adecuado. La Biblioteca Municipal de Talca ocupa nada más que una sala en el edificio que hasta el terremoto del 27 de febrero de 2010 albergara a la Biblioteca Regional en la calle 5 Oriente. Cuenta con un catálogo muy pobre y no es posible acceder a la zona donde están los libros. Tampoco tiene una base de datos que consultar. La única con unas condiciones adecuadas a su función es la biblioteca municipal-comunitaria de La Florida.

Las autoridades municipales y las del Ministerio de las Culturas están llamadas a tomar acciones que al menos restablezcan el estándar existente antes del terremoto. En este sentido el primer paso parece ser claro: establecer un acuerdo que permita recuperar para la Biblioteca Regional el recinto que fue construido originalmente para ese propósito y que hoy cumple casi en su totalidad otras funciones. Pero esto no basta. El segundo paso que debería darse es constituir una red de bibliotecas públicas de buen estándar en diversos territorios de la ciudad, emulando la experiencia de La Florida.

Esto no solo precisa voluntad política y financiamiento, se requiere también de una demanda activa desde las organizaciones sociales y de la sociedad civil y la colaboración de las universidades y centros de estudio. En particular, como CEUT de la UCM nos parece que generar mayores niveles de justicia territorial en el acceso al conocimiento [y en particular a la lectura] es esencial para considerarnos una sociedad democrática e inclusiva. Y en los tiempos que corren esto es un asunto también de dignidad.

Francisco Letelier Troncoso
*Académico de la Escuela de Sociología y del Centro de Estudios Urbano Territoriales (CEUT) UCM

Piscina tendrá biblioteca para fomentar la lectura

El Centro, Talca. 3/02/2011

“Disfruta la lectura en verano” es el nombre de la acción, única en el Maule, impulsada por la Dibam y Oriencoop, que tiene como objetivo fomentar los hábitos literarios en adultos y menores durante el periodo estival a través de un punto de préstamo de libros.

Jaime Morales

Fue en la piscina Fiscal de Talca, donde la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) y la Cooperativa de Ahorro y Crédito (Oriencoop), lanzaron la campaña que busca fomentar el hábito por la literatura en adultos y menores, particularmente en el periodo estival.

Es así como durante todas las vacaciones, una biblioteca estable se encontrará en el recinto fiscal, entregando libros a quienes así lo deseen, tal como informó Paulo Oyarzo, coordinador regional de bibliotecas públicas.

“La idea es que nuestras bibliotecas públicas sigan externalizando los servicios propios de una biblioteca pública en lugares de recreación, y la idea es replicarla en diferentes puntos de recreación de la región para que nuestros usuarios se incentiven a leer. Como muchos usuarios dicen no tener tiempo para ir a las bibliotecas durante el verano, nosotros se las traemos donde ellos se encuentren disfrutando”, sostuvo el funcionario de la Dibam.

FUNDACIÓN

Una iniciativa que también es parte de Oriencoop a través de su fundación, tal como lo señaló la directora de comunicaciones de la cooperativa, Pamela Molina.

“Esto forma parte del área de responsabilidad social con el fin de abrir espacios para fomentar la cultura y lectura en este caso. La idea es que los niños que asisten a la piscina junto a sus padres, puedan acceder gratuitamente a diferentes títulos, libros y cuentos como forma de complementar la entretención durante el verano y asimismo crear lazos y vínculos entre padres e hijos en torno a la cultura y la lectura”, indicó la comunicadora de Oriencoop.

De estación de trenes a espacio de lectura

El Centro, Talca.7/12/2010

LICANTÉN.-Por primera vez en su historia la Bienal premia a un solo edificio, y este año fue nada menos que una biblioteca pública de la comuna de Licantén. Su diseño es de un equipo independiente de arquitectos que trabajó en coordinación con la Subdirección de Bibliotecas Públicas de la DIBAM.

La versión XVII de la Bienal de Arquitectura distinguió con el Gran premio a la Biblioteca Pública de Licantén, de la Región del Maule, que fue diseñada por los arquitectos Emilio Marín, Benjamín Murúa y Rodrigo Valenzuela, en conjunto con el arquitecto Claudio Iglesias, coordinador de Infraestructura de la Subdirección de Bibliotecas Públicas, dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, DIBAM.

La DIBAM

Este proyecto realizado en el marco del Programa de la construcción de bibliotecas públicas de la DIBAM consistió en la recuperación de la casa de máquinas del ramal de trenes Curicó – Licantén. Inmueble abandonado por más de 20 años, pero muy presente en la memoria y la historia de la comunidad local.

El trabajo de recuperación optó por mantener el gran espacio principal de la antigua casa de máquinas, reconociendo la cualidad espacial del edificio cuya función original era albergar a los trenes para su reparación. A partir de esa reflexión, se conservó su altura, las condiciones de iluminación. Este espacio fue transformado en la sala principal de la nueva biblioteca.

Paralelamente, fueron construidas dos ampliaciones, que tomaron la altura del edificio y en los extremos bajan, para alcanzar la altura de las casas del pueblo. El sector más cercano al centro de Licantén, fue destinado al área infantil y de uso comunitario, conectado directamente a una plaza pública de acceso. Las oficinas de trabajo interno están ubicadas en el poniente del edificio, motivo por el que fue diseñada una celosía metálica que tamice la luz de la tarde.

Un sueño cumplido

La Biblioteca Pública de Licantén fue inaugurada el 4 de diciembre de 2009, cumpliendo un sueño largamente esperado por esta comuna rural de la Región del Maule, cuna del poeta Pablo de Rokha y la cantante lírica Rayen Quitral.

El edificio está situado frente a la única escuela básica de la localidad, por lo tanto su restauración y transformación en una biblioteca fue un perfecto complemento.

La colección inicial de la Biblioteca Pública de Licantén contempló libros infantiles (con sala propia); juveniles, revistas y materiales de referencia. Junto a ello, una sala multiuso; un área con literatura y colecciones generales; un sector de vídeo aislado acústicamente del sector de lectura, y una sala de capacitación de BiblioRedes.