• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

La resistencia de los libreros independientes

Mientras sus locales permanecen cerrados, los dueños de librerías potencian ventas online y recomendaciones por redes sociales. Pese a sus esfuerzos, las ventas han caído hasta en un 90%.

Andrés Gómez Bravo, La Tercera, Jueves 9 de abril de 2020.

Diariamente ofrece una lectura nocturna. A través del live de su cuenta de Instagram, Librería Catalonia presenta a un autor, librero o un lector que comparte un libro con sus seguidores. En días de cuarentena, Catalonia trasladó sus actividades a las redes sociales y a la web. “La gente lo ha agradecido mucho, es una forma de compartir la intimidad de la lectura, de recomendarnos libros entre todos y de socializar desde el aislamiento”, dice Catalina Infante, una de sus dueñas.

Mientras permanecen en cuarentena, los libreros han buscado formas de mantener su actividad y contactarse con los lectores, sobre todo a través de ventas online y el uso de redes sociales.

En librería Catalonia ya operaban con ventas a través de su página web, y la crisis los presionó a concentrarse definitivamente en esa modalidad. “Funcionamos pero con muchas dificultades, nos trajimos una parte de la librería a la casa para poder seguir despachando, al ritmo que permite la pandemia. Estamos esperando poder abrir un delivery a través de plataformas como Cornershop, Rappi y Pedidos ya”, cuenta Catalina Infante.

Con todos sus esfuerzos, no han podido evitar la baja en las ventas. “En estos momentos estamos vendiendo un 20% de lo que normalmente vendemos, lo cual es insostenible en el tiempo. Estamos reaccionando y reinventándonos sobre la marcha, repensando el modelo de negocio para adaptarse a los tiempos que se vienen”, dice.

En las librerías Qué Leo se apoyan en la mensajería instantánea: “Desplegamos toda nuestra cercanía con los clientes a través del wasap directo de 42 librerías, cada una con un catálogo en línea para repartir gratis en menos de 24 horas”, dice Juan Carlos Fau, fundador de Qué Leo. A través de redes sociales, recomiendan libros para sobrellevar la cuarentena, “buenas antologías de cuentos por sobre todo”, relata.

Las ventas están lejos de los niveles usuales en la librería: “Las ventas por WhatsApp aún no alcanzan a representar el 10% de la venta normal”. ¿Cuánto tiempo podrán sostener esta situación? “Calculamos un promedio de tres meses de sobrevivencia en las condiciones actuales de funcionamiento”.

A diferencia de ellas, Metales Pesados no cuenta con una estrategia digital. La librería fundada por el poeta Sergio Parra, referencia de la comunidad literaria, cerró primero su local de Alameda y luego el de José Miguel de la Barra. “Los últimos días tuvimos una disminución significativa de público. Las ventas bajaron un 80 por ciento”, dice.

“No sabemos cuándo se va a normalizar todo. Acá en el barrio (Lastarria) el efecto ha sido devastador.

La epidemia es un tiro de gracia para muchos negocios que ya estaban afectados por el 18-O”, agrega.

Parra piensa que la emergencia llevará a las librerías a reinventarse: “Yo creo que el virus va a operar como un editor que obligará a reformular nuestra vida urbana, comercial y cultural”, dice. “Por un lado estarán las librerías de internet y, por otro, las más especializadas. Las librerías que sobrevivan a este tsunami biológico van a ser aquellas que se conviertan en centros de actividades, de conversación, de encuentro.”.

Los tres libreros aspiran a un apoyo de recursos desde el Ministerio de las Culturas, así como a una nueva relación con los lectores. “El Estado debe obligar a las librerías electrónicas a pagar impuesto, y con ello hacer un fondo para las librerías y las editoriales independientes”, dice Parra. “Esto nos obliga a ser mejores libreros”, subraya Fau.

“Estamos reaccionando y reinventándonos sobre la marcha, repensando el modelo de negocio”.

CATALINA INFANTE, LIBRERÍA CATALONIA

“Creo que el virus va a operar como un editor que obligará a reformular nuestra vida urbana, comercial y cultural” .

SERGIO PARRA, LIBRERÍA METALES PESADOS

Plan de fomento lector impulsa destrezas y habilidades en niños y niñas de Talca

Red Maule, Viernes 27 de marzo de 2020.

El Plan de Fomento Lector apunta a mejorar las destrezas en la comprensión de la lectura, trabajar con la extracción de la información, la inferencia y el pensamiento crítico.

La comprensión lectora en la comuna de Talca, durante los últimos diez años, ha arrojado los índices más bajos en SIMCE y PSU. Tal realidad, impulsó al DAEM a la implementación de un Plan de Fomento Lector para que los niños y niñas mejoren sus destrezas.

El plan ejecutado por el DAEM Talca se ha puesto en marcha gracias al apoyo del Consejo Municipal de Talca y el alcalde Juan Carlos Díaz.

“Los niños más vulnerables tienen menor comprensión de lectura que los niños de familias con nivel socioeconómico más alto. El alcalde Juan Carlos Díaz, hace ya dos años atrás, tuvo esta preocupación de querer democratizar los procesos de lectura, porque la lectura es el predictor más eficaz para ver el nivel de éxito de laboral y académico”, dijo Leonardo Montesinos, integrante del Plan de Fomento Lector.

Actualmente este plan alcanza a 24 establecimientos de la comuna, uno de estos es la Escuela La Florida, donde se implementó el año pasado con un alto nivel de integración. La directora de la escuela, Gloria Iturriaga, destacó la calidad profesional de esta iniciativa.

“Hay muchas iniciativas que se dan, pero son pocas las que realmente son buenas y dan resultados, quiero destacar en esto el plan de fomento lector porque abarca la comprensión lectora y la lecto-escritura. Los chicos al trabajar con el material se va viendo un progreso y se va dando un trabajo mancomunado”, dijo Iturriaga.

ESTRATEGIAS Y DINAMISMO

El Plan de Fomento Lector apunta a mejorar las destrezas en la comprensión de la lectura, trabajar con la extracción de la información, la inferencia y el pensamiento crítico.

“No es que el niño este leyendo simplemente un texto para responder preguntas, hay una función lúdica en la lectura, yo leo, intervengo, dialogo, dibujo, creo a partir de la lectura con mis pares”, especificó Montesinos.

Los libros utilizados en el plan comprenden ilustraciones, preguntas y juegos, todo en pro de fomentar las destrezas en la comprensión e impulsar el interés en los pequeños de la casa.

“Buscamos que la lectura se vuelva entretenida en el aula y con los alumnos, que la lectura deje de ser vista como algo aburrido por el alumno, por eso proponemos trabajo en comunidad”, explica Joaquín Calaf, encargado del Plan de Fomento Lector.

ROL DE LAS FAMILIAS

El Plan de Fomento Lector también busca integrar a las familias en el desarrollo de los niños, pues el texto se presenta de una forma clara para los apoderados.

“Qué es lo que necesitamos como escuela, que haya una identidad y una situación de mayor vinculo, hoy en día el trabajar en conjunto nos da mayor fuerza y ahí podemos trabajar y ahí podemos empezar a hablar de equidad y calidad en la educación, que no tan solo sea la escuela, sino mezclarlo con la casa”, dijo Iturriaga.

La idea es que las familias puedan fomentar y hacer de la lectura parte de sus rutinas. “Cuando los padres entienden a cabalidad lo que el docente está haciendo por sus hijos para poder enseñarles a leer y tú los incorporas explicándole como utilizar este material, esto ojalá provocara un rato en familia entorno a la lectura”, explica Calaf.

LA RECEPCIÓN DE LOS PROFESORES

Como una primera parte el plan de fomento lector cuenta con una inducción que se les da a los profesores de todas las áreas, no solo el profesor de lenguaje, para una enseñanza transversal.

“La participación y el trabajo de los profesores con los estudiantes, el hecho de cambiar el eje de una lectura muy individual a una lectura colaborativa, con sus pares. Cuando leemos en comunidad compartimos los contenidos de la lectura, pero también compartimos como seres humanos”, dijo Montesinos.

La puesta en marcha de este plan aspira mejorar los resultados de comprensión lectura en la comuna en los próximos años. “Lo que esperamos es que los resultados de comprensión que hemos ido diagnosticando y evaluando en la medida que los textos van aumentado den cuenta de esta mayor puntuación en la capacidad de leer comprensivamente en nuestros estudiantes”, aseguró Montesinos.

MEDIDAS ANTE LA CONTIGENCIA

El equipo DAEM inició este viernes la entrega de libros didácticos del Plan de Fomento Lector, a los establecimientos de la comuna.

Considerando la contingencia sanitaria del país, ante la propagación del Covid-19, el equipo espera desarrollar mecanismos junto a los establecimientos, para que se pueda materializar la entrega del material a los niños, pues no solo se pueden trabajar en clases, sino también junto a las familias.

“El Plan de Fomento Lector también busca abordar a las familias, estamos viendo la manera de hacer llegar el material a las familias, de generar capsulas informativas para que puedan entender”, explicó Calaf.

Un trabajo que se realizará en conjunto con los establecimientos, y que pretende abordar todas las realidades, como las escuelas rurales donde no hay internet y las escuelas de alto riesgo.

Ministerio de las Culturas invita a revisar nutrida cartelera digital para niños y niñas

Durante la emergencia sanitaria, recomiendan visitar las plataformas digitales y fomentar el cine, la lectura y el aprendizaje en niños y niñas que se encuentran en sus hogares.

Diario El Centro, Lunes 23 de marzo de 2020.

Apenas habían iniciado el año escolar y tuvieron que regresar a sus casas, en medio de la emergencia sanitaria que obligó al país a extremar las medidas de resguardo para evitar el avance del Covid-19. Desde entonces, los niños, niñas y jóvenes están cumpliendo con sus labores escolares desde el hogar, pero además están buscando alternativas para ocupar su tiempo.

¿Qué pueden hacer? El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio invita a las familias a revisar la nutrida cartelera de actividades disponible en eligecultura.cl, plataforma colaborativa que bajo la modalidad #EligeCulturaEnCasa reúne las más variadas alternativas artísticas y culturales en formato digital.

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés señaló que “de ahora en adelante debemos ser responsables e inculcar en los niños y niñas seguir disfrutando del arte y la cultura pero desde la comodidad y la seguridad del hogar. Las alternativas son muchas. Con solo hacer un click podrán disfrutar de una buena película en Ondamedia.cl, descargar sus libros favoritos en la Biblioteca Pública Digital, y una serie de otros panoramas ideales para disfrutar en familia. Me hubiera encantado que todas estas tecnologías hubieran existido cuando yo era niña. No solo se trata de herramientas educativas, sino que también de verdaderos soportes de entretención”.

Para los que prefieren el cine, la plataforma Ondamedia.cl, que también está disponible en una aplicación para celulares Android e iOS, tiene disponibles más de 300 películas gratuitas y con acceso liberado (las veces que quieran). En la sección de Cortos y Animación está el premiado cortometraje “Cantar con sentido”, que cuenta la vida y obra de Violeta Parra animada en stop motion, y otros títulos como “W.A.R.F” o “Mari Mari”.

BIBLIOTECAS Y PATRIMONIO NACIONAL

Otro imperdible es la Biblioteca Pública Digital. Ingresando a bpdigital.cl los usuarios acceden a una lista que supera los 60 mil títulos, con una amplia variedad de temas y contenidos. Hay cientos de cuentos, literatura infantil, una colección especial de espadas, dragones y hechizos, cómics y textos que proponen ideas y actividades para hacer en casa con materiales simples, además de audiolibros. Esta semana los préstamos se han duplicado y se han alcanzado las 5 mil visitas diarias.

Con un foco patrimonial, Chile para niños es otra buena alternativa. Se trata de un proyecto nacido al alero de Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional (BN), que ofrece una bitácora de minisitios temáticos relatados por Memoriosa, una niña muy curiosa que vive en la BN y sus amigos: el Búho Medina -un ave muy sabia- y la Mariposa, que recorre todo Chile recogiendo las memorias de todos los ciudadanos del país. También hay actividades para descargar y hacer en casa, como un quebrantahuesos (poema que se elabora en base a recortes, juntando frases o palabras que no tienen relación entre sí), un diario de viaje, artesanía y postales.

En el sitio del Consejo de Monumentos Nacionales está disponible “Monumenteando Chile en papel”, para crear maquetas de hitos patrimoniales como las salitreras de Humberstone y Santa Laura, las iglesias de Chiloé o La Moneda. Además, la publicación “Nuestro Patrimonio paleontológico. Fauna Prehistórica de Chile” permite imprimir, conocer y colorear los dinosaurios, el Pelagornis, el Chilesaurus y el Gonfoterio.

En la misma línea, para colorear, calcar y aprender está para descarga gratuita la serie de Pinta y Calca del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. Son parte de esta colección «Flora chilena» de Claudio Gay; «Animales chilenos en peligro»; «Artrópodos chilenos: patas que delatan» y «Aves chilenas».

Cultura acota el ingreso de personas a museos y bibliotecas

El Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio dio a conocer medidas por el coronavirus en Chile.

Cooperativa.cl, Domingo 15 de Marzo de 2020.

El Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio anunció una serie de medidas adoptadas por el avance del COVID-19 en Chile.

En un comunicado, el servicio afirmó que las medidas están orientadas “a la protección de nuestros usuarios, funcionarios y trabajadores”.

En los museos nacionales, Biblioteca Nacional, museos regionales y especializados, bibliotecas regionales, Archivo Nacional, archivos regionales, Seremias, Direcciones Regionales y en todos los espacios que reciben y/o atienden público se ha duplicado la limpieza de las áreas de alto flujo de tráfico de personas como baños, pasamanos, manillas, escritorios, salas de atención, lectura y estudio, dijo el servicio.

Asimismo, informó que la red de módulos de Bibliometro mantendrá la atención de público y que dio “flexibilidad laboral para aquellas funcionarias y funcionarios susceptibles de ser contagiados y que se encuentran dentro del grupo de riesgo”.

En tanto, aseguró que se restringió el ingreso de personas a los recintos, “así como la suspensión de actividades y/o eventos masivos con el fin de no superar más de 200 personas concentradas dentro de un mismo lugar“.

A su vez, se sugirió la postergación para la realización de actividades como talleres, conversatorios y reuniones masivas que convoquen más de 15 personas en un espacio reducido.

Edificios históricos convertidos en librerías: Destino literario

Los libros son los nuevos habitantes de estos históricos edificios, levantados originalmente como iglesia, banco y residencia familiar. Construcciones que, tras años cerradas o abandonadas, encontraron en la reconversión la oportunidad de ser restauradas y empezar una nueva vida como peculiares librerías.

Beatriz Montero Ward, Revista Vivienda y Decoración de El Mercurio, Sábado 14 de marzo de 2020.

Vanguardia rural

Entre las viejas paredes de tierra de una casa de campo abandonada en Xiadi, un pueblo en la provincia china de Fujian, se encuentra una de las librerías más espectaculares del mundo, no solo por la armonía arquitectónica entre lo antiguo y lo moderno, sino que también por el paisaje en el que está inserta, en medio de plantaciones de arroz. Se trata de la Xiadi Paddy Field Bookstore, cuyo proyecto estuvo en manos de la oficina china TAO. Gran parte de la nueva construcción se esconde dentro de los restos de una antigua casa y por tanto, desde afuera, parece que allí no hubiera pasado nada, demostrando enorme respeto por la cultura local y el entorno natural. “Los vestigios sirven como un contenedor que envuelve la nueva estructura de concreto y acero”, dice la memoria del estudio de arquitectura. En el interior, un par de muros de hormigón conforman la base mientras que una losa voladiza se extiende por todo el espacio, conectando las viejas paredes de tierra apisonada. En el centro, una columna de acero soporta la cubierta con forma de paraguas, cuya posición y geometría alude a la tipología del techo original.

Templo de libros

En la ciudad holandesa de Masstricht, una iglesia gótica construida en 1294 y consagrada a la orden de los Dominicos, se transformó, se la mano del estudio de arquitectura Merkx y Girod, en una impresionante librería. Fue después de años de estar un tanto abandonada y de servir a variados usos, entre ellos como depósito de bicicletas, que se decidió adaptar el espacio, de colosales dimensiones, columnas de mármol y una serie de pinturas murales históricas en sus techos de bóvedas nervadas, para albergar la sede de la tienda de libros Selexyz Dominicanen. El proyecto, respetuoso de la esencia del edificio, planteó tocar al mínimo la estructura original y generar mayor espacio a través de una pasarela monumental de acero negro, de varias alturas, ubicada en el lado derecho del templo. De este modo, el ala izquierda conserva la altura completa, mientras que en la otra, según se vaya ascendiendo y desplazándose en paralelo a los estantes, se experimenta cercanía con los elementos arquitectónicos de época. Los grandes ventanales de ojiva favorecen la luminosidad interior, creando un ambiente casi místico, y su cafetería con un gran mesón en forma de cruz, ubicada en la planta baja, ofrece el ambiente perfecto para hojear y dar un primer vistazo a las compras.

Tesoro de letras

Es la librería más grande de California, Estados Unidos, dedicada a discos, textos nuevos y usados, pero también la más única. Ubicada en el gran atrio de un edificio que en otra época fue un banco, en el centro de la ciudad de Los Ángeles (453 South Spring Street), The Last Bookstore ofrece una experiencia singular: túneles de libros, habitaciones laterales ocultas con más de cien mil textos viejos a la venta, volúmenes colgando o suspendidos en vuelo como si estuvieran explotando desde una estantería. Muchos de los elementos arquitectónicos originales de la construcción que estuvo abandonada por largo tiempo se conservaron, entre ellos las columnas de mármol, el alto cielo y las pesadas cajas de fondo en las que hoy en vez de fajos de billetes se atesoran libros. El proyecto lo realizó el arquitecto Rob Mothershed.

De Premio Nobel

Un edificio de estilo neoclásico diseñado en 1909 por Thomas Hooper para el Royal Bank de Canadá, en la ciudad canadiense de Victoria, Columbia Británica, alberga hoy a Munro’s Books, una librería fundada a comienzos de la década de 1960 por Jim Munro y su esposa, Alice Munro, escritora y Premio Nobel 2013. A la espectacular herencia dejada por la construcción, su grandiosa especialidad y sus buenas proporciones y terminaciones, los propietarios se encargaron de imprimirle un sello particular a través de una serie de tapices -Las cuatro estaciones- realizados especialmente para el lugar por la artista textil Carole Sabiston.
El imponente atrio central contiene los estantes repletos de libros ordenados por temas. Las cajas y mesones de atención, cuyo diseño alude a aquellos de los antiguos bancos, acompañan y complementan el mobiliario en el que la madera es la gran protagonista.

Lucía Abello: “Cada persona es un potencial lector y desde ahí proyectamos nuestra labor”

Lucía Abello: “Cada persona es un potencial lector y desde ahí proyectamos nuestra labor”

Por Daniel Navarrete Alvear, Valdivianas, Diario Austral de Valdivia, Sábado 22 de febrero de 2020.

La nueva Coordinadora Regional de Bibliotecas Públicas, analiza los desafíos de su gestión en Los Ríos. Es bibliotecóloga, botánica y licenciada en Tecnologías de la información. Asumió el cargo en enero.

Hace ocho años Lucía Abello fue escogida como Bibliotecaria Destacada por el Colegio de Bibliotecarios de Chile. El reconocimiento es parte de un extenso curriculum donde figura haber sido la directora de la Biblioteca Pública Municipal de Doñihue por más de dos décadas; y al que ahora agrega ser la nueva Coordinadora Regional de Bibliotecas Públicas de Los Ríos.

Asumió el cargo en enero. Está a la cabeza de un equipo de seis profesionales con la misión de reforzar el trabajo de cada una de las doce bibliotecas públicas que hay en la región. Las que funcionan vinculadas a las municipalidades y que con el paso del tiempo se han vuelto lugares donde hay mucho más que solamente libros. Y la clave para entender eso, está en los usuarios.

“Cada persona es un potencial lector y desde ahí proyectamos nuestra labor. Las personas tienen múltiples necesidades y aunque las bibliotecas deben promover la lectura, no necesariamente debe ser ese el punto de entrada para relacionarse con las comunidades. Tal vez las personas no quieren ser lectoras, tal vez solo quieren ser escuchadas y ese espacio es el que se genera en las bibliotecas como un lugar de acogida”, explica Abello. Y agrega: “Todo sin olvidar que ya no se trata de leer solo el libro, si no hablamos de hacer lecturas del mundo, del entorno, de las personas, de todo aquello en lo que nos involucramos en el día a día. Para ello debemos comprender las bibliotecas como verdaderos motores para el cambio”.

– ¿Cómo han enfrentado estos espacios el paso del tiempo y las nuevas tecnologías?
Las bibliotecas y quienes trabajan en ellas han debido evolucionar conforme a los tiempos. Antaño se concebían como espacios en que se custodiaba el saber y el conocimiento de la humanidad, de acceso privilegiado a unos pocos; ahora apreciamos la existencia de bibliotecas híbridas donde conviven el libro y las tecnologías de la información. Eso ha implicado hacer un cambio de paradigma, en donde se deben incorporar los diversos tipos de lecturas que hacemos en la actualidad: leemos no sólo libros, diario o revistas en papel sino que también información contenida en diversos soportes que posibilitan las lecturas digitales. Las bibliotecas se modernizan en la medida que nosotros cambiamos nuestra mirada de ellas y las concebimos ya no como ente facilitador de libros, si no como espacios dinámicos, atractivos, multiculturales, donde todo puede pasar.

– ¿De qué forma se han transformado en lugares de encuentro social comunitario?
Ha sucedido cuando se decide incorporar la participación de las personas que integran la comunidad en las que se insertan las bibliotecas con todo lo que ello implica: conocerlas, saber su opinión, sus sueños, sus esperanzas. Cuando ello sucede permitimos que cada habitante se sienta integrado, reconocido, considerado, lo que posibilita que se desarrolle en ellos un sentido de pertenencia e identidad con su biblioteca.

Destaco lo que sucede en nuestra región que apunta a esa mirada: los servicios de los Clubes de Lectura (que es un programa consolidado en el territorio) donde prácticamente todas las bibliotecas públicas cuentan con uno o más de estos grupos. En la misma línea, el programa Memorias del Siglo XX, es un ejemplo de cómo la comunidad se reúne a compartir recuerdos y añoranzas a partir de un pasado común, que convoca fuertemente. Somos una de las cinco regiones del país en la que está presente el programa y es la que más actividades desarrolla en el año y vemos allí que son las bibliotecas públicas las encargadas de poner en valor el patrimonio e historia local de sus comunidades.

LA REALIDAD LOCAL

Para Lucía Abello, Los Ríos es un territorio privilegiado en materia de arte y cultura, contexto que además favorece la relación de la comunidad con sus bibliotecas.

“Siento que hay una relación estrecha, sin embargo debemos tener un trabajo permanente con las autoridades comunales para que nunca se pierda de vista que las bibliotecas no deben considerarse un gasto, sino que más bien una inversión. Por ser una región más pequeña, estamos bien encaminados en ese sentido, en comparación a territorios mucho más grandes”.

Lo mismo aplica en relación a la generación de vínculos con la comunidad creativa regional. Así por ejemplo se espera seguir trabajando en ideas como el programa Bibliotecas son Más que Libros, donde artistas tuvieron a las bibliotecas como espacios para exhibir sus obras, realizando además talleres sobre sus respectivas ocupaciones.

– ¿Es posible que propuestas de ese tipo tengan continuidad?
Personalmente creo que las bibliotecas efectivamente deben ser lugares no tan solo para los libros. En ese sentido tenemos el compromiso de conocer a nuestros artistas, saber lo que hacen y así encausar un trabajo conjunto que dinamice los espacios. Además, es una buena forma de integrar nuestros entornos con miradas que son de otras partes.

– ¿Qué otras ventajas comparativas le ofrece la región a las bibliotecas públicas?
En Los Ríos hay una gran riqueza natural y social. En las universidades y sus académicos también vemos aliados importantes. En general siento que el ánimo de colaboración es mucho más cercano.

– ¿Cuáles son sus desafíos en la institución?
Trabajar en conjunto con las Bibliotecas de la región en la visibilización de sus respectivos trabajos desde la mirada que nos entregan los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 que lidera la ONU y de la que Chile es parte integrante; y también lo que promueve la Federación Internacional de Asociaciones Bibliotecarias, el ente rector de las Bibliotecas a nivel mundial, ha trabajado y adoptado considerando que las bibliotecas aportan al desarrollo ambiental, económico y social de sus comunidades y donde nadie se puede ni debe quedar atrás. Asimismo, queremos colocarnos a disposición de los entes regionales, entre ellos, la Mesa de Lectura de la Seremi de Las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que es la que está trabajando en la implementación del Plan Regional de Lectura.

Otro desafío es seguir fortaleciendo el trabajo bibliotecario que dice relación con el fomento lector. En 2019 se superó la meta del año anterior, lo que se traduce en 65.554 préstamos de material bibliográfico a nivel regional y donde las lectoras mujeres corresponden al 66.1%, según datos enviados por la Coordinación de Estudios del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas.

Nueva institucionalidad

El Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas, con sus respectivas coordinaciones regionales, depende del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural. Esta institucionalidad fue creada con el nacimiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. De esta manera se optó por descentralizar los servicios orientando la gestión hacia las características propias de cada territorio.

Amante de los libros y de las plantas

Como usuaria de bibliotecas públicas, Lucía Abello reconoce una práctica poco habitual. “Para los libros de lectura rápida como las novelas, prefiero pedirlos en préstamo en las bibliotecas públicas. Ahora sucede que si empiezo a leer una saga cuyos libros no están todos en la biblioteca, termino comprando los faltantes, los leo y los regalo a la misma biblioteca, que es lo que me pasaba en mi anterior trabajo. Ser usuaria de ellas me permite, por un lado, ahorrar y acceder a una mayor diversidad de títulos y conocer qué está ofreciendo el mercado editorial”, dice.

La botánica es otro de sus pasatiempos. Se define como aficionada, no obstante ha participado y expuesto en congresos de la Sociedad de Botánica de Chile y es coautora de los libros “Plantas trepadoras, epífitas y parásitas nativas de Chile. Guía de Campo”, “Joyas de Doñihue y la Reserva Nacional Roblería del Cobre de Loncha” y “Plantas silvestres comestibles y medicinales de Chile y otras partes del mundo”.

Nueva biblioteca en San Pedro de Atacama invita a la comunidad a disfrutar de la literatura en esta temporada estival

Las dependencias, inauguradas en agosto de 2019 y emplazadas en la población de Alto Jama, corresponden a un proyecto desarrollado por vecinos del sector y financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Timeline Antofagasta, 13 de febrero de 2020.

Incentivar la lectura de niñas, niños y adultos con la habilitación de una serie de espacios que conjugan infraestructura y tranquilidad, es el objetivo de la nueva Biblioteca de Alto Jama, la cual sus promotores buscan transformar durante las presentes vacaciones en un panorama para los vecinos de San Pedro de Atacama.

Instalaciones que son el resultado del trabajo de los integrantes de la Junta de Vecinos de Alto Jama, quienes después de tres años desarrollado talleres de reforzamiento para escolares de la comuna, decidieron dar el salto, con la elaboración de un proyecto que hoy es una realidad.

Para Luz Riquelme, presidenta de la Junta de Vecinos de Alto Jama, la implementación de esta biblioteca, hace realidad el anhelo de contar con un espacio más amplio y apto para las actividades que desarrollaban con niños de toda la comuna.

“Poder tener una biblioteca para nosotros como junta ha sido un acontecer muy importante. Cuando postulamos el proyecto lo hicimos pensando en las niñas y niños de todo San Pedro de Atacama, teniendo presente que en nuestros reforzamientos también participaban pequeños de Toconao, por eso hoy estamos felices al contar con un espacio de estas características” indicó la dirigente.

Por su parte Gloria Valdés, Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la región de Antofagasta, destaca las acciones que desarrolla el área de Fomento de esta Secretaria Ministerial en relación al fomento a la lectura en el territorio.

“Es importante destacar que nuestro rol como Ministerio no termina con el financiamiento de una biblioteca, esto más bien es el punto de partida de una serie de acciones orientadas al desarrollo de los hábitos de la lectura. Por eso fue tan importante el lanzamiento del primer plan de la lectura de la región de Antofagasta el 2019, una hoja de ruta con compromisos y acciones que nos permiten seguir acompañando a la Biblioteca Alto Jama, beneficiando así a toda la comunidad” comentó Valdés.

Respecto a la biblioteca, cabe señalar que esta cuenta con tres espacios; el primero destinado a una sala de computación, un segundo utilizado para realizar reforzamientos el cual cuenta con sillas y mesas, y un tercero espacio equipado con libros para todas las edades.

La iniciativa seleccionada en la convocatoria 2019 del Fondo del Libro y la Lectura, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, deja en evidencia el positivo impacto de los denominados Fondos Cultura en el territorio, y la importancia que la comunidad participe y postule.