• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 83 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Abierta y gratuita: debuta la Biblioteca Digital Mineduc

Más adelante se incorporarán también fotografías y registros audiovisuales

Abierta y gratuita: debuta la Biblioteca Digital Mineduc

Miércoles 27 de febrero de 2019, Romina de la Sotta Donoso, Cultura El Mercurio

Son revistas, libros y circulares claves para entender la historia de la educación en Chile. Un acervo que ahora se pone a disposición de la comunidad docente y la ciudadanía en una plataforma web.

Tras dos años de un sigiloso trabajo de digitalización, debuta la Biblioteca Digital Mineduc, plataforma que pretende cuadruplicar sus registros online de acá a fin de año.

Se trata de un rico acervo de revistas, ensayos, libros y circulares que custodia el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Mineduc, organismo creado en 1967 para apoyar la Reforma Educacional del gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Actualmente, el CPEIP está mandatado a implementar la ley de 2016 que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente. Una ley que cambió el paradigma del profesorado y de la calidad docente, según la directora del CPEIP, Francisca Díaz Domínguez. “Hoy el docente es un aprendiz de por vida; es un profesional que aprende día tras día, en su lugar de trabajo a partir de la reflexión sobre su propia práctica cuando entra en diálogo con sus pares. Entonces, nos parece del todo acertado proveerle del conocimiento acumulado en docencia para contribuir también a ese aprendizaje”, explica.

La plataforma viene a complementar la Biblioteca Digital Escolar, pero la comunidad docente no es su destinatario único. Para la ciudadanía, este acervo tiene valor patrimonial e histórico, y toda navegación conduce a interesantes hallazgos, gracias a la amable interfaz de Bibliotecadigital.mineduc.cl.

El portal se organiza en cuatro ámbitos: Recursos docentes -planificación de clases y asuntos didácticos-; Investigación y estudios -gestión de escuelas, bienestar de estudiantes, convivencia escolar-; Normativas y políticas-currículum, reglamentos y orientaciones-, y Colección patrimonial.

Esta última incluye tesoros bibliográficos, como las publicaciones vinculadas a la Reforma de 1965 y ejemplares de la famosa Revista de Educación de los años 90. Documentos épicos, críticos y optimistas.

“Lo histórico es tremendamente importante en educación, saber qué hubo detrás de una toma de decisión o de una determinada política, y cómo fue esa discusión, son cosas que explican muchos fenómenos que estamos viviendo hoy. Es importante tener esa reflexión cuando se hacen políticas de Estado”, comenta Díaz.

La profesora de Educación Básica y especialista en desarrollo profesional docente destaca el potencial de estos documentos para interpretar nuestra historia reciente. Por ejemplo, los marcos curriculares. “Uno podría ir viendo cómo ha ido cambiando el currículum, que es en lo que el país se ha puesto de acuerdo que le quiere enseñar a las nuevas generaciones. También se pueden identificar temas que han sido desarrollados de mejor manera en el pasado y que fueron dejados de lado porque se le dio prioridad a otro tema y no se hizo una triangulación oportuna”, dice.

Actualmente, la plataforma web cuenta 2.200 registros, y su meta para diciembre son 8.200.

No obstante, eso sigue siendo una fracción del acervo del CPEIP, que también tiene una colección de unas 3.500 fotografías análogas y cerca de 5 mil cintas de registros audiovisuales de los años 70 y 80, que esperan digitalizar en una segunda etapa del proyecto. “Podríamos avanzar, a lo mejor por temáticas, porque son registros que dan cuenta de procesos muy relevantes”, reconoce Díaz.

Otra ruta sería coordinarse con el Museo de la Educación Gabriela Mistral, que resguarda los acervos previos a 1965, y avanzar así en la construcción de una memoria de la educación chilena que no esté trunca.

“No lo descarto. Nos satisface dar este primer paso, con un convencimiento profundo de que hay un patrimonio que preservar. Y ahora se está barajando una nueva inyección de recursos para una segunda etapa que, justamente, podría ser en la línea de complementarlo”, cierra Francisca Díaz.

Los valiosos documentos custiodados por el CPEIP son digitalizados con un escáner donado por la Unesco y dotado de tecnología para fotografías y películas.

Anuncios

Dejar que los niños escojan los libros y leer en familia ayuda a encantarlos con la lectura

Para sacar provecho a las últimas semanas de vacaciones:

Dejar que los niños escojan los libros y leer en familia ayuda a encantarlos con la lectura

Lunes 18 de febrero de 2019, C. González, Educación El Mercurio

Psicólogos y especialistas en educación entregan estrategias para fomentar el hábito lector en las distintas edades. Ampliar la imaginación y el lenguaje son algunos beneficios.

Durante todo este mes, dos bibliotecas móviles han recorrido trece regiones del país, desde Arica hasta Los Lagos, invitando a leer a todos los que estén a su paso. La iniciativa del Ministerio de Educación, llamada “Leo primero por Chile” y que además incluye una biblioteca digital con más de 3.000 títulos disponibles en su sitio web, tiene como objetivo incentivar el hábito de la lectura entre los más pequeños.

La razón está en los números: según datos del Estudio Nacional de Lectura 2017, más de 158 mil escolares pasan a 2° básico sin un nivel adecuado de lectura. La cifra no mejora en cursos superiores, ya que solo el 42% de los alumnos de 4° básico logra un nivel óptimo.

“Este diagnóstico muestra que estamos en deuda y no podemos permitir que más generaciones se queden atrás”, dice Paz Balbontín, profesora de enseñanza media y asesora de gabinete del Mineduc.

Los beneficios que están quedando encerrados en libros sin abrir son muchos.

Dar el ejemplo

Además de ampliar la imaginación y favorecer el lenguaje y el pensamiento, “la lectura es un aprendizaje instrumental”, enfatiza Carolina Alcorce, psicopedagoga del Colegio Pumahue, perteneciente a la Red Internacional de Educación Cognita. “Tanto la lectura como la escritura son instrumentos que dan autonomía y abren las puertas a cualquier otro aprendizaje”.

Idea con la que concuerda María Patricia Astaburuaga, directora de Pedagogía en Educación Parvularia y Básica de la U. Mayor. “El hábito de la lectura permite ampliar el vocabulario y ello, a su vez, incrementa las posibilidades de mejorar la comprensión global, la precisión de las ideas y desarrollar el pensamiento”.

Todos, aspectos que van fortaleciendo las habilidades cognitivas, una mejor trayectoria escolar y, en definitiva, una mayor autoestima de niños y niñas, enfatiza la especialista.

Acceder a todas estas ventajas es sencillo, pero no siempre se promueve de la mejor manera el hábito lector.

Por eso, aprovechando que aún quedan días de vacaciones, se puede incorporar la lectura como una actividad familiar más, asociada a lo entretenido del verano y lejos de las obligaciones y deberes del colegio.

Precisamente, no presionar ni obligar a hacerlo es la primera regla, enfatizan las expertas.

“Hay que evitar imponer la lectura o castigar con ella. Mandarlo a su pieza a leer porque se portó mal es tremendamente negativo”, dice Alcorce.

Como en todo orden de cosas, el ejemplo es la mejor enseñanza, comenta Astaburuaga. “Cuando hay padres, hermanos mayores o abuelos lectores, por ejemplo, los niños y niñas sentirán interés y curiosidad por leer”. Ya sea en preescolares como en alumnos de enseñanza medida, “en todas las edades, las estrategias son parecidas”, agrega.

En el caso de los más pequeños, “es un excelente hábito leerles y contarles cuentos diariamente, a la hora de dormir o después de almuerzo, en la tarde”, plantea Astaburuaga. Fábulas, poesías o pequeños relatos familiares son también buenas ideas que ayudan a acerca a los niños con este hábito.

Carolina Alcorce sugiere generar instancias de lectura en familia u organizar panoramas, como salir juntos a la librería durante un viaje, o hacer excursiones al campo para leer. “Son experiencias únicas que el niño incorporará como parte esencial de su desarrollo. Si no se dispone de mucho tiempo, pequeños gestos como aprovechar los domingos para leer todos juntos también ayudan”.

En el parque o la playa

También es aconsejable dejar de lado el escritorio y buscar lugares que estimulen la imaginación. “Las bibliotecas son un espacio idóneo para leer y estudiar, pero también los parques y otros espacios abiertos, como la playa o el campo”, dice Alcorce.

Sacar los libros del contexto académico ayuda a mostrar la cara lúdica de la lectura, agrega. “Leer debe ser un acto placentero, y lo será en la medida que lo disfruten. Por lo tanto, son válidas las lecturas de cómics, revistas, guías, manuales de juegos, periódicos, etc.”.

Lo importante es que el niño elija, pero poniendo atención en que el lenguaje y contenido sean adecuados a su edad.

“Si le gusta el fútbol, puede ser un libro sobre biografías de jugadores o historia de los mundiales. No hay que encasillar la lectura en géneros narrativos o novelas más clásicas -precisa Alcorce-. De a poco, a medida que adquieren el gusto, van a ir probando otros textos”.

¿Libros en papel o digitales?

“No hay que tenerle miedo al mundo digital, pues es el entorno natural donde se desarrollan nuestros hijos”, dice Carolina Alcorce. Los libros digitales también son una buena manera de fomentar la imaginación y la creatividad en los niños, sobre todo si son interactivos. “Está en estudio si se obtienen los mismos beneficios, pero el problema es evitar que pasen muchas horas frente a una pantalla”.

Para complementar, “existen talleres de cuentos que ofrecen algunos municipios, centros culturales o fundaciones; espacios de incentivo a la lectura y de libre acceso”, agrega María Patricia Astaburuaga.

Asimismo, las redes sociales pueden ser una herramienta útil para avivar el gusto por la lectura entre los adolescentes, comenta Alcorce. “Una alternativa son los clubes virtuales de lectura, en donde pueden buscar reseñas de obras para leer, pero también aportar con sus comentarios”.

Cuándo comenzar

Nunca es tarde para adquirir motivación por la lectura, “pero hay edades clave como la primera infancia”, dice la psicopedagoga Carolina Alcorce. “Los niños pequeños aprenden por imitación. Para generar el hábito lector, mientras más pequeño es el niño es más fácil”, agrega.

Opinión: “Librería Popular”

Carta publicada en el diario La Tercera el miércoles 13 de febrero de 2019

SEÑOR DIRECTOR

Causa extrañeza la carta publicada con fecha 9 de febrero, escrita por Felipe Bravo Alliende, que compara erradamente el proyecto de librería popular de Recolta con el sistema de redes y bibliotecas de dos comunas de la zona oriente de Santiago, diciendo que en Recoleta se privilegiaría la venta de libros por sobre el acceso gratuito, o por sobre el fomento a las bibliotecas públicas.

Es importante saber que durante los últimos cinco años se han aumentado los puntos de lectura y sistema de bibliotecas en la comuna de Recoleta: se creó el punto de lectura Eduardo Galeano, que funciona en la municipalidad y que tiene sistema de préstamos de libros sin costo, al igual que los puntos de lectura en los cuatro Centros de Salud Familiar, en el Parque de la Infancia, en el Mercado Tirso de Molina, y el proyecto emblemático de la Biblioteca Pedro Lemebel, que abrió sus puertas en noviembre de 2017, y que cuenta con un alto estándar en infraestructura y en catálogo de préstamos gratuitos.

La librería popular es un proyecto que busca satisfacer otra necesidad, que está resuelta en comunas de la zona oriente, y que es tener librerías a la mano; en este caso, a un bajo costo. ¡Doble pega hecha para Recoleta!

Natalia Cuevas Guerrero
Concejala de Recoleta

Cae la edición de libros electrónicos en España

30,8% menos:

Cae la edición de libros electrónicos en España

Miércoles 13 de febrero de 2019, Cultura El Mercurio

La entrega de los datos del International Standard Book Number (ISBN), en España, por parte de la Federación del Gremio de Editores, dio cuenta de una fuerte baja en la producción de libros electrónicos en ese país. Estos pasaron de 27.394 títulos editados en 2017 a 18.951 en 2018, una caída del 30,8%. El gremio no se explica la baja.

Contrapunto abre outlet en Santiago

Descuentos de hasta 70%:

Contrapunto abre outlet en Santiago

Miércoles 13 de febrero de 2019, Cultura El Mercurio

Ayer se inauguró el outlet de la cadena Contrapunto, referente en libros de arte y fotografía, en el subsuelo de la tienda de Huérfanos 665. En el lugar, se pueden encontrar textos similares a los de los demás locales, con descuentos de 30%, 50% y 70%, según si los libros presentan fallas, como tapas rayadas o puntas dobladas. Este nuevo espacio abre de lunes a viernes, entre 10:00 y 20:00 horas, y sábados hasta las 14:00 horas.

Opinión: “Librería”

Carta publicada en el diario La Segunda el día martes 12 de febrero de 2019

Señor Director:

En la edición de ayer fue publicada una entrevista a Joan Usano, dueño de la librería Takk. En ella el entrevistado menciona que la dueña anterior es una mujer chileno-italiana que le traspasó la librería por un supuesto retorno a Italia. Esta información es incorrecta: la dueña original -mi madre, quien fundara y creara el concepto Takk- es Isabel Carrasco, chilena y habitante de Santiago.

Fueron motivos económicos los que la hicieron desprenderse, con dolor, de ese bello proyecto que reúne tanto en su nombre (Takk significa “gracias” en noruego) como en su logo, estética y contenido, profundas raíces biográficas de mi familia.

Junto con corregir este error con asumo involuntario, y agradecer a Joan por una gestión que ha mantenido el proyecto a flote, quisiera aprovechar de rendir un pequeño homenaje a Isabel, quien, desde sus sencillos orígenes en el campo chileno, fue capaz de cristalizar sus profundas inquietudes en lo que hoy es un hito de Providencia

Felipe Larenas Carrasco

Cómo es por dentro la librería flotante más grande del mundo

Martes 12 de febrero de 2019, Gonzalo Cepeda Vergara Desde Valparaíso, Cultura El Mercurio

Atracado en Valparaíso, el “Logos Hope” recibió unas 4.500 personas diarias para visitar su espacio de libros. Ahora llega al puerto de Lirquén y terminará su estadía en Punta Arenas.

Una larga fila de personas esperaba el sábado pasado ingresar al “Logos Hope”, un crucero cuyo objetivo no es el viaje de descanso por el Caribe, sino llevar cultura a través del mundo. La embarcación cumple su primer mes en Chile y en su último sábado en el molo de abrigo del puerto de Valparaíso -estuvo primero en Antofagasta- unas seis mil personas lo visitaron, siendo el promedio entre 4.500 y 5.000 al día. Ayer zarpó hacia el puerto de Lirquén, donde estará hasta el 28 de febrero, para terminar su estadía en Punta Arenas, entre el 6 y el 15 de marzo. Luego seguirá su travesía hacia Argentina.

GBA Ships es la organización, sin fines de lucro, con base en Alemania, que comanda esta máquina marina, cuyo objetivo es “compartir conocimiento, ayuda y esperanza”, como señala Jemima Bessa, quien lleva un año y cinco meses en el barco y fue coordinadora en la visita a Valparaíso. Ella es una de los 400 tripulantes, personas voluntarias de diferentes partes del mundo que pagan por trabajar en el “Logos Hope”.

El corazón de este proyecto es la librería, que ofrece más de cinco mil títulos en 610 m {+2} , de los cuales un 70% es en español y un 30% en inglés. En el enorme espacio dentro del buque hay para todos los gustos: novelas, biografías, diccionarios, también textos de liderazgo, economía, música, cocina, religión e historia. Existe una sección especial para niños, con novelas clásicas infantiles como “Peter Pan” e historias de Disney, y ofertas de 2×1 de libros. La bolsa “Logos Hope” cuesta $3.000 y en ella se pueden llevar cuatro artículos diferentes. Porque esta librería también tiene lápices, libretas, artículos para colorear libros, botellas para agua y otros adminículos. La bodega del barco guarda 800 mil libros.

Los precios son muy convenientes. Como explica Jemima Bessa: “Cuando llegamos a Chile, nosotros pagamos los impuestos a los libros que se encuentran en nuestra librería. Entonces, para la gente que acude a comprar no hay impuesto”.

Como el “Logos Hope” pasa gran parte del año en viaje por el mundo, no es viable modificar en la tapa de los libros el valor de estos. Es por esto que poseen un sistema único de precios, les llaman unidades. Así, 100 unidades equivalen a dos dólares, lo que en Chile es $1.600. Los precios van desde las 50 unidades ($800) hasta las 1.500 ($24.000). Por ejemplo, a $3.200 se encuentran “Romeo y Julieta”, de Shakespeare; “Los viajes de Gulliver”, de Jonathan Swift; “Leyendas de la Alhambra”, de Washington Irving; “Los tres mosqueteros”, de Alejandro Dumas, y el volumen uno de “Las novelas ejemplares”, de Miguel de Cervantes. “Nelson Mandela”, de Beatrice Gormley, cuesta $4.800, y las memorias de la ex secretaria de estado estadounidense Condoleezza Rice, $6.400.

“Es genial que este barco llegue con todos estos libros a disposición. Me llevo como 15 productos, entre libros y otros artículos, y pagué $10 mil”, cuenta uno de los visitantes, un caballero mayor que se iba feliz.

Ingresar al “Logos Hope” cuesta $1.000, y una visita guiada, $2.000. En esta nave también hay otras actividades, como obras de teatro en su sala para 400 personas y una exposición, que también cobran entrada, cada una por separado.

El barco también realiza actividades en tierra, en la comunidad en donde estén atracados. “Hacemos acciones caritativas para fundaciones, comunidades y escuelas, según sus necesidades”, explica Jemima Bessa, sobre otras de la funciones de este gran barco librería.