• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 87 seguidores más

  • Dónde estudiar bibliotecología
  • Libérate lee
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Secciones

Edificios históricos convertidos en librerías: Destino literario

Los libros son los nuevos habitantes de estos históricos edificios, levantados originalmente como iglesia, banco y residencia familiar. Construcciones que, tras años cerradas o abandonadas, encontraron en la reconversión la oportunidad de ser restauradas y empezar una nueva vida como peculiares librerías.

Beatriz Montero Ward, Revista Vivienda y Decoración de El Mercurio, Sábado 14 de marzo de 2020.

Vanguardia rural

Entre las viejas paredes de tierra de una casa de campo abandonada en Xiadi, un pueblo en la provincia china de Fujian, se encuentra una de las librerías más espectaculares del mundo, no solo por la armonía arquitectónica entre lo antiguo y lo moderno, sino que también por el paisaje en el que está inserta, en medio de plantaciones de arroz. Se trata de la Xiadi Paddy Field Bookstore, cuyo proyecto estuvo en manos de la oficina china TAO. Gran parte de la nueva construcción se esconde dentro de los restos de una antigua casa y por tanto, desde afuera, parece que allí no hubiera pasado nada, demostrando enorme respeto por la cultura local y el entorno natural. “Los vestigios sirven como un contenedor que envuelve la nueva estructura de concreto y acero”, dice la memoria del estudio de arquitectura. En el interior, un par de muros de hormigón conforman la base mientras que una losa voladiza se extiende por todo el espacio, conectando las viejas paredes de tierra apisonada. En el centro, una columna de acero soporta la cubierta con forma de paraguas, cuya posición y geometría alude a la tipología del techo original.

Templo de libros

En la ciudad holandesa de Masstricht, una iglesia gótica construida en 1294 y consagrada a la orden de los Dominicos, se transformó, se la mano del estudio de arquitectura Merkx y Girod, en una impresionante librería. Fue después de años de estar un tanto abandonada y de servir a variados usos, entre ellos como depósito de bicicletas, que se decidió adaptar el espacio, de colosales dimensiones, columnas de mármol y una serie de pinturas murales históricas en sus techos de bóvedas nervadas, para albergar la sede de la tienda de libros Selexyz Dominicanen. El proyecto, respetuoso de la esencia del edificio, planteó tocar al mínimo la estructura original y generar mayor espacio a través de una pasarela monumental de acero negro, de varias alturas, ubicada en el lado derecho del templo. De este modo, el ala izquierda conserva la altura completa, mientras que en la otra, según se vaya ascendiendo y desplazándose en paralelo a los estantes, se experimenta cercanía con los elementos arquitectónicos de época. Los grandes ventanales de ojiva favorecen la luminosidad interior, creando un ambiente casi místico, y su cafetería con un gran mesón en forma de cruz, ubicada en la planta baja, ofrece el ambiente perfecto para hojear y dar un primer vistazo a las compras.

Tesoro de letras

Es la librería más grande de California, Estados Unidos, dedicada a discos, textos nuevos y usados, pero también la más única. Ubicada en el gran atrio de un edificio que en otra época fue un banco, en el centro de la ciudad de Los Ángeles (453 South Spring Street), The Last Bookstore ofrece una experiencia singular: túneles de libros, habitaciones laterales ocultas con más de cien mil textos viejos a la venta, volúmenes colgando o suspendidos en vuelo como si estuvieran explotando desde una estantería. Muchos de los elementos arquitectónicos originales de la construcción que estuvo abandonada por largo tiempo se conservaron, entre ellos las columnas de mármol, el alto cielo y las pesadas cajas de fondo en las que hoy en vez de fajos de billetes se atesoran libros. El proyecto lo realizó el arquitecto Rob Mothershed.

De Premio Nobel

Un edificio de estilo neoclásico diseñado en 1909 por Thomas Hooper para el Royal Bank de Canadá, en la ciudad canadiense de Victoria, Columbia Británica, alberga hoy a Munro’s Books, una librería fundada a comienzos de la década de 1960 por Jim Munro y su esposa, Alice Munro, escritora y Premio Nobel 2013. A la espectacular herencia dejada por la construcción, su grandiosa especialidad y sus buenas proporciones y terminaciones, los propietarios se encargaron de imprimirle un sello particular a través de una serie de tapices -Las cuatro estaciones- realizados especialmente para el lugar por la artista textil Carole Sabiston.
El imponente atrio central contiene los estantes repletos de libros ordenados por temas. Las cajas y mesones de atención, cuyo diseño alude a aquellos de los antiguos bancos, acompañan y complementan el mobiliario en el que la madera es la gran protagonista.