Asumió nueva rectora de la Utem

Las Últimas Noticias. Santiago, Chile. 24/06/2008

Haydée Gutiérrez Vilches asumió formalmente como rectora subrogante de la Universidad Tecnológica Metropolitana (Utem), con el desafío de restablecer las confianzas tanto al interior de esta casa de estudios superiores, como con la comunidad nacional.

La académica es sicóloga de la Universidad Academia Humanismo Cristiano, egresada del magíster en Filosofía de las Ciencias de la Universidad de Santiago de Chile, profesora de Filosofía y bibliotecaria de la Universidad de Chile. Desde 1985 se desempeña como académica de la Universidad Tecnológica Metropolitana y, desde abril del presente año hasta su nombramiento como rectora (s), ejerció el cargo de directora del Departamento de Gestión de la Información de la Utem.

‘Hay comerciantes que se leen dos libros por semana’

Las Últimas Noticias. 2/06/2008.

Víctor Alvarado reparte libros entre papas y cebollas

Roberto Riveros J.

–¿Leyó”La Fiesta del Chivo” de Mario Vargas Llosa? Creó que es una de sus obras mejor logradas, con una prosa cruda y contingente, reflejo de su particular lenguaje.
–Aún no, pero a juzgar por la profundidad y agudeza de “Conversación en la Catedral”, valdrá la pena leerla.

Esta ilustrada conversación entre cultos camaradas, digna del más distinguido escenario, ocurre entre gritos de cargadores, vendedores y caseros durante una mañana cualquiera en el corazón de la Vega Central, frente al mesón de la diminuta biblioteca pública inaugurada en el 2005 y bautizada como “El fruto de los libros”.

Allí, en la denominada Casa de Flores (Rucaray con Lastra), Víctor Alvarado, de 25 años de edad, estudiante de bibliotecología, compite a diario con la atractiva oferta de verduras, frutas y legumbres. “No puedo decir que todos los comerciantes de acá sean buenos lectores, pero hay veguinos que se leen dos libros por semana. Algunos se han llevado unos 150 ejemplares hasta el momento”.

Con dos años de Vega en el cuerpo, más de 2.000 títulos en constante rotación y 700 personas inscritas en la biblioteca, Víctor cree conocer las preferencias del popular mercado. “Los varones en general son más novelescos, prefieren el suspenso, la acción, intriga, textos como El Código Da Vinci, La Conspiración. En cambio, a la mujer de la Vega le gusta mucho los libros de autoayuda, como Cuentos del Alma, Tus zonas erróneas, La alquimia emocional”.

Por supuesto que los autores chilenos no quedan fuera de este ránking. “Se piden mucho las novelas de Allende, Ampuero, Rivera Letelier, Serrano e incluso libros de Fernando Villegas, que curiosamente a pesar de que algunos lo critican, todos lo conocen y quieren saber qué dice”.

La colección de la biblioteca se ha hecho sobre la base de donaciones, la mayoría de ellas, provenientes de los mismos lectores. A pesar del estrecho local donde se ubica y de la falta de recursos, Víctor se las arregla para que siga funcionando. Y el público se lo agradece.

“Algunos me regalan cosas. Los usuarios que trabajan en las clínicas dentales del sector me obsequian cepillos de dientes, enjuagues bucales. Los veguinos me regalan fruta y verdura. Otros me traen un café y una empanada, y se sientan a conversar 20, 30 minutos y hasta una hora, sobre libros mientras escuchamos música”.

Más de esta aventura de letras y verduras, visite
http://www.elfrutodeloslibros.cl o escriba a contacto@elfrutodeloslibros.cl

Chile, una auténtica ensalada de lenguas

Las Últimas Noticias. Santiago, Chile. 14/07/2006

Alberto Villalón presenta el volumen “Diccionario multilingüe Villalón”

Rodrigo Castillo R.

La obra entrega definiciones y ejemplos de usos de cinco mil vocablos extranjeros que se utilizan habitualmente en el país.

“En el diario de hoy acabo de encontrar un aviso donde se anuncia la venta de ‘los mejores pallets de aluminio’, así que voy a averiguar de inmediato qué cosa es un pallet”, comenta el abogado, bibliotecólogo y académico Alberto Villalón para, segundos después, sumergirse en la lectura de uno de los muchos textos de consulta que atesora en su estudio.

A lo largo de sus 84 años de vida, y en cada uno de los viajes que durante décadas ha realizado a lo largo del mundo, el hombre ha cultivado ese tipo de búsqueda con una férrea disciplina que ahora lo capacita para presentar, bajo el sello RIL Editores, el “Diccionario multilingüe Villalón”, obra en la que ofrece definiciones y ejemplos de usos de cinco mil vocablos extranjeros.

En el volumen, que consta de 491 páginas impresas en hojas tamaño oficio, el lector curioso puede encontrar los significados originales y las aplicaciones prácticas de expresiones tan usuales como “foul”, “derby”, “curiche”, “crochet”, “frac”, “bonsai”, “fettucini”, “laptop”, “tai chi”, “fellatio”, “lumpen”, “fan” y “electroshock”.

“La idea de esta publicación es que, si te encuentras con una voz foránea mientras ves una película o lees un diario, un libro o una revista, puedas entender bien lo que estás leyendo. Por eso he incluido aquí todas aquellas palabras que aparecen habitualmente en esos medios de comunicación”, explica el profesional, quien, para realizar su labor, debió pasearse por lenguas como el alemán, el japonés, el árabe, el mapudungun, el inglés, el italiano, el ruso, el latín, el quechua, el hebreo y el sánscrito.

Villalón, quien por estos días también trabaja en el sexto tomo de su abultada “Bibliografía jurídica de América Latina” y en la preparación de un peculiar volumen titulado “Diccionario non sancto” (ver recuadro), ha complementado las fichas destinadas a cada vocablo con abundantes frases -23 mil en total- que dan cuenta de las diversas formas en que son usados en sus países de origen.

“Me parece que a nadie le sirve un diccionario que no proporciona ejemplos de modos de uso, porque es la frase lo que te indica el verdadero sentido que los hablantes de un cierto idioma le dan a cada palabra y en Chile ocurre que mucha gente usa expresiones extranjeras sin conocer el significado de ellas”, afirma.

-¿Puede citar algunos de esos casos?

-En Chile, por ejemplo, muchas personas hablan de que han tenido un tête-à-tête, refiriéndose a que tuvieron una charla muy íntima con alguien del sexo opuesto, pero esa expresión designa, originalmente, a una conversación entre dos personas que hablan apartadas de los demás.

-También debe haber palabras que tienen muchos significados diferentes en sus países de origen.

-Bueno, eso es lo ocurre en Francia con la palabra soufflé, que en el habla culta se refiere a un bizcocho de pasta muy esponjosa y delicada pero que también es usada por los delincuentes franceses para decir que alguien ha sido detenido por la policía.

Gays ganan batalla para acceder a sus páginas web en las bibliotecas

Las Últimas Noticias. 29/12/2005.

Sitios como el del Movilh o el del periódico Opusgay estaban bloqueados

Paulina Barriga

Satisfechos por haber avanzado un poco más están las organizaciones de minorías sexuales. Los dirigentes detectaron que en las bibliotecas públicas estaba bloqueado el acceso a varias de las páginas web dedicadas a grupos lésbicos, homosexuales y transgéneros, lo que según ellos, constituía una censura sin sentido.

La situación se detectó en los terminales de computación de la recién inaugurada Biblioteca de Santiago, pero se hacía extensiva a los otros recintos públicos que funcionan en línea. “El bloqueo incluía páginas informativas de la temática lésbica y homosexual como la de Opusgay, que es un periódico serio gay, que no tienen contenido pornográfico, y la página del Movilh que también estaba bloqueada y que es institucional”, detalló Rolando Jiménez, presidente del Movilh.

“No creemos que se actuó con mala fe al hacer esto, pero constituía una situación arbitraria en una institución educativa y de socialización como la biblioteca. Entendemos que haya precauciones con el acceso a la pornografía o comercio sexual, pero este no era el caso porque se trataba de páginas que educan”, precisó el dirigente.

La irregularidad fue rápidamente asumida y remediada, en este caso, por el director de la Biblioteca de Santiago, Gonzalo Ortúzar. “Esas páginas ya fueron desbloquedas, pero quiero aclarar que se trataba de un filtro que hace el software sobre páginas que puedan contener virus. También estaban erróneamente bloqueadas otras como partituras musicales o de cine”.

Ortúzar agregó que “no sólo estamos de acuerdo con esos temas sino que alentamos la discusión sobre temas de homosexualidad y lesbianismo. Tenemos una sala para mayores de 18 años donde abundan estos temas”.

-¿Y qué pasa con los niños?

-La biblioteca no educa a los niños, esa es responsabilidad de la familia, de acompañarlos y guiarlos sobre los materiales a los cuales acceden.

DIBAM remata libros en la Biblioteca Nacional

Las Últimas Noticias. Santiago, Chile.14/12/2005.

Orbe

Este miércoles 21 y jueves 22 de diciembre, en los jardines de la Biblioteca Nacional, se realizará el Remate de Libros, que organiza la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM).

A fin de año, cuando la comunidad se prepara para Navidad, el Remate de Libros de la DIBAM, ofrece una excelente oportunidad de encontrar buenos regalos a precios muy convenientes. El evento se realizará los días 21 y 22 de diciembre, de 10 a 19 horas, en los jardines de la Biblioteca Nacional.

En esta ocasión, el público podrá acceder a diversas publicaciones, impresas o coeditadas por la DIBAM, sobre: historia, antropología, literatura y arte, entre otros. Además, habrá concursos y sorteos.

Participan de esta venta navideña el Departamento de Extensión Cultural, el Archivo del Escritor y el Archivo de Literatura Oral, de la Biblioteca Nacional. También lo integran, el Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, el Museo Nacional de Bellas Artes y la Revista Patrimonio Cultural.

ver también DIBAM.cl

Remate de libros DIBAM

Este miércoles 21 y jueves 22 de diciembre, en los jardines de la Biblioteca Nacional, se realiza el Remate de Libros 2005.

A fin de año, cuando la comunidad se prepara para Navidad, el Remate de Libros de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Dibam, ofrece una excelente oportunidad de encontrar buenos regalos a precios muy convenientes. El evento se realizará los días 21 y 22 de diciembre, de 10 a 19 horas, en los jardines de la Biblioteca Nacional (Mac Iver con Alameda, Santiago).

En esta ocasión, el público podrá acceder a diversas publicaciones, impresas o coeditadas por la Dibam, sobre: historia, antropología, literatura y arte, entre otros. Además, habrá concursos y sorteos. Participan de esta venta navideña el Departamento de Extensión Cultural, el Archivo del Escritor y el Archivo de Literatura Oral, de la Biblioteca Nacional; el Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, el Museo Nacional de Bellas Artes y la Revista Patrimonio Cultural.

La fantástica biblioteca que revoluciona el barrio Matucana

Las Últimas Noticias. 11/12/2005.

Salas de cómics e internet gratuito son algunas de las maravillas que están a disposición del público. El moderno edificio fue inaugurado recientemente y siempre está repleto de gente.

Diego Zúñiga

Los niños salen llorando de la recién inaugurada Biblioteca de Santiago. Chillan y reclaman porque hay libros que no se pueden llevar a la casa o porque las monitoras deben sacarlos de las salas para cerrar el recinto. No es la fantasía de un delirante. Eso ocurre todos los días en este paraíso cultural que, con sus 24 mil volúmenes e infraestructura de última generación, revoluciona el barrio Matucana.

Matías ve “Bowling for Columbine” en la sección audiovisual. Apretó los botones que aparecen en la pantalla del computador y seleccionó ese filme entre los más de 300 del menú. Rocío, de 11 años y estudiante de sexto básico, está en otro lado del edificio, sentada en un mullido sillón rojo, hojeando unas tiras cómicas de “Mafalda” y sonriendo con algunos chistes.

Acá los chicos corren, sacan libros, se meten a internet gratis y pueden leer los diarios que están desparramados sobre una mesa. Nadie reclama, mira feo o pone el grito en el cielo porque decenas de escolares discuten sobre si el personaje de su cómic es mejor que otro que tiene enigmáticos poderes.

“Me encanta todo esto. Mira este librito. Es el de la Chanchita Olivia. Es exquisito”. El que habla es Gonzalo Oyarzún, el director de este centro y un sujeto que goza con ver a la gente ensimismada en las letras. “Los fines de semana esto se llena, es increíble. Yo creo que los mall son nuestra mayor competencia”, complementa mientras atiende a una muchacha que busca un libro de inglés. “En el segundo piso, subiendo por la escalera”.

La Guaguateca

Paula Román es una joven de pelo muy largo, que a veces le molesta para ordenar los libros. Carga varios de ellos para acomodarlos en las repisas. Algunos infantes corren para allá y para acá. Unos muñecos están tirados en el piso, y dos chicas dibujan en unas mesitas. Estamos en la Guaguateca, el sueño de las guaguas con afanes literarios.

“La verdad es que los niños son súper conscientes con el cuidado de los libros. Son los adultos los amigos de lo ajeno. Vamos a tener que ponernos más severos”, cuenta la monitora sobre algunos “extravíos”. Unos pasos más allá hay un mudador y un sector especial para leerles cuentos a los chicos, que se vuelven realmente locos en este espacio que entierra el viejo concepto de las bibliotecas lateras y donde los libros son sagrados e intocables.

“Mira esto, un casco para discapacitados”. El director Oyarzún sigue entusiasmado con las maravillas de este edificio que costó diez millones de dólares, muchos de ellos aportados por privados. Ahora muestra con orgullo un adminículo creado especialmente para que las personas que no tienen brazos puedan usar los PC.

Son las 20.30 horas y hay que cerrar. Se vacían las salas de revistas, de libros chilenos y para mayores de 18 años. Mañana volverán a colapsar las inscripciones para sacar textos, que cuestan mil y tres mil pesos. Mañana los niños volverán a llorar cuando, de nuevo, haya que cerrar la fabulosa biblioteca de Matucana 151.

‘Es un mito urbano que aquí se encuentren libros baratos’

Las Últimas Noticias. Santiago, Chile. 27/10/2005.

Más aficionados a las obras esotéricas y a los best sellers de terror que a la literatura pura y dura, los compradores que han visitado el evento editorial les ponen nota a las ofertas.

Rodrigo Castillo

Son casi las cinco de la tarde y en los pasillos de la Estación Mapocho se respira cierta ansiedad debido a que en un par de horas más será oficialmente inaugurada -en un acto que contará con la participación del Presidente Ricardo Lagos y de la ministra de Cultura de España, Carmen Calvo- la vigesimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro de Santiago.

Mientras los organizadores del tradicional evento afinan con esmero los detalles de la inminente ceremonia, los visitantes que circulan por el recinto parecen más interesados en revisar los más de 15 mil títulos en exhibición. Su objetivo, por supuesto, es detectar ofertas que les permitan enriquecer sus bibliotecas personales por poco dinero, pero no todos tienen éxito éxito en sus indagaciones.

“Me interesaba comprar “El Zahir”, un libro de Paulo Coelho, pero estaba como a ocho lucas. Al final, como me encanta cocinar, me compré un libro de comida vegetariana que estaba a luca”, dice Pía, estudiante de la carrera de gestión en turismo y cultura.

Miguel Krause, un joven ingeniero comercial oriundo de Pucón, también parece satisfecho con sus adquisiciones: “Compré un calendario con motivos religiosos para mi mamá, y ahora quiero aprovechar que acá los precios son más bajos que en Pucón para comprarme alguna obra de Tolkien o Asimov”, adelanta el insaciable profesional.

Otro consumidor sonriente es Marcelo Paz, un egresado de Derecho que asegura no haber leído una sola aventura de Papelucho en toda su vida. Sus intereses literarios, explica, son harto más oscuros.

“Estoy buscando libros de Gordon Thomas, un autor que escribe sobre los escandalillos de las agencias internacionales de espionaje, y ya me compré dos libros de H.P. Lovecraft que estaban a 1500 pesos cada uno”, resume el futuro abogado.

No lejos de ahí, Carlos, un ingeniero químico boliviano, come churros junto a su esposa e hija mientras hace un alto en la búsqueda de un volumen de paleontología que necesita por motivos laborales.

“Estoy desarrollando un proyecto turístico en las cercanías de Sucre, donde hay un gran yacimiento de huellas de dinosaurios, pero aún no encuentro el libro y tampoco me parece que los precios sean especialmente económicos”, reflexiona.

Más inquietantes resultan los comentarios de Melissa, una veinteañera estudiante de gestión en cultura y turismo que, tras examinar las ofertas de las 670 editoriales que participan en la feria, descubrió que los expositores emplean criterios muy disímiles a la hora de avaluar sus productos.

“En un puesto encontré un libro a luca después de haberlo visto a cuatro mil pesos en otro stand, pero, a excepción de esa tienda, encuentro que acá los libros no están nada de baratos. En realidad, es un mito urbano que aquí se encuentren libros baratos”, concluye la chica.