• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Bibliotecaria de Quemchi, una de las 100 Mujeres Líderes 2016

teolinda

El Mercurio, Domingo 27 de noviembre de 2016.

Teolinda Higueras, bibliotecaria de Quemchi que hace más de 20 años lleva libros y material didáctico a las comunas más alejadas de Chiloé en su “bibliolancha”.

Anuncios

Biblioteca de Licantén obtuvo primer lugar regional en gestión

Dibam. 23/03/2011

Pese a los daños producidos por el terremoto del 27 F, la Biblioteca logró ponerse de pie y prestar servicios con menos del cincuenta por ciento de su infraestructura.

La sede bibliotecaria del Maule fue distinguida con el primer lugar regional y con el 35 a nivel nacional en un universo de 420 bibliotecas adscritas a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam). Esto, a pesar de que tras un año de funcionamiento (se inauguró el 4 de diciembre de 2009), la Biblioteca Pública N°400 de Licantén fue sorprendida por el terremoto del 27F que afectó la estructura de esta antigua y remodelada estación de ferrocarriles (ramal Curicó-Licantén, entre 1938 y 1977).

Como se sabe, desde el momento mismo de su puesta en funcionamiento, la Biblioteca pasó a convertirse en un importante punto de encuentro para la lectura, la información, la entretención y la capacitación de niños, adultos y adultos mayores de Licantén y sus alrededores.

Sin embargo, a pesar de los daños producidos por el terremoto y maremoto del 27 de febrero y gracias al ingenio, voluntad y vocación del personal de la institución encabezado por su directora, Lucía Araneda y su asistente administrativo, Alejandro Rojas, la situación fue mitigada con alternativas que reactivaron el servicio permitiendo brindar atención a los usuarios y continuar con los préstamos a domicilio y con las capacitaciones del Programa Biblioredes.

Las cifras son elocuentes: como resultado del trabajo de 2010, la Biblioteca de Licantén logró un 149% en alfabetización digital; 152% en alfabetización digital complementada; 140% en contenidos locales y un 178% en registro de usuarios nuevos, obteniendo así el primer lugar regional y el N°35 a nivel nacional, en un universo de 420 bibliotecas adscritas a la Dibam.

Entre las alternativas destinadas a paliar la situación nació el proyecto Carrito lector, usado para visitar a los funcionarios municipales, escuelas de Iloca y Licantén, y otros servicios públicos, de manera de no interrumpir el servicio de préstamo por el deterioro de la Biblioteca.

Del mismo modo, el equipamiento tecnológico del Programa Biblioredes fue instalado en un módulo encarpado hasta donde acuden los usuarios que buscan conexión a internet y participación en las capacitaciones de alfabetización digital, básica y avanzada.

Conjuntamente con sus usuarios, la biblioteca pública de Licantén normalizó sus servicios y está a la espera de un proyecto de reparación que presentó la Municipalidad local.

Justificado reconocimiento

Sigue leyendo

Aplausos para un buen reciclaje

El Mercurio. Santiago, Chile. 25/12/2010

La reciente Bienal de Arquitectura premió con el galardón máximo a la Biblioteca de Licantén, proyectada por los arquitectos Emilio Marín, Benjamín Murúa y Rodrigo Valenzuela. La obra es un interesante trabajo de reciclaje de la antigua casa de máquinas del pueblo.

Soledad Salgado S.

Licantén es una localidad rural de la región del Maule con algo más de siete mil habitantes. Hasta el año pasado no contaba con una biblioteca pública donde los estudiantes pudieran acudir para complementar sus estudios o simplemente por entretención, sin embargo gracias al “Programa presidencial de construcción de bibliotecas públicas de la DIBAM” -en el marco de las propuestas Bicentenario del gobierno anterior-, el sueño se concretó a través del reciclaje de un antiguo edificio, y justo al frente de la única escuela pública del lugar.

Ha pasado un año desde que la obra inició su funcionamiento -con una dotación base de seis mil volúmenes- y acaba de ganar el “Gran Premio Bienal” en el encuentro de arquitectura que se desarrolló el mes pasado en Santiago. Sus autores, Benjamín Murúa, Rodrigo Valenzuela, Emilio Marín, y Enrique Browne como arquitecto asociado, trabajaron en equipo bajo la coordinación de la Subdirección de Bibliotecas Públicas de la DIBAM, planteando una idea que además de dotar al pueblo de un servicio antes inexistente, se transformó en un muy buen ejemplo de reciclaje.

La biblioteca se emplaza en lo que antes fue la casa de máquinas del desaparecido ramal de trenes Curicó-Licantén, que funcionó desde 1938 hasta 1977. “En términos económicos, construir sobre un edificio existente ayudaba a reducir costos e incluso nos permitía hacer una obra con más metros cuadrados de los que inicialmente se proyectaron. Pero lo más notable es que este inmueble es parte de la historia de Licantén, y recuperarlo fue mantener parte de esa memoria. Rescatar la espacialidad del edificio y su forma, convirtiéndolo en una biblioteca, permitió incorporarlo como parte del futuro de Licantén”, explica Marín.

Si bien el inmueble no tenía daños estructurales, los profesionales se vieron enfrentados a problemas de humedad, afianzamiento de algunos muros, pintura y a la ampliación que debía hacerse. Cuando conocieron el volumen, éste era usado como bodega de escombros, aún así, se encantaron con su amplitud y de forma natural decidieron utilizar el espacio central, de casi 7 metros de altura, para la sala de lectura, de planta libre. A éste se le adosaron dos cuerpos que bajan su altura hacia el pueblo, de manera de darle una escala más apropiada: uno contiene la zona administrativa, y el otro, la sala multiuso.

Respecto a los materiales, prefirieron dejar a la vista el grano del edificio antiguo, por lo que sólo se estucó lo más dañado. Para el piso emplearon una baldosa artesanal que le da un aura especial, no tan industrial; y que se suma al ambiente despejado y natural que lograron con el uso sólo del negro y el blanco hueso.

Premian clubes de lectura en cárceles

Dibam. 21/12/2010

“Mi espacio sin límites” es el nombre del club de lectura que desde 2008 realiza el Bibliobús de la Biblioteca de Santiago en el Centro de Detención Preventiva de Puente Alto, experiencia que desde 2010 se desarrolla igualmente en el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín. La contribución de esta iniciativa ha sido reconocida con el premio a las “Buenas prácticas de Lectura en Bibliotecas Públicas y Comunitarias 2010” otorgado por Consejo de la Cultura y las Artes de la Región Metropolitana.

Hasta las cárceles, ferias libres, consultorios y hospitales llega el Bibliobús de la Biblioteca de Santiago. Su objetivo es facilitar la posibilidad de leer para quienes tienen mayores dificultades de acceso y con este fin efectúa una labor en la que se conjuga la oferta cultural con el trabajo social y comunitario. Además del préstamo de libros, su función también es de mediación y diálogo, para que la lectura implique una actividad significativa de acuerdo con distintas necesidades e intereses.

Especialmente relevante en este sentido ha sido el trabajo efectuado en las cárceles, donde se han creado clubes de lectura en los que personas privadas de libertad comparten experiencias e impresiones frente a distintas obras literarias. “Es una experiencia muy linda y enriquecedora -señala Daniela Osorio, encargada del Bibliobús de la Biblioteca de Santiago- porque uno aprecia la magnitud de lo que puede representar un texto. La lectura abre la posibilidad de experimentar distintas situaciones y de ponerse en el lugar de muchos personajes, es decir, genera y profundiza la empatía, esto es, la capacidad de comprender y apreciar la vida de los demás, lo cual claramente es un aporte para la reinserción social.”

La contribución y el valor de este trabajo han sido reconocidos este año con la entrega del premio a las “Buenas prácticas de Lectura en Bibliotecas Públicas y Comunitarias 2010” otorgado por Consejo de la Cultura y las Artes de la Región Metropolitana. Un importante apoyo para las iniciativas que desde las bibliotecas públicas se dirigen a los sectores con mayores carencias de nuestra población.

***
Presos de Puente Alto campeones de la lectura

La Nación. Santiago, Chile. 23/12/2010

Los encarcelados fueron premiados por ser buenos lectores gracias al trabajo de Bibliobús, una biblioteca móvil de la que se han hecho adictos. Un reconocimiento en respuesta al feo ranking que encabeza Chile sobre la persecución de literatos en el mundo, recientemente publicado por la Asociación Internacional de Escritores (PEN).

Fabiola Melo

Reclusos de la Cárcel de Puente Alto, agrupados en el club de lectura “Mi espacio sin límites”, acaban de recibir el premio a las “Buenas prácticas de lectura en bibliotecas públicas y comunitarias 2010”, otorgado por el Consejo de la Cultura y las Artes de la Región Metropolitana.

Sigue leyendo

El próximo año debutará Lee Chile lee

El Mercurio. Santiago, Chile. 18/12/2010

Reunirá todos los programas de fomento lector de la Dibam, el Consejo de la Cultura y el Mineduc.

Romina de la Sotta Donoso

Ayer, en Santiago, hubo dos eventos dedicados al fomento lector. Mientras la Dibam cerraba “Múltiples Lecturas, Múltiples Formatos”, el Consejo de la Cultura abría “La Lectura en el Bicentenario: Buenas Prácticas Lectoras 2010”.

Duplicación de funciones que podría terminar en 2011 de acuerdo con lo que adelantó el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, quien declaró que “un país que no lee es un país pobre y por eso el Gobierno se ha planteado el desafío de duplicar, a fines de la próxima década, los números de lectura. Así, en marzo lanzaremos el programa ‘Lee Chile lee’“.

Para esto ha trabajado tres meses, dijo, con sus pares de la Dibam y de la sección de educación del Mineduc. “La idea es hacernos cargo de toda la cadena; desde los preescolares hasta los adultos y desde la creación de la obra literaria hasta la llegada a los lectores. Juntos haremos un solo plan de fomento lector que resulte”, explicó.

En el evento del Consejo de la Cultura se realizó la premiación del Concurso Buenas Prácticas Lectoras 2010. Un jurado de especialistas eligió las cuatro iniciativas más exitosas en la Región Metropolitana.

Priscila Montero fue galardonada por trabajar con padres e hijos en el Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA) Monseñor Enrique Alvear, en Pudahuel, y Alejandra Donoso por sus iniciativas creativas en el Internado Fronterizo San Gabriel (en la foto). Además se reconoció el esfuerzo de María Teresa Fuentes en potenciar la biblioteca del jardín infantil “Santa Mónica” de Recoleta, prestando libros a domicilio.

También se premió a Daniela Osorio, quien hace dos años va con su bibliomóvil al Centro de Detención Preventiva de Puente Alto. Allí creó un club de lectura. “Como los reos no tenían dónde guardar los libros, empezamos a leerlos en voz alta. Hemos visto que en los chiquillos se ha desarrollado la empatía”, dice. Además, acaba de abrir otro club de lectura, en el módulo de alta seguridad del Centro Penitenciario Femenino”.

De estación de trenes a espacio de lectura

El Centro, Talca.7/12/2010

LICANTÉN.-Por primera vez en su historia la Bienal premia a un solo edificio, y este año fue nada menos que una biblioteca pública de la comuna de Licantén. Su diseño es de un equipo independiente de arquitectos que trabajó en coordinación con la Subdirección de Bibliotecas Públicas de la DIBAM.

La versión XVII de la Bienal de Arquitectura distinguió con el Gran premio a la Biblioteca Pública de Licantén, de la Región del Maule, que fue diseñada por los arquitectos Emilio Marín, Benjamín Murúa y Rodrigo Valenzuela, en conjunto con el arquitecto Claudio Iglesias, coordinador de Infraestructura de la Subdirección de Bibliotecas Públicas, dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, DIBAM.

La DIBAM

Este proyecto realizado en el marco del Programa de la construcción de bibliotecas públicas de la DIBAM consistió en la recuperación de la casa de máquinas del ramal de trenes Curicó – Licantén. Inmueble abandonado por más de 20 años, pero muy presente en la memoria y la historia de la comunidad local.

El trabajo de recuperación optó por mantener el gran espacio principal de la antigua casa de máquinas, reconociendo la cualidad espacial del edificio cuya función original era albergar a los trenes para su reparación. A partir de esa reflexión, se conservó su altura, las condiciones de iluminación. Este espacio fue transformado en la sala principal de la nueva biblioteca.

Paralelamente, fueron construidas dos ampliaciones, que tomaron la altura del edificio y en los extremos bajan, para alcanzar la altura de las casas del pueblo. El sector más cercano al centro de Licantén, fue destinado al área infantil y de uso comunitario, conectado directamente a una plaza pública de acceso. Las oficinas de trabajo interno están ubicadas en el poniente del edificio, motivo por el que fue diseñada una celosía metálica que tamice la luz de la tarde.

Un sueño cumplido

La Biblioteca Pública de Licantén fue inaugurada el 4 de diciembre de 2009, cumpliendo un sueño largamente esperado por esta comuna rural de la Región del Maule, cuna del poeta Pablo de Rokha y la cantante lírica Rayen Quitral.

El edificio está situado frente a la única escuela básica de la localidad, por lo tanto su restauración y transformación en una biblioteca fue un perfecto complemento.

La colección inicial de la Biblioteca Pública de Licantén contempló libros infantiles (con sala propia); juveniles, revistas y materiales de referencia. Junto a ello, una sala multiuso; un área con literatura y colecciones generales; un sector de vídeo aislado acústicamente del sector de lectura, y una sala de capacitación de BiblioRedes.

Memoria Chilena recibe el Nobel de internet

Dibam. 2/12/2010

Este año el prestigioso premio distinguió a Memoria Chilena (www.memoriachilena.cl), la biblioteca digital de la Biblioteca Nacional de Chile, que fue reconocida a nivel mundial como la mejor iniciativa cultural.

Nacido en 1994 con el objetivo de premiar a aquellos proyectos que utilizan las tecnologías de la información en beneficio de la comunidad, el Stockholm Challenge (www.stockholmchallenge.org) es uno de los galardones más importantes de su tipo, siendo considerado el Nobel de Internet.

Este año el prestigioso premio distinguió a Memoria Chilena (www.memoriachilena.cl), la biblioteca digital de la Biblioteca Nacional de Chile, que fue reconocida a nivel mundial como la mejor iniciativa cultural.

Con siete años de vida, Memoria Chilena ha puesto en línea valiosos documentos patrimoniales –desde manuscritos a archivos audiovisuales, pasando por fotografías, mapas y partituras- permitiendo que millones de personas puedan conocer nuestra historia, literatura, arte, ciencia y sociedad.

“Memoria Chilena es un proyecto que destaca la importancia de las bibliotecas y las tecnologías de la información y comunicación para mantener viva la cultura”, dictaminó el jurado, quien debió evaluar 290 proyectos provenientes de 90 países.

Los expertos destacaron especialmente el trabajo realizado por el portal Chile para Niños (www.chileparaninos.cl), una iniciativa dependiente de Memoria Chilena que busca llevar el patrimonio a los más pequeños a través de juegos, música y atractivas presentaciones.

“Este es un gran reconocimiento al esfuerzo que realiza Biblioteca Nacional y sus funcionarios por llevar más allá de nuestros muros el acervo que ha resguardado durante sus casi 200 años de historia”, señaló Ana Tironi, directora de la institución.

Stockholm Challenge se suma a otros importantes reconocimientos que Memoria ha recibido en el último tiempo. Hace tan solo algunos meses fue elegida la Web del Bicentenario, en un concurso organizado por Terra, y en 2009 obtuvo el Premio a la Innovación Avonni.

Por otra parte, es la segunda vez que la dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), organismo del cual depende la Biblioteca Nacional, es galardonada con el Stockholm Challenge. Anteriormente lo fue con el proyecto BiblioRedes.

***
Sitio de la Bilioteca Nacional recibe el Nobel de internet

La Segunda 3/12/2010

Memoria Chilena ha puesto en línea valiosos documentos patrimoniales, desde manuscritos a archivos audiovisuales.

La iniciativa de la Biblioteca Nacional fue distinguida con el prestigioso premio internacional Stockholm Challenge Award 2010.

Sigue leyendo