• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 87 seguidores más

  • Dónde estudiar bibliotecología
  • Libérate lee
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Secciones

McDonald’s celebró el mes del libro

Para incentivar la lectura en los niños:

McDonald’s celebró el mes del libro

En conjunto con la Municipalidad de Ñuñoa, McDonald’s implementó la primera Zona de Lectura Infantil, que estuvo ubicada en la plaza central de la comuna, brindando un espacio para fomentar la imaginación de los niños y generar momentos especiales para las familias de la comuna.

Publirreportaje publicado en La Tercera el Jueves 2 de mayo de 2019.

De acuerdo al estudio realizado por la empresa de investigación kantar TNS a petición de McDonald’s “Lectura en la niñez: puerta a la imaginación, la creatividad y los vínculos” más del 60% de niños entre 5 y 8 años lee al menos una vez por semana y apenas 5 de cada 10 padres leen con sus hijos al menos una vez por semana.

Estas cifras, impulsaron a la compañía a desarrollar en 2014 su programa “McLectura Feliz”, a través del cual entrega la opción a los padres de elegir entre un juguete o un libro cada vez que llevan la Cajita Feliz de McDonald’s. Es tal el impacto de esta campaña, que sólo el año 2018 en Chile se entregaron más de 500 mil libros desde Arica a Puerto Montt, convirtiendo a McDonald’s a uno de los principales distribuidores de libros en el país.

Con el objetivo de seguir estimulando la lectura desde una temprana edad, McDonald’s junto a la Municipalidad de Ñuñoa, implementaron durante los fines de semana de abril, una Zona de Lectura, donde las familias visitantes disfrutaron de una entretenida biblioteca para niños, la participación de un cuentacuentos, pinta caritas y todo lo necesario para que los más chicos comenzaran a familiarizarse con el hábito de lectura.

Esta Zona de Lectura tuvo una gran recepción por parte de los vecinos, quienes fueron parte vital el éxito de esta iniciativa y quienes destacaron la posibilidad de brindarles en un espacio cómodo y acogedor para leer en familia y así disfrutar de un momento especial junto a la lectura.

“Está comprobado que estimular el hábito de la lectura desde temprana edad juega un rol clave en el desarrollo del vocabulario y la gramática en la etapa escolar de los niños. Por ello, desde hace cinco años que nuestra Cajita Feliz entrega la opción de un libro, contribuyendo así con el desarrollo cognitivo de las nuevas generaciones e incentivando algo que para nosotros es fundamental, el vínculo familiar mediante la lectura”, destaca Lorena Talma, gerente de Comunicaciones Corporativas de McDonald’s.

Esta acción en conjunto con la Municipalidad de Ñuñoa, se suma a otras ya realizadas con otros municipios a lo largo de los años que se ha desarrollado la campaña “McLectura Feliz”. Gracias a esta iniciativa, la compañía de comida ha entregado libros a comunas como Conchalí, Estación Central, Maipú y La Serena, donde además ha organizado actividades de carácter cultural y didáctico para alumnos de escuelas de estos municipios, como visitas a museos, obras de teatros y talleres para fomentar el uso de la imaginación y las artes manuales.

Este año y con la tarea de continuar su fomento a la lectura, la Cajita Feliz ofrece la exclusiva colección “Aventuras de los Mellizos Treetop” una serie de 12 tomos escritos por Cressida Cowell, mundialmente conocida por la serie “Cómo entrenar a tu dragón”. Las Aventuras de los Mellizos Treetop relatan las distintas aventuras que viven los hermanos, Alfie, Asha, Tulip y Ted, que gracias a una máquina del tiempo construida por sus padres y los profesores Penelope y Pablo, se vuelven la primera familia en viajar a través del tiempo a estudiar la época de los dinosaurios.

Con estas acciones McDonald’s sigue adelante con su cruzada por la lectura infantil y la posibilidad de entregar a las familias momentos especiales entorno a los libros.

McDonald’s fomenta la creatividad de los niños a través de la lectura

Alonso Maximiliano, La Serena Online, 25 de abril de 2018.

Desde 2013, la compañía invita a las familias a través de su campaña “Libro o Juguete” (Book or Toy), a incentivar la imaginación y desarrollar desde temprana edad el hábito de la lectura con entretenidas colecciones de libros.

En el marco del Día Internacional del Libro y de acuerdo al estudio “Lectura en la niñez: Puerta a la Imaginación, la Creatividad y los Vínculos”, elaborado por TNS a solicitud de McDonald’s: en Chile sólo 5 de cada 10 padres dedica una vez a la semana para leer con sus hijos, a lo que se suma, que el 99% declara la importancia que tiene la lectura desde la niñez, ya que no solo mejora su educación, sino también, contribuye a estimular el vínculo familiar.

Según este sondeo, asociar el juego y lo lúdico adquieren gran relevancia, puesto que ayudan a mejorar de manera importante los índices de lectura, y mientras más temprana sea la estimulación, mayor será la probabilidad de tener éxito en la introducción del hábito.

En este contexto y respondiendo a su compromiso con las comunidades, en 2013 McDonald’s lanzó la campaña “Libro o Juguete” (Book or Toy), inciativa que invita a los padres a desarrollar este importante hábito en los más pequeños con entretenidas y didácticas colecciones de libros.

“Muchas veces, la falta de tiempo y la existencia de múltiples estímulos, afecta el proceso de educación en nuestros hijos. En este sentido, sabemos que muchas veces nuestros restaurantes son espacios donde la familia comparte, y por eso, nos hemos concentrado en aportar a través de diferentes colecciones de libros, herramientas para que los padres estimulen la lectura”, destaca Lorena Talma, gerente de comunicaciones corporativas McDonald’s Chile.

Es así como este lunes y con el propósito de continuar mejorardo los índices de lectura en nuestro país, la compañía hizo entrega de una importante donación de libros para los jardines infantiles de la Ilustre Municipalidad de La Serena. “Los libros tienen múltiples beneficios en los niños, asociados principalmente a su desarrollo intelectual y creativo. Éste es un hábito positivo, que puede ser incentivado desde una temprana edad si se asocia al entretenimiento y se promueve como una actividad compartida entre padres e hijos”, agrega la ejecutiva.

Desde hace cinco años que McDonald’s a través de la campaña “Libro o Juguete” (Book or Toy) ha entregado diferentes colecciones de libros para escuelas básicas ubicadas en las comunas de Temuco, Valdivia, Buin, Antofagasta, Viña del Mar, Conchalí y Estación Central.

Tome nota: 5 tips que fomentan hábito de leer en familia

Alex Savoy, El Tipógrafo, 1 de mayo de 2017.

El uso de la tecnología a través de libros gratuitos en los smartphones o tablets es una buena medida.

De acuerdo al estudio “Lectura en la niñez: Puerta a la Imaginación, la Creatividad y los Vínculos” elaborado por TNS, en Chile solo cinco de cada diez padres dedica una vez a la semana para leer con sus hijos, tiempo insuficiente si se considera que la niñez es la etapa en la que los más pequeños comienzan a desarrollar sus primeros hábitos.

La investigación desarrollada a solicitud de McDonald’s también concluyó que factores como la falta de tiempo, mirar la televisión o jugar con aparatos electrónicos impactan directamente en esta cifra.

En este contexto, la compañía realizó el lanzamiento de “Book or Toy”, iniciativa que tiene como propósito fomentar el hábito de la lectura desde temprana edad.

Lorena Talma, gerente de Comunicaciones de McDonald’s, señaló que «para nosotros es fundamental promover hábitos que potencien el desarrollo cognitivo, y por eso, invitamos a los padres a que incentiven a sus hijos con esta entretenida colección, a despertar desde pequeños el interés por la lectura”.

Para fomentar la lectura en los más pequeños hay tips claves para comenzar a leer en familia.

1. Ejemplo. Los pequeños repiten las acciones de los padres. Si usted lee, lo más probable es que ellos también lo hagan.

2. Libertad. Permita que su hijo elija el libro que desea leer y pregúntele por qué lo eligió.

3. Entretención. Utilice títeres, muñecos, máscaras, sombreros o lo que tenga a mano para enriquecer los momentos de lectura y divertirse juntos.

4. Proponer y no imponer. Genere instancias entretenidas en la que los niños quieran acercarse a la lectura de forma natural y no lo sientan como una obligación.

5. Tecnología. Si los intentos por fomentar la lectura con libros tradicionales no funcionan, atráigalos a través de las aplicaciones de libros gratuitos en los smartphones o tablets.

6. Pasatiempo. Convierta el tiempo de lectura en un panorama para sus hijos, creando un ambiente especial antes de comenzar a leer.

Para que todo Chile lea

Cerca de un millón de dólares en textos fueron donados a bibliotecas públicas del país gracias a “Chile quiere leer”.

El Mercurio de Valparaíso, Jueves 9 de junio de 2005.

“Muchas veces me da lata leer, sobre todo cuando son textos largos”. La afirmación de Geraldine Ríos, estudiante de 17 años de cuarto año medio del Liceo Nº 2 de Niñas de Valparaíso, probablemente represente la relación que muchos chilenos tienen con el libro, una relación que pasa por un momento difícil, ciertamente lejano al idilio.

Es que los hábitos de lectura son, desde hace varios años, un dolor de cabeza para las autoridades educacionales y los organismos involucrados directamente en el tema. Aumentar los índices constituye un desafío mayor y programas que se orienten a ello son siempre bienvenidos.

DIFÍCIL BATALLA

Es el caso de “Chile quiere leer”, cruzada emprendida el año pasado en el centenario de Pablo Neruda y cuyo objetivo fue reunir fondos para la compra de nuevas colecciones de libros para todas las bibliotecas públicas de Chile. El monto reunido alcanzó el millón de dólares, que se logró con las donaciones de empresas públicas y privadas.

Ayer, en la Biblioteca Santiago Severín, de Valparaíso, esta entidad recibió formalmente los cerca de 250 títulos que le correspondieron, los que ya están a disposición de la comunidad.

En la oportunidad, el director de “El Mercurio de Valparaíso”, Marco Antonio Pinto, a nombre de la empresa “El Mercurio”, una de las entidades patrocinantes del proyecto, dijo que ésta es una “invitación a la pasión por el libro y la lectura, así como su nombre, ‘Chile quiere leer’, es la representación de una necesidad del alma de los chilenos; prefiero ese concepto y no el imperativo ‘Chile debe leer’. Además, sin los textos plasmados en papel, la formación de las personas flaquea. Un programa como éste, entonces, contribuye a la formación y la recuperación del hábito de la lectura. Es una batalla muy difícil, pero hay que darla, a pesar de la contracorriente que significan los medios electrónicos”.

Una batalla necesaria, a decir de Yolanda Soto, conservadora de la Biblioteca Santiago Severín, “pues no hay democracia sin acceso a la información y a los libros. Queremos que todo Chile lea y para esto necesitamos el aporte de toda la comunidad, partiendo por la familia e involucrando al colegio, la biblioteca, los medios de comunicación. Hay que formar el hábito, lo que cuenta es que leamos, una novela, un cuento, un poema, una revista, eso lo verá cada cual, pero que leamos”.

Pinto recogió el guante respecto al papel de los medios: “La educación, incluyendo las bibliotecas, tiene una misión irrenunciable en esta cruzada. Y los diarios también. Asumo, por tanto, el compromiso de estimular la lectura y la pasión por los libros. Alejarse de la lectura es una amenaza para el libro en tanto texto escrito sobre el soporte papel”.

Un compromiso que todos debemos asumir, para que no suceda lo que nos contó Paulina Ramírez, de 17 años y compañera de curso de Geraldine en el Liceo 2 de Niñas: “A mí me gusta leer y trato de integrarme a la historia, pero la mayoría de las alumnas se mantiene distante de los libros y prefiere salir”.

Llegan los títulos más leídos a bibliotecas

Serán repartidos más de mil textos a través del proyecto “Chile quiere leer”

La Estrella de Antofagasta, Jueves 21 de abril de 2005.

Las bibliotecas públicas de la Segunda Región serán favorecidas con la entrega de los títulos más leídos del 2004, a través del proyecto “Chile quiere leer”.

“El señor de los anillos”, “El código de Vinci”, “Nosotras que nos queremos tanto” y “El retrato de Dorian Grey” son algunos de los libros que, dispuestos en grandes columnas aguardan en la bodega del fotógrafo Roberto Edwards para ser enviados por aire, mar y tierra a cada una de las 411 bibliotecas pública de todo el país.

La iniciativa nació el año pasado con motivo de la celebración del centenario del nacimiento de Pablo Neruda.

Esta fue concretada a través de un convenio entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, junto al diario “El Mercurio”, el Banco de Crédito e Inversiones (BCI), la Fundación Pablo Neruda y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) del Ministerio de Educación.

APORTES

Durante un año estas instituciones fueron apoyadas por empresas privadas y personas naturales, para conseguir el dinero necesario -1 millón de dólares- para financiar la compra de los más de 100 mil libros que serán repartidos en todas las regiones incluida Antofagasta.

Los textos que estarán a disposición del público son los títulos que más se leyeron durante el año pasado y serán divididos en tres categorías: Infantil, juvenil y adultos.

Su traslado será efectuado de tres formas. Por aire a través de aviones de la Fuerza a Aérea de Chile (Fach) y por tierra en un convenio con Tur-bus, mientras que las islas recibirán la lectura por medio de barcos.