• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 84 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Opinión: “Recoletras: Por qué no es una amenaza para el ecosistema del libro”

El libro está marcado por una discriminación de clase basada en lo económico: ese es el daño verdadero al ecosistema del libro. Además, ni las librerías Qué Leo y Ulises ni las cadenas Antártica y Feria Chilena del Libro verán mermadas sus ganancias, pues su negocio no está en Recoleta ni en La Pintana, ni en los otros territorios nombrados, se encuentra en las comunas donde el negocio funciona bajo este neoliberalismo desigual.

Sábado 16 de febrero de 2019, Eduardo Farías, El Desconcierto.

Recoletras sigue siendo objeto de debate y lo último que se ha escrito en contra del proyecto ha sido una columna de opinión de Andrés Fernández en El Mostrador. Lo menciono, pues este ingeniero industrial en su argumentación oculta u olvida mencionar mucha información importante para su caracterización del ecosistema del libro; así, mediante el uso de la desinformación, se alinea con la tesis de un sector del gremio librero: Recoletras atenta contra el desarrollo normal y sano del ecosistema del libro. Según este autor la librería popular de Recoleta lo daña, ya que las librerías independientes no tendrían cómo replicar la manera en que se organiza económicamente Recoletras. Lapidariamente Andrés dictamina que esta librería depreda las librerías independientes.

Cabe señalar que es muy temprano para afirmar si Recoletras depreda o no las librerías independientes, por lo que la acusación de Andrés Fernández es exageradamente falsa e ideológicamente tendenciosa, o, quizás, los cierres de Galería Plop!, Prosa y Política, y Librería Subsuelo sí se debieron a la idea embrionaria de Recoletras. Es interesante que este ingeniero industrial en su columna olvida repasar algunos cierres de librerías; los cuales no se debieron a la presencia de una librería popular, lo que justamente no apoya su tesis. Pero como no soy él, veamos en detalle qué factores jugaron en contra de estas librerías y propiciaron los cierres.

El cierre de Galería Plop! y de otras librerías no se debe a Recoletras, como quisiera Fernández, sino a las características inherentes del negocio librero en este contexto neoliberal, más las realidades del mercado interno chileno. Gabriel Zaid en Los demasiados libros desmenuza muy bien el negocio de la librería y expone las complejidades intrínsecas de toda librería en el contexto neoliberal, las que explica de la siguiente manera: primero, las librerías no pueden albergarlo todo, por tanto, siempre les faltará algún título que pida algún comprador ocasional; segundo, los libros que tienen en exhibición pueden venderse en días, ojalá, en 5 años, o tal vez nunca. De hecho, como Zaid piensa, en la librería, como espacio no solo de consumo sino también de cofradía, el librero debiese ser un adivino del futuro, así sabría en qué momento exacto pedir un título para ese lector casero o qué título será un best seller. Pero no lo son. Por tanto, la librería se debate inevitablemente entre la lenta venta de libros y los mensuales gastos fijos de operación que se deben cubrir para seguir en el juego.

A lo anterior, añadamos que el contexto chileno está marcado, primero, por una poco numerosa población (comparado con México, Brasil, Buenos Aires), más un desierto de lectores, lo que da un bajo porcentaje de consumidores posibles y configura un mercado en extremo pequeño. De los pocos chilenos, más pocos leen: con esas condiciones, qué librería sobrevive en territorios de no lectores. Además, la población con su desierto de lectores está caracterizada por una precarización socioeconómica y cultural; así el libro, que es visto como bien “secundario”, no es costeable en muchas economías familiares chilenas; por tanto, la ubicación de la librería se vuelve un factor fundamental, lo que justamente olvida mencionar también Andrés Fernández, ya que no se refiere a la discriminación estructural del ecosistema del libro, que es de clase, de género y territorial, y por espacio solo hablaré de la primera.

El estudio de Editores de Chile sobre la situación de librerías y bibliotecas demostró que la distribución de las librerías en Santiago se encuentra determinada por el nivel adquisitivo del territorio, ya que la mayoría de ellas está desde Santiago Centro y Providencia hacia el oriente. Por tanto, el libro se comercia solo en los territorios que alberga a la población que tiene el poder adquisitivo. Así, comunas como Renca o Quilicura no tienen librerías y no las tendrán mientras no sean espacios rentables de consumo. Aunque no lo quiera Andrés, el libro está marcado por una discriminación de clase basada en lo económico: ese es el daño verdadero al ecosistema del libro. Además, ni las librerías Qué Leo y Ulises ni las cadenas Antártica y Feria Chilena del Libro verán mermadas sus ganancias, pues su negocio no está en Recoleta ni en La Pintana, ni en los otros territorios nombrados, se encuentra en las comunas donde el negocio funciona bajo este neoliberalismo desigual.

De hecho, México tiene la misma discriminación de clase en el acceso al libro. En una noticia aparecida en El País el 2016 se indicaba que cerca del 95% de municipios mexicanos no tenía librería, solo las grandes ciudades corrían una suerte distinta. Lo mismo ha publicado El Economista el 8 de enero de 2018: México necesita librerías. Si se quiere visualizar la distribución desigual de librerías en México, es posible ingresar en el website del Observatorio de la Lectura de México y ver su atlas de lectura en la que se muestra la ubicación y la cantidad de librerías en territorio mexicano.

Entonces, no es Recoletras lo que daña el ecosistema del libro como quiere hacernos creer falazmente Andrés Fernández, aquel está dañado desde antes por discriminaciones estructurales en el acceso al libro. Que Recoletras abra las posibilidades de gestión de librerías territoriales, no afectará el trabajo de aquellas librerías independientes que entienden que su existencia depende del compromiso y de cómo son capaces de crear diferencia, diversidad. No imagino Santiago sin Librería Proyección, sin ese refugio para al anarquismo, el feminismo, el antiespecismo y para mucha más teoría crítica. Tampoco pienso Santiago sin Librería Pedaleo y la mirada de librero y de escritor de Carlos Cardani, quien ha construido un espacio para la edición independiente chilena y latinoamericana, todo un guardia raso de joyitas difíciles de encontrar como 11, de Carlos Soto Román, o Extremo explicit, del uruguayo Riccardo Boglione. Menos aún anhelo que el acceso al libro solo esté determinado por el neoliberalismo y las discriminaciones estructurales que ya conocemos.

Eduardo Farías es Editor de Gramaje Ediciones. Magister en edición.

 

Anuncios

Para incentivar la lectura: Municipalidad y Rotary de La Ligua preparan IV Feria del Libro

Viernes 15 de febrero de 2019, PUCV Multimedios.

Desde el 20 de febrero al 01 de marzo, en Plaza de Armas de La Ligua, se realizará la IV Feria del Libro La Ligua “Jorge Teillier”, cuya inspiración es el desaparecido poeta lárico, que vivió sus últimos años en la comuna.

La muestra es organizada por el Rotary Club La Ligua y auspiciada por la Municipalidad de La Ligua con $2.023.000 para financiar el arriendo de la carpa y la instalación eléctrica. Además, de aportar con la estructura y mobiliario de los módulos de exposición y tarimas de escenario.

El objetivo de la Feria, es facilitar el acceso al libro e incentivar la lectura entre los habitantes de lo comuna, a través del encuentro con lectores y escritores.

En la oportunidad, se dispondrán textos de diversos géneros como ciencia ficción, novela, históricos, manuales, poesías, cuentos y otros, tanto para niños, jóvenes y adultos.

Como cada año, la Feria del Libro la Ligua también contará con eventos artísticos y culturales como presentaciones de libros, exposiciones de autores literarios, teatro, cuentacuentos, presentaciones de danza y música de manera gratuita para toda la familia.

La Feria del Libro de nuestra ciudad, se enmarca en el circuito literario más importante de la temporada de verano, junto a la feria de Viña del Mar, La Serena y Santiago.

Para más información, puede llamar al número +56 993256214, de Rotary Club La Ligua.

Green Libros: la iniciativa para donar y comprar textos escolares usados

El mecanismo consiste en la habilitación de puntos de recepción de libros y tótems habilitados en los diferentes centros comerciales Espacio Urbano para adquirir los textos vía online con despacho a domicilio.

Viernes 15 de febrero de 2019, El Dínamo.

De cara a la llegada de marzo, donde junto a la compra de los uniformes y útiles, los padres deben adquirir los textos escolares, los cuales muchas veces tienen un elevado costo.

Para combatir esta situación y de paso ayudar al medio ambiente está Green Libros, el emprendimiento social que lleva 10 años recolectando y recuperando libros de uso pedagógico, el cual habilitó puntos en los centros comerciales Espacio Urbano ubicados en Santiago, Los Andes, Melipilla y Viña del Mar, en donde ya se pueden realizar sus donaciones.

“La invitación es a donar los libros que tengan en su casa, y que se acerquen entre el 16 de febrero y el 10 de marzo a los centros comerciales Espacio Urbano, para cerrar el círculo de la donación y reutilización. Los libros recolectados servirán para implementar bibliotecas en sectores vulnerables a través de las fundaciones con las que colaboramos y de esta manera democratizar el acceso a la lectura”, señaló Juan Cristóbal Prieto, fundador de Green Libros.

El mecanismo ocupado por este emprendimiento social consiste en la habilitación de puntos de recepción de libros y tótems habilitados en los diferentes centros comerciales Espacio Urbano para adquirir los textos vía online en https://www.greenlibros.com, con despacho a domicilio.

Revisa aquí las direcciones en donde se pueden donar textos, de lunes a domingo, desde las 10.00 hasta las 20.00 horas:

Santiago
– Espacio Urbano La Dehesa. Dirección: Av. El Rodeo 12.850, Lo Barnechea.
– Espacio Urbano Las Rejas. Dirección: Av. Libertador Bernardo O’Higgins N° 5.091, Estación Central.
– Espacio Urbano Gran Avenida. Dirección: José Miguel Carrera N° 6.150, San Miguel. Gran Avenida
– Espacio Urbano Puente Alto. Dirección: Av. Concha y Toro 1149, Puente Alto
– Espacio Urbano Plaza Maipú. Dirección: Av. Ramón Freire (Ex Av. Pajaritos) 1.790, Maipú

Regiones
– Espacio Urbano La Laguna. Dirección: Av. Colina Sur 14.600, Colina.
– Espacio Urbano 15 Norte. Dirección: Av. Benidorm N°805 y N°961, Viña del Mar
– Espacio Urbano Los Andes. Dirección: Av. Santa Teresa 683, Los Andes
– Espacio Urbano Melipilla. Dirección: Serrano 396, Melipilla.

Conozca dónde comprar más baratos los textos escolares

Cada libro nuevo sobrepasa los 30 mil pesos en el mercado. Algunas alternativas son los libros reciclados o comprarlos a través de internet, donde se pueden encontrar descuentos que permitan aliviar la billetera.

Jueves 14 de febrero de 2019, Marcela Guajardo Pérez, La Estrella de Valparaíso

Imagínese tener tres hijos y que el colegio donde están le pida cinco libros por cada uno. Y no pueden ser usados, porque vienen con stickers y actividades donde se deben cortar algunas hojas.

Es la situación de Eugenio Villarroel. Este padre porteño debe desembolsar cada año más de 500 mil pesos para los textos escolares de sus hijos, aparte de los 10 libros complementarios que pide el colegio.

“Lo más complejo es que están pidiendo libros con un código. Entonces tengo que ir a buscar ese código específico; por ejemplo, me están pidiendo ahora un libro de Matemáticas, pero es del 2018”, comenta.

Un problema que es común para muchos padres que tienen a sus hijos en colegios particulares donde no reciben los libros del ministerio de Educación.

El alto valor de los textos escolares incluso es parte de una investigación de la Fiscalía Nacional Económica, ya que las editoriales SM y Santillana concentran el 80% de la participación en la última licitación de los libros escolares, un mercado de 20 millones de textos con un valor de U$161 millones anuales.

Así, un libro para enseñanza básica puede costar 33 mil pesos, mientras que el ministerio de Educación paga un precio unitario de 1.500 pesos por el mismo texto.

Ahorro

Juan Benavente lleva cinco décadas vendiendo libros en Valparaíso, en su pequeño local al frente de la Intendencia.

La librería “Ateneo” es el lugar donde muchos padres acuden para comprar los textos escolares, ya que pueden encontrar precios más convenientes. “Acá yo vendo los libros lo más barato que pueda, pero creo que en general, los textos escolares son muy caros por los impuestos”, dice el comerciante.

Ya en enero la librería comenzó a recibir a clientes con sus lista de libros complementarios y textos escolares.

Karen y su hija Amalka son clientes frecuentes del local. “Vengo todos los años y cuando no están los libros, me los encargan y llegan muy rápido. Afortunadamente en el colegio de ella la dejan volver a usar los libros, así que solo venimos por los complementarios”, afirma.

A Tamara le ha tocado comprar todos los años los libros para su hijo Tomás. “En el colegio me dicen que los contenidos cambian todos los años, por eso no aceptan libros usados. No me queda otra que gastar los casi 200 mil pesos que salen”, asegura.

Internet

Otra opción de encontrar los textos más baratos es online. En Buscalibre.com se pueden encontrar libros desde prekinder hasta la enseñanza media. “La ventas de textos escolares y lectura complementaria aumentaron en un 50%. Antes la familia se dedicaba a buscar los libros. Ahora se encarga por internet, se accede también a mejores descuentos y se olvidan de lo que antes era un problema”, dice Boris Kraizel, CEO de Buscalibre.com.

El emprendimiento Green Libros (www.greenlibros.cl) opera hace 10 años reciclando libros y vendiéndolos por internet. “La verdad es que los contenidos son los mismos, no hay mucha diferencia entre un año y otro”, dice Daniela Puig, encargada de Control y Calidad.

Green Libros recibe textos donados, los cuales son clasificados y reciclados.

En la web se pueden encontrar libros como el Lenguaje 5 de Santillana o el Matemáticas 2 de SM que nuevos cuestan sobre 30 mil pesos, pero reciclados tiene un precio de 18 mil. La sala de ventas está en Santiago, pero hacen envíos a regiones.

Cerca de tres mil personas diarias disfrutaron de una nueva edición de la Feria del Libro

Entre los autores más solicitados destacan José Maza y Pancho Saavedra

Cerca de tres mil personas diarias disfrutaron de una nueva edición de la Feria del Libro

Jueves 14 de febrero de 2019, Magazine El Día

La trigésima cuarta versión del evento literario contó con una gran concurrencia de público. Las presentaciones de escritores y el fomento lector fueron los grandes protagonistas.

Con un balance positivo finalizó la 34 versión de la Feria del Libro de La Serena que se realizó entre el 30 de enero y 13 de febrero en la plaza Gabriel González Videla.

En cada jornada se contó con una gran asistencia de público quienes pudieron dialogar con los autores. En líneas generales existe conformidad con los resultados y así lo sostuvo el alcalde Roberto Jacob.

“Nuevamente fue exitosa la feria del libro. Tuvimos casi tres mil personas diarias durante los 15 días, lo que es tremendamente relevante. El entusiasmo de la gente por participar, por ir a las charlas, ver la presentación de los libros, superó las expectativas”, señaló.

En la misma línea, el edil agregó que “ha sido realmente una feria redonda en la cual ha quedado demostrado que esta es una de las ferias más importantes de Chile, lo que nos hace tomar desafíos más grandes para la próxima edición. Creo que hay que ir creciendo, aumentando el interés de la gente, con una feria cada día más atractiva”.

Fomento lectura en niños

Uno de los aspectos que destacó fue el impulso al fomento lector, específicamente pensando en los niños y jóvenes. Es por ello que en esta versión se dispuso de un espacio infantil para uso exclusivo de niños y niñas donde se realizaron una serie de actividades para despertar el placer por la lectura desde temprana edad como cuentacuentos, kamishibai, confección de fanzines, entre otras.

Asimismo, se les dio un destacado espacio a nuestros jóvenes valores literarios quienes presentaron sus obras y dialogaron con los lectores.

Foco en el eclipse

El lema de este año fue “Ven a ver y leer”, en relación al eclipse solar del próximo 2 de julio, frase que resultó ser todo un acierto ya que los visitantes al evento, además de ver atentamente las presentaciones de los escritores, también aprovecharon de comprar libros gracias a la gran variedad disponible.

Entre los autores que estuvieron presentes destacan la poeta, Elvira Hernández, el científico y Premio Nacional de Ciencias Exactas, José Maza, Soledad Falabella, Félix Vega, Guillo, Francisco Saavedra, el poeta haitiano Jean Jacques Pierre-Paul, Francisco Ortega, a los que se suman nuestros autores como Pía Ahumada, Paula Ceballos, Oriana Mondaca, Claudia Reyes, Arturo Volantines, Nibaldo Acero, Alejandro San Francisco, Edmanuel Ferreira, Gabriel Canihuante, Viviana Benz, Cristian Vila, entre otros.

¿Cuáles fueron los libros más vendidos?

Entre los textos más solicitados están “Marte. La próxima frontera”, de José Maza, “La muerte del comendador”, de Haruki Murakami, “Lugares que hablan”, de Francisco Saavedra, “Loco afán. Crónicas de sidario”, de Pedro Lemebel, “Señorita buena presencia”, “El resplandor”, de Stephen King, la Narrativa completa de H.P. Lovecraf además de cómics e historietas.

Para el próximo año el desafío es grande y desde ya se planifica lo que será la trigésima quinta versión de la Feria del Libro de La Serena. Una tradición del verano.

Opinión: “Librería Popular”

Carta publicada en el diario La Tercera el miércoles 13 de febrero de 2019

SEÑOR DIRECTOR

Causa extrañeza la carta publicada con fecha 9 de febrero, escrita por Felipe Bravo Alliende, que compara erradamente el proyecto de librería popular de Recolta con el sistema de redes y bibliotecas de dos comunas de la zona oriente de Santiago, diciendo que en Recoleta se privilegiaría la venta de libros por sobre el acceso gratuito, o por sobre el fomento a las bibliotecas públicas.

Es importante saber que durante los últimos cinco años se han aumentado los puntos de lectura y sistema de bibliotecas en la comuna de Recoleta: se creó el punto de lectura Eduardo Galeano, que funciona en la municipalidad y que tiene sistema de préstamos de libros sin costo, al igual que los puntos de lectura en los cuatro Centros de Salud Familiar, en el Parque de la Infancia, en el Mercado Tirso de Molina, y el proyecto emblemático de la Biblioteca Pedro Lemebel, que abrió sus puertas en noviembre de 2017, y que cuenta con un alto estándar en infraestructura y en catálogo de préstamos gratuitos.

La librería popular es un proyecto que busca satisfacer otra necesidad, que está resuelta en comunas de la zona oriente, y que es tener librerías a la mano; en este caso, a un bajo costo. ¡Doble pega hecha para Recoleta!

Natalia Cuevas Guerrero
Concejala de Recoleta

Contrapunto abre outlet en Santiago

Descuentos de hasta 70%:

Contrapunto abre outlet en Santiago

Miércoles 13 de febrero de 2019, Cultura El Mercurio

Ayer se inauguró el outlet de la cadena Contrapunto, referente en libros de arte y fotografía, en el subsuelo de la tienda de Huérfanos 665. En el lugar, se pueden encontrar textos similares a los de los demás locales, con descuentos de 30%, 50% y 70%, según si los libros presentan fallas, como tapas rayadas o puntas dobladas. Este nuevo espacio abre de lunes a viernes, entre 10:00 y 20:00 horas, y sábados hasta las 14:00 horas.