• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 84 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

SIMCE 2010: Lenguaje sube 9 puntos, pero Matemáticas sigue estancada

Radio U de Chile. 6/04/2011

Con satisfacción se dieron a conocer los resultados de la prueba SIMCE 2010, la cual rindieron más de 470 mil estudiantes de cuarto básico y segundo medio. La prueba mostró un considerable avance en lenguaje y un estancamiento en matemáticas, además de fuertes diferencias entre las distintas regiones del país, en donde las del norte presentan avances mucho más discretos que en el resto del territorio.

Paula Correa

Esta vez, la entrega de los resultados del Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE) de lectura y matemáticas tuvo noticias positivas. Aumentó el puntaje promedio, fuertemente influido por los resultados de lectura de cuarto básico, donde se registró un aumento de nueve puntos, el mayor salto de un año a otro que existe en los registros de esta prueba.

“Son buenos resultados porque mejora la calidad de la educación de nuestro país, especialmente, en lectura y también porque empieza a disminuir la brecha de la calidad de la educación en nuestro país en los cuartos básicos. Pero no nos engañemos, todavía nos queda un largo camino por recorrer. Estamos dando recién los primeros pasos para que nuestros niños y jóvenes tengan una educación de calidad”, dijo el Presidente Sebastián Piñera, en la entrega oficial de los resultados, realizada en la Biblioteca Nacional.

En 13 de las 15 regiones los alumnos mejoraron sus resultados, destacando la región de Los Lagos con un alza de 12 puntos y las regiones de La Araucanía, Aysén y Valparaíso, con un aumento de 11 puntos. No fue así al norte del país, que obtuvo los resultados más bajos, en especial la región de Atacama, con los puntajes más bajos a nivel nacional. Por lo que el ministerio señaló que deberán cambiar de foco y concentrar los mayores esfuerzos en el norte de Chile.

Las regiones del Maule y Bío-Bío contaron con una situación excepcional considerando el retraso en el año escolar que implicó los daños ocasionados por el terremoto del 27 de febrero, ya que los estudiantes ingresaron en durante mes de abril, y muchos de ellos al filo del día 26, que fue el plazo del gobierno para comenzar el año.

“Puede desprenderse un efecto terremoto en el sentido que Maule y Biobío suben en lectura menos que el promedio nacional que es de nueve puntos. Ellos lo hacen entre cuatro y cinco. En matemáticas, el promedio es cero y las únicas regiones que tienen menos de eso son las del Maule y el Biobío”, precisó el ministro de Educación, Joaquín Lavín.

La brecha socioeconómica disminuyó significativamente en lectura en cuarto básico, disminuyendo ocho puntos respecto al año 2009, donde son justamente alumnos de niveles socioeconómicos bajo y medios, provenientes principalmente de colegios municipales los que más mejoran sus resultados, incluso por sobre los 10 puntos.

Sin embargo, los resultados más altos continúan siendo para los colegios privados con un promedio de 303 puntos, seguidos por los particulares subvencionados con 276 puntos, mientras que los municipales se sitúan al final de la tabla con 258 puntos.

Además, el avance en lenguaje, no se repite en matemáticas, donde la tendencia en los resultados es totalmente plana desde el año 1999 y donde además, la brecha se agrava remarcando las diferencias y revelando una de las mayores falencias en nuestra educación.

El Ministro también cruzó estos datos con los obtenidos en la evaluación docente y afirmó “los buenos profesores pueden hacer la diferencia”, ya que los niños que han tenido clases con profesores “destacados” o “competentes” obtienen mejores resultados. Así también la disciplina en la sala de clases y la constante asistencia también determinan los resultados.

***

Simce de 4º básico en Lectura aumenta cifra récord de 9 puntos en un año (Ampliación) Publimetro. 6/04/2011

Sigue leyendo

Anuncios

Menos de la mitad de los estudiantes chilenos entiende lo que lee

La Tercera – 19/01/2011

Esta fue la conclusión de un estudio que sometió a pruebas a más de mil 300 escolares desde quinto a octavo básico.

De qué se trataba el cuento, le preguntó la profesora a la niña de quinto básico. La pequeña estudiante la miró y confesó que no entendió el libro. Este es el escenario que se repite en varias aulas en Chile, según un estudio que midió cuánto entendían los estudiantes. El análisis lo hizo la Fundación Educacional Arauco.

La investigación realizó pruebas a 1305 escolares de 12 colegios de la Regiones Metropolitana y de Valparaíso. Según la investigación, el porcentaje de logro en quinto básico fue de 35,9%; en sexto de 44,8%; en séptimo de 39,6% y en octavo básico de 38,1%.

De acuerdo al análisis, la mayoría de los estudiantes se encuentra en los niveles más bajos. Las categorías de desempeño “Satisfactorio” o “Muy desarrollado” solo fueron alcanzadas por el 9% de los alumnos de 5º básico; por el 19% de los de 6º, por el 14% de los de 7º y por el 11% de los que están en 8º básico, explicaron los investigadores.

Además, arrojó que existe una brecha importante entre los estudiantes. Por ejemplo, en comprensión de lectura las diferencias alcanzaron un 9% entre 5º y 8º básico, mientras que en producción de textos aumenta a 22%.

A esto se agrega las diferencias en el rendimiento entre los estudiantes de colegios particulares pagados, subvencionados y municipales. En producción de textos, por ejemplo, los alumnos de 8º básico de los colegios particulares pagados obtuvieron 24 puntos más que los estudiantes de establecimientos particulares subvencionados y 35% más que los que están en escuelas municipales. De hecho, el desempeño de las escuelas municipales disminuyó, progresivamente, en 7º y 8º básico.

A propósito de la investigación nació un libro llamado “Pruebas de Comprensión Lectora y Producción de Textos CL-PT”. Se trata de un instrumento actualizado que permite evaluar a los alumnos en comprensión lectora y producción de textos y que pretende orientar a los profesores sobre lo que deben aprender los estudiantes en cada curso y que entrega algunas estrategias que pueden ser de gran ayuda para la labor docente, explicaron en la fundación.

Mineduc defiende cambio curricular con menos Historia

La Nación. Santiago, Chile. 19/11/2010

El titular de Educación salió al paso de las críticas por disminuir las clases de Ciencias Sociales y Educación Tecnológica, para que aumenten las de Lenguaje y Matemática.

Haciendo un llamado a los padres y apoderados a que confíen en los cambios anunciados, el ministro de Educación, Joaquín Lavín, se defendió ayer de las críticas formuladas por historiadores y expertos educacionales que no consideran adecuado la disminución de horas de clases de Historia y Ciencias Sociales.

La medida implica que los entre 5° básico y 2° medio los alumnos tendrán una hora menos de este ramo a la semana para así aumentar las horas de Lenguaje y Matemática, algo que no fue bien recibido por historiadores como Gabriel Salazar, Alfredo Jocelyn- Holt o Bernandino Bravo.

El secretario de Estado insistió en que el cambio, que también aminoran el tiempo destinado a la materia Educación Tecnológica, es fundamental en el mejoramiento de la calidad de la educación y que sin una buena formación en esos dos ramos es imposible avanzar en los otros.

“Voy a aprender más Historia si primero tengo la base de saber leer bien y saber comprender bien lo que leo. Las horas de Historia los colegios las pueden tener, las pueden compensar acudiendo a las horas de libre disponibilidad”, señaló.

El titular del Mineduc explicó que los cambios tienen una finalidad clara para las dos materias que serán beneficiadas. “En Matemáticas se trata de hacer más ejercicios y una de las horas adicionales de Lenguaje será para ir a la biblioteca a leer”, dijo.

De esta forma, Lavín explicó que espera que con estos ajustes “de aquí a dos años ya haya resultados concretos de avance en el Simce”.

MALA SEÑAL
A los comentarios del coordinador general del movimiento Educación 2020, Mario Waissbluth, que calificó el cambio como “una muleta para cojos”, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, también se refirió a los cambios y acusó que estos cambios no fueron preguntados al magisterio diciendo que estos fueron acordada únicamente para lograr mejores resultados en los diferentes test que se aplican en el país.

“Aquí tenemos que preguntarnos: ¿Para qué estamos formando jóvenes? ¿Para el trabajo o para la vida? Son medidas donde lo único que interesa es la comprensión de los cálculos matemáticos para el trabajo y punto, y esa no es la idea de la educación”, dijo Gajardo.

Los historiadores también se manifestaron en contra de los cambios y la calificaron como una señal “nefasta” para el mejoramiento de la educación.

“Cuando no hay tiempo para reflexionar uno enseña de memoria. Entonces, vamos a volver a la memorización que no sirve absolutamente de nada”, dijo Sofía Correa, investigadora de la Universidad de Chile, mientras el premio nacional de Historia Gabriel Salazar dijo que se está “desvistiendo a un santo para vestir a otro”.

Prácticas pedagógicas que mejoran el Simce: más visitas a la biblioteca y juegos entre alumnos

La Tercera. 30/08/2010

Incentivar el contacto con los libros, hacer a los niños exponer frente a la clase y asegurarse de que entiendan los contenidos son algunas de las actividades que regularmente hacen los profesores más efectivos, según reveló una investigación chilena.

Luna Rosenmann

La importancia del desempeño del profesor en el aula es un factor que ya nadie discute. Un estudio dice que un alumno con un buen docente puede avanzar hasta siete puntos en el Simce.

Pero es primera vez en Chile que se compara este efecto entre alumnos similares en términos de ingreso familiar, tipo de colegio y nivel educacional de sus padres con el fin de determinar qué tipo de profesores y prácticas son las que más resultados tienen en sus alumnos. Tras analizar los resultados en la prueba Simce de lenguaje y matemáticas, entre alumnos de cuarto básico, los economistas Andrea Repetto, de la Universidad Adolfo Ibáñez; y Alejandra Mizala y Bernardo Lara, de la Universidad de Chile, concluyeron que en lenguaje, las prácticas pedagógicas más exitosas son llevar a los niños a la biblioteca, mientras que en matemáticas, lo que más frutos rinde son los juegos o competencias.

Entre los profesores que logran mejores resultados en lenguaje, el 82% hace ir a los niños a la biblioteca; mientras que la práctica es seguida sólo por el 70% de los docentes con peores resultados. “Cuando los niños leen más, generan más capacidad de entendimiento, aprenden más vocabulario y se les expande la imaginación y las capacidades del aprendizaje”, dice Repetto.

Otra práctica que da resultados es motivar a los niños a hacer presentaciones. El 90% de los profesores con logros relevantes hace que los niños expongan, versus el 81% de los docentes que logran peores resultados.

En matemáticas, el 90% de los docentes efectivos hace juegos o competencias entre sus alumnos, pero sólo el 83% de los maestros de malos resultados lo practica. Una práctica tan simple como chequear que los niños hayan entendido la materia también tiene impactos. El 83% de los docentes efectivos practica esta rutina, versus el 77% de los docentes de malos resultados.

El estudio también analizó qué factores propios de los docentes afectaban los puntajes Simce. Uno de ellos es el género en relación a la materia que se enseña. En el caso de una profesora, los niños obtienen cinco puntos más en lenguaje y tres en matemática.

También sus resultados crecen un punto en lenguaje y matemática si el alumno es del mismo género que el profesor.

En colegios donde existe sólo un cuarto básico, por lo que no se puede separar a los alumnos según su capacidad, el hecho de que el profesor posea un título, aumenta siete puntos el resultado en matemática de sus alumnos. “A la persona que estudió educación le enseñaron cómo hacer clases y eso podría estar siendo reflejado aquí”, explica Repetto.

Escuela Gabriela Mistral destacó asesoría externa

La Estrella, Iquique. 4/06/2010

De oreja a oreja sonreía la directora de la escuela Gabriela Mistral, Ximena Sepúlveda luego de obtener buenos resultados en el Simce. El establecimiento trabaja con menores de sectores vulnerables, pero aún así lograron mejorar significativamente en todas las áreas.

Por ello, Ximena Sepúlveda, acompañada de los niños que rindieron la prueba el año pasado realizaron un recorrido por el colegio y explicaron como fue el trabajo que entregó tan buenos frutos.

La directora explicó que la labor incluyó la incorporación de una asesoría externa, en el área de lenguaje, lo que les permitió destinar sus esfuerzos a las otras áreas y con ello mejorar todos sus indicadores.

“Esto obedece a una planificación realizada por todo el equipo de trabajo y una asesoría externa en Lenguaje y Comunicación, el “Proyecto Lector”, que incluyó capacitaciones a docentes y una biblioteca, financiado por la Fundación Educacional Collahuasi, eso nos permitió trabajar con mayor dedicación, en mesas de planificación y mejorar otras áreas y los resultados son muy positivos”.

La directora especificó que los resultados del Simce fueron motivo de orgullo para toda la comunidad educativa.

“Todos están felices y motivados a seguir avanzando y mejorando, los alumnos se sienten importantes, que lo hicieron bien y este es un proyecto de colegio lo celebramos todos, los profesores y los apoderados, es un trabajo mancomunado”, dijo.

Argumentó que del colegio sólo tres profesores participaron de los paros del magisterio el año pasado y el resto siguió trabajando, pudiendo pasar con normalidad los contenidos.

El profesor del curso, Oscar Rojas, destacó la organización de la escuela y la participación de la comunidad completa en el aprendizaje de los alumnos con profesores, directivos y familias integradas.
Sigue leyendo

El 84% de los alumnos de la U. de Chile tiene problemas para entender lo que lee

La Tercera. 23/05/2010

La prueba de Competencias Discursivas de Comprensión y Escritura se tomó, por primera vez, a más de cuatro mil alumnos de primer año y el plantel pretende que sea un complemento a la PSU. Si bien el 80% de los estudiantes se ubicó en el nivel suficiente de desempeño general, menos del 1% logró un dominio avanzado.

L. Rosenmann / E. Simonsen

Son varias las casas de estudio que aplican test de habilidades lingüísticas a sus alumnos de primer año, pero para la Universidad de Chile, ésta es su primera vez. Se trata de la prueba de Competencias Discursivas de Comprensión y Escritura, Codice, que constituye una muestra del nivel de los escolares que ingresan a la educación superior, dado su universo y su representatividad. Más de cuatro mil alumnos dieron el test en marzo pasado, un tercio de quienes viene de colegios municipales. El 36% proviene de establecimientos subvencionados y el 34% de colegios particulares pagados.

Los resultados no son muy alentadores. Sobre todo considerando que la muestra abarca a parte de los mejores estudiantes del país, al menos, en cuanto a rendimiento en la PSU. A la Universidad de Chile no se puede postular con menos de 600 puntos en la PSU y el promedio de ingreso oscila entre los 660 y 670 puntos.

Si bien el 80% de los alumnos se ubicó en el nivel suficiente de desempeño general en el ítem lectura, ninguno de los más de cuatro mil estudiantes que rindieron el examen alcanzó un nivel de desempeño elevado de escritura y menos del 1 por ciento lo hizo en lectura.

La gran mayoría está en el nivel 3, el suficiente, tanto en el test de escritura (77,9%), como en comprensión lectora (80,5%).

Al desglosar por tipo de habilidades el panorama se oscurece. Las habilidades más débiles son, las de comprender, que implica reconocer información explícita en el texto, y la de inferir localmente, esto es, concluir información implícita contenida en la lectura.

El 84% de los examinados tiene un nivel insuficiente de comprensión lectora, es decir, apenas puede comprender e identificar información en textos expositivos y argumentativos. De ellos, el 45% alcanzó sólo un nivel básico de desempeño, mientras que el 39% fue catalogado por debajo de ese nivel. Sólo el 16,3% de los alumnos fue clasificado como suficiente en comprensión lectora.

Mientras que el 83,3% de los alumnos tiene un nivel básico o menor en la habilidad de inferir. Nuevamente, menos del 17% de los alumnos se ubicó en el nivel adecuado de desempeño en ese ítem.

Por otra parte, las competencias que más desarrolladas tienen los estudiantes son las de descomponer. El 80% de los examinados logra extraer la idea principal de un texto y resumirla.

Complemento a la PSU

Para el plantel, uno de los objetivos del test es el de poder información a sus facultades para que adecuen sus mallas curriculares a un perfil por competencias. Por ello, se volverá a tomar este examen a la misma cohorte, cuando llegue a tercer año de universidad y, eventualmente, cuando esté en quinto.

Pero no es el único objetivo. La idea del plantel es poder utilizar los resultados de este examen como un complemento de la PSU. “No estoy dispuesto a seguir tomando el Codice para archivarlo. El principal valor de esta prueba es que sea complementaria a la PSU”, dice el vicerrector de Asuntos Académicos, Iñigo Díaz.

A juicio de Díaz, el examen evalúa ciertas competencias que la PSU no mide en forma directa, como la comprensión de textos argumentativos y expositivos, los más difíciles en la etapa escolar, y la expresión escrita. Para ello, se incluyen tres preguntas abiertas, que permiten desarrollar respuestas de hasta 30 líneas.

Por ello, el plantel presentará los resultados en el Consejo de Rectores, para iniciar un debate en torno a la necesidad de complementar el sistema de ingreso a la universidad, con pruebas más completas que incluyan, por ejemplo, preguntas abiertas. Una posibilidad que, en todo caso, resulta problemática, considerando que la corrección de este tipo de examen demora más de un mes.

UC: ortografía y vocabulario, lo más débil

El 92% de los alumnos de primer año que rindieron el examen de comunicación escrita de la UC lo aprobó, a pesar de presentar graves falencias en aspectos formales. La principal dificultad se da en ortografía y vocabulario, itemes en los que, en promedio, los alumnos obtienen dos y 2,5 puntos -de un total de cinco-, lo que es calificado como desempeño básico.

Donde sí obtienen buenos resultados es en estructura y tesis. En ambos promedian los 4,5 puntos. Además de estas cuatro habilidades, se evalúa la cohesión del texto, sus párrafos, la argumentación y sus contraargumentos y la evaluación global. Allí los estudiantes promedian entre 3 y 4 puntos. El gran número de aprobados se explica porque el examen se aprueba con tres puntos o más.

Post anterior

Crean innovadora plataforma virtual para mejorar comprensión de lectura

La Tercera. 2/12/2009

Motivados, entre otros factores, por los repetidos bajos resultados en comprensión lectora en las pruebas SIMCE, PISA e IALS, académicos de la Universidad de Santiago desarrollaron un paquete tecnológico, cuyo uso reiterado y sistemático permitirá perfeccionar esta práctica.

Investigadores de la Universidad de Santiago desarrollaron un paquete tecnológico que incluye una serie de elementos virtuales destinados a perfeccionar la comprensión de lectura en sus usuarios y orientado principalmente a estudiantes de colegios municipales.

“Nuestra tecnología denominada Programa Virtual de Formación en Estrategias Lectoras (ePELS) mejora la comprensión lectora a través del desarrollo de las habilidades requeridas y prescritas en los mapas de progreso del Ministerio de Educación”, explicó el académico del Departamento de Ingeniería Industrial de la Usach y director general del proyecto VirtuaLab, Mario López.

El equipo VirtuaLab-Usach ha trabajado con varios proyectos en el área de las tecnologías visuales, y este año se adjudicó recursos del gobierno, a través del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef).

En esta nueva iniciativa se desarrollará un software destinado a facilitar la implementación y ejecución de un Programa de Formación en Estrategias para la producción de textos.

Se espera que su uso reiterado y sistemático mejore el desarrollo y la práctica de las destrezas implicadas en la producción textual; por ejemplo, el alumno logrará estructurar párrafos de comparación, causa efecto, secuencia de eventos, entre otros.

También les permitirá producir textos de tipo narrativo, noticiosos y otros utilizando técnicas visuales en su desarrollo, estimulando para ello las habilidades cognitivas, mediante una didáctica conciente.

El Director Científico de VirtuaLab, Héctor Ponce, señaló que “en Chile a los estudiantes se les enseña a memorizar las materias y no les dan las herramientas requeridas para comprender por sí mismos, por ejemplo, un cuento”. A su vez, añadió que los profesores se dedican más a la enseñanza del uso de la lengua, el uso de ortografía y gramática, y le restan tiempo a la comprensión.

Las tecnologías visuales desarrolladas por VirtuaLab-USACH contribuirán a resolver los problemas evidenciados en los resultados SIMCE de lenguaje publicados recientemente. El test de comprensión lectora mostró que los colegios privados aventajan a los establecimientos subvencionados por 37 puntos y a los municipales por casi 60.

En el SIMCE de escritura, los resultados fueron menos alentadores para todo el sistema, ya que sólo el 52% de los alumnos de escuelas privadas alcanzó el nivel óptimo, los subvencionados llegaron al 51% y los municipales sólo al 48 por ciento de lo aceptado.

Para ello VirtuaLab ha desarrollado un modelo de integración curricular de software para el desarrollo de habilidades cognitivas que utilizan una didáctica conciente tanto de las características de “inmigración digital” del profesor como las de “nativos digitales” de sus estudiantes.