• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 83 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Plan pro lectura incluye libros digitales y 270 bibliotecas

Jueves 15 de Noviembre de 2018, HoyxHoy.

Mineduc lanzó programa para que niños de 1° básico lean mejor. Profesores deberán ir a clases para saber incentivar esta práctica.

Según cifras del Ministerio de Educación (Mineduc), se calcula que unos 158 mil niños en Chile pasan a segundo básico sin lograr los niveles adecuados de lectura. Para erradicar ese problema, la cartera anunció ayer un plan que pretende que nunca más un alumno termine primero básico sin leer bien.

El programa consiste en seis ejes de acción basados en entregar más herramientas de lectura a los menores, intervenir en casos de bajo resultado, y capacitar a la comunidad escolar para que sepan como incentivar el leer en los niños.

En detalle, se contempla disponer 4.000 títulos en una nueva biblioteca digital destinada para alumnos, padres, apoderados y docentes de colegios públicos y particulares subvencionados. También se puso como meta que todos estos establecimientos del país tengan una biblioteca física al 2021, para lo que aún faltan crear 270, de las cuáles 90 se implementarán en marzo. Además, se entregarán kits con textos para todos los primeros básicos.

Asimismo, se prevé un apoyo pedagógico para aprender a leer en las escuelas de bajo rendimiento en esta materia; capacitación semi-presencial a profesores para que sepan incentivar la práctica en sus alumnos; y facilitar a los directores un fondo especial para implementar estrategias de desarrollo lector.

“Le estamos poniendo patines a todos los niños de primero básico para que aprendan a leer de manera adecuada”, afirmó la ministra del ramo, Marcela Cubillos.

Anuncios

Opinión: “Rescatemos la experiencia mágica de la lectura”

Columna de María Isabel Díaz Pérez, Subsecretaria de Educación Parvularia, publicada en el diario Publimetro el Lunes 7 de noviembre de 2016.

Cuando las estrategias se enmarcan bajo la premisa artificial de que mientras más temprano aprenden a leer los niños, mejor serán sus resultados de aprendizaje, se van generando consecuencias negativas en la práctica pedagógica.

Las potencialidades que presentan niños y niñas, la velocidad de los aprendizajes y sus crecientes intereses de descubrimiento y exploración son ciertamente sorprendentes, pero en ningún caso justifican la exigencia de la lectura y escritura como metas obligatorias en la primera infancia.

No se trata de desconocer las habilidades de niños y niñas, ni menos impedir que accedan a los desafíos que involucra el lenguaje escrito. Eso no está en discusión. El asunto va más allá: se trata de insistir en que las finalidades educativas que tiene este primer nivel educativo son significativamente más amplias y profundas que lograr que los niños demuestren dominios tempranos de lectura.

La Subsecretaría de Educación Parvularia, en el camino de validación de los sentidos que tiene la educación en la primera infancia y de la hoja de ruta que se ha propuesto, está diseñando un conjunto de lineamientos curriculares para la formación integral de los párvulos.

Este trabajo se hace a partir de los hallazgos de las neurociencias y de los avances de la pedagogía, dentro de los cuales se consideran orientaciones específicas para el desarrollo de experiencias de iniciación a la lectura y escritura con modelos lúdicos, que le otorgan significado a este proceso de aprendizaje.

La literatura especializada ha evidenciado que la incorporación de diversas estrategias lúdicas de alfabetización en la primera infancia, donde se conjugan modelos sintéticos y analíticos, favorece en los niños el interés por la lectura y el descubrimiento autónomo de los mecanismos para leer. Son estrategias que se caracterizan por utilizar recursos de indagación donde no hay presiones, esfuerzos adicionales y tareas obligatorias para la casa.

El propósito central es que los niños y niñas disfruten de los cuentos, descubran sus contenidos y experimenten la riqueza que tienen para su desarrollo integral.

Por el contrario, cuando las estrategias se enmarcan bajo la premisa artificial de que mientras más temprano aprenden a leer los niños, mejor serán sus resultados de aprendizaje, se van generando consecuencias negativas en la práctica pedagógica que se expresan en metodologías pasivas donde se intenciona la memorización y el uso recargado de cuadernos, textos y fichas.

Preocupa el marcado protagonismo que tienen las habilidades de lectura en las actividades diarias del kínder y su promoción como factor de éxito para mejores resultados educativos en los siguientes niveles y paradójicamente su carácter obligatorio cuando los lineamientos en el campo mundial están lejos de esa tendencia.

La educación parvularia requiere tratamientos diferenciados en el diseño y operacionalización de su política. Nuestro desafío es renovar, actualizar, adaptar metodologías, normativas y reglamentos, en torno a las nuevas demandas y al posicionamiento que está adquiriendo este nivel.

Se reedita la historia del libro en Chile

El Mercurio. Santiago, Chile. 28/11/2010

La primera edición se publicó hace casi dos décadas, pero este año, la editorial Lom puso a disposición del público una nueva versión actualizada, corregida, aumentada e ilustrada de “Historia del libro en Chile. Desde la Colonia hasta el Bicentenario”, escrito por Bernardo Subercaseaux, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile y autor de una docena de libros relacionados con el ámbito de la cultura chilena e hispanoamericana. El texto se centra en aspectos como la actividad editorial en el país, la valoración social del libro, sus transformaciones en la cultura y la formación de una sociedad lectora a lo largo de los distintos períodos de la historia de Chile.

Según explica Subercaseaux en el libro, el objeto de este estudio no se relaciona sólo “al proceso mecánico de impresión y la historia de los productos impresos, sino también a los paradigmas intelectuales y socioculturales que han permeado al libro, y las características que ha tenido en el pasado la actividad editorial en todo su ciclo”, desde la producción hasta la lectura. Esta nueva edición integra nuevas fuentes y nuevos autores, como Roger Chartier, el reconocido historiador francés especializado en la historia del libro en Occidente.

El capítulo dedicado al Bicentenario considera procesos como la massmediatización de la cultura y analiza el escenario sociocultural de la última década, incluyendo temas como la “Pottermanía” -el fanatismo en Chile por la saga del mago-, el proyecto del Maletín Literario y el e-book o libro digital.

Noticias relacionadas:

Bernardo Subercaseaux cuestiona la valorización del libro en Chile (30/07/2010)

Subercaseaux:“Las tecnologías han incidido en un lector de textos más que de libros” (junio 2010)

Mineduc defiende cambio curricular con menos Historia

La Nación. Santiago, Chile. 19/11/2010

El titular de Educación salió al paso de las críticas por disminuir las clases de Ciencias Sociales y Educación Tecnológica, para que aumenten las de Lenguaje y Matemática.

Haciendo un llamado a los padres y apoderados a que confíen en los cambios anunciados, el ministro de Educación, Joaquín Lavín, se defendió ayer de las críticas formuladas por historiadores y expertos educacionales que no consideran adecuado la disminución de horas de clases de Historia y Ciencias Sociales.

La medida implica que los entre 5° básico y 2° medio los alumnos tendrán una hora menos de este ramo a la semana para así aumentar las horas de Lenguaje y Matemática, algo que no fue bien recibido por historiadores como Gabriel Salazar, Alfredo Jocelyn- Holt o Bernandino Bravo.

El secretario de Estado insistió en que el cambio, que también aminoran el tiempo destinado a la materia Educación Tecnológica, es fundamental en el mejoramiento de la calidad de la educación y que sin una buena formación en esos dos ramos es imposible avanzar en los otros.

“Voy a aprender más Historia si primero tengo la base de saber leer bien y saber comprender bien lo que leo. Las horas de Historia los colegios las pueden tener, las pueden compensar acudiendo a las horas de libre disponibilidad”, señaló.

El titular del Mineduc explicó que los cambios tienen una finalidad clara para las dos materias que serán beneficiadas. “En Matemáticas se trata de hacer más ejercicios y una de las horas adicionales de Lenguaje será para ir a la biblioteca a leer”, dijo.

De esta forma, Lavín explicó que espera que con estos ajustes “de aquí a dos años ya haya resultados concretos de avance en el Simce”.

MALA SEÑAL
A los comentarios del coordinador general del movimiento Educación 2020, Mario Waissbluth, que calificó el cambio como “una muleta para cojos”, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, también se refirió a los cambios y acusó que estos cambios no fueron preguntados al magisterio diciendo que estos fueron acordada únicamente para lograr mejores resultados en los diferentes test que se aplican en el país.

“Aquí tenemos que preguntarnos: ¿Para qué estamos formando jóvenes? ¿Para el trabajo o para la vida? Son medidas donde lo único que interesa es la comprensión de los cálculos matemáticos para el trabajo y punto, y esa no es la idea de la educación”, dijo Gajardo.

Los historiadores también se manifestaron en contra de los cambios y la calificaron como una señal “nefasta” para el mejoramiento de la educación.

“Cuando no hay tiempo para reflexionar uno enseña de memoria. Entonces, vamos a volver a la memorización que no sirve absolutamente de nada”, dijo Sofía Correa, investigadora de la Universidad de Chile, mientras el premio nacional de Historia Gabriel Salazar dijo que se está “desvistiendo a un santo para vestir a otro”.

Ocho años abriendo mundos

Dibam 18/10/2010

Para la Coordinadora Nacional de BiblioRedes, Paola Gallegos, la clave del éxito en estos ocho años “ha sido la red de personas, la tecnología es simplemente un recurso, lo fundamental es el espíritu de aportar a un Chile más igualitario”.

A fines del año 2002, producto de una importante donación de la Fundación Bill & Melinda Gates al Gobierno de Chile, las chilenas y chilenos de todo el país se apropiaron de los nuevos servicios tecnológicos y de capacitación gratuita, que la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) implementaba en más de 360 Bibliotecas Públicas y 17 Laboratorios de Capacitación a lo largo de Chile.

Todo Chile comenzó a conectarse a las nuevas tecnologías, gracias a la implementación de este programa, BiblioRedes. Así, aprender a utilizar las nuevas tecnologías de la información y ponerse en contacto con el mundo a través de Internet, se convirtió en una realidad gratuita en todo Chile.

Hoy, después de ocho años de trabajo, BiblioRedes se ha transformado en la red de acceso público y capacitación comunitaria en tecnología más grande del país y un agente articulador y estratégico en el ámbito de la conectividad nacional y local, generando innumerables iniciativas orientadas a ser un aporte al desarrollo de competencias en las comunidades.

Para la coordinadora nacional de BiblioRedes, Paola Gallegos, la clave del éxito en estos ocho años “ha sido la red de personas, la tecnología es simplemente un recurso, lo fundamental es el espíritu de aportar a un Chile más igualitario”.

Miles de Chilenos en Red

Desde la creación del programa hasta el primer semestre de 2010, los laboratorios de capacitación y bibliotecas públicas que cuentan con BiblioRedes, han registrado a más de un millón cien mil usuarios. De ellos, más de 500 mil se han capacitado en los diversos cursos ofrecidos. A la vez, el programa cuenta en sus registros con casi 14 millones de sesiones de acceso gratuito a computadores con Internet.

En los últimos años, ha fomentado y apoyado la creación, publicación y difusión de contenidos locales a partir de la propia comunidad. Este es otro de los servicios de BiblioRedes que se ha ido incrementando con los años.

Hoy, la comunidad de Contenidos Locales cuenta con más de 10 mil páginas, que difunden en todo el mundo temáticas de diversas localidades de nuestro país y mantienen a miles de chilenos conversando en el ciberespacio acerca de nuestro país, su gente, costumbres, lugares y tradiciones a través del sitio www.contenidoslocales.cl

A partir del año 2009, dada la gran demanda de capacitación surgida desde lo presencial en las bibliotecas y laboratorios, se ha desarrollado una plataforma de educación en línea, la nueva propuesta de aprendizaje a través del sistema E-learning. A la fecha, ha capacitado a más de cinco mil personas. BiblioRedes se ha transformado no solo en un programa que entrega acceso y capacitación en nuevas tecnologías, sino que ha ampliado los espacios de encuentro de la comunidad.

Comienza Taller de Fomento de la Lectura

El Diario, Aysén. 15/11/2010

A las 09:00 de hoy comienza el Taller Fomentemos la Lectura en Aysén a través del Humor, dictado por el conocido cuentacuentos José Pepe Pelayo y organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la región de Aysén y el Plan Nacional de Fomento Lector Lee Chile Lee.

El Plan Nacional de Fomento de la Lectura, “Lee Chile Lee” corresponde a una política pública que supone un esfuerzo conjunto del Ministerio de Educación, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Lee Chile Lee tiene como propósito garantizar y democratizar el acceso a la lectura, entendiendo que esta es una herramienta fundamental para que las personas desarrollen en forma plena sus capacidades. Apunta a que todos los chilenos puedan tener un espacio en la sociedad de la información mejorando su nivel educativo en un sentido amplio, permitiendo el acceso al conocimiento, el desarrollo de la creatividad, así como también al ejercicio de los derechos ciudadanos y los valores democráticos.

La implementación del plan busca desarrollar en la ciudadanía una actitud reflexiva y responsable frente a la información y los hechos sociales, económicos y políticos, mejorando así la calidad de vida de todos los habitantes de nuestro país. Para cumplir estos objetivos se fijaron cuatro líneas de acción: Acceso, Formación, Desarrollo y Difusión.

Dos miradas diferentes a los índices de lectura en Chile

El Mercurio. Santiago, Chile. 14/11/2010

Las cifras del estudio Fundación La Fuente-Adimark, que configuran una radiografía a nuestros hábitos de lectura, generaron repercusiones durante la semana. Aquí, dos expertas entregan sus opiniones y aportan claves para interpretar las tendencias que muestra la encuesta, como el hecho de que el 52,8 por ciento de los chilenos se declare “no lector”.

Entrevistadas: Loreto Fontaine (MINEDUC) y Clara Budnik (Fundación Democracia y Desarrollo)

Sigue leyendo