• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 84 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Cuentos llegarán a zonas del terremoto

El Llanquihue. 9/05/2010

Universidad Sin Fronteras: Un Libro… Una Esperanza” es el nombre del proyecto que financiará la Dirección de Extensión de la Universidad Austral de Chile y que es dirigido por la académica de la Sede Puerto Montt UACh, doctora Alejandra Leal Ladrón de Guevara.

El objetivo de este proyecto es la reedición de mil ejemplares del texto de narrativa pedagógica: “Alerce, cuéntame tus cuentos“, para distribuirlos en los establecimientos escolares de las regiones afectadas por el terremoto del 27 de febrero 2010 como material de lectura complementaria de la Educación General Básica.

De esta manera, un libro que ya había sido editado por la UACh el año 2009 a través de otro proyecto de Extensión para escolares de las regiones X y XIV, y podrá ser leído también por niños y jóvenes de todos los colegios de la zona más afectadas por el terremoto, tomando en cuenta que muchos de estos establecimientos escolares no sólo perdieron su edificio y mobiliario, sino invaluables bibliotecas con textos y libros escolares.

Con este importante aporte de la Universidad Austral de Chile y el apoyo del Ministerio de Educación de la Región de Los Lagos para su distribución, se dará inicio a una nueva etapa en la vida de esos colegios que contarán con este texto que narra historias y vivencias de un sector rural de la Región de Los Lagos de la Comuna de Puerto Montt llamado Alerce. Este texto invitará a los niños a leer y conocer historias tan propias de la vida de la gente del sur de Chile, lo que permitirá que guarden en su memoria los recuerdos de un lugar del sur y de gente trabajadora y esforzada, como sus propias ciudades, pueblos y habitantes.

Este proyecto es uno de los 17 ganadores del Concurso Anual de Proyectos de la Dirección de Extensión de la Universidad Austral de Chile.

Anuncios

Fiesta por el Día del Libro fue en grande

Diario Austral, Valdivia. 24/04/2010

Coloquios, exhibición de publicaciones regionales, lanzamiento de proyectos y mucha lectura hubo ayer, en la celebración del Día del Libro y el Derecho de Autor. Como todos los años, Valdivia se vistió de gala para la fiesta, cuyos escenarios centrales fueron la Universidad Austral y la Biblioteca Municipal, que además aprovechó la ocasión y celebró su 75º aniversario.

La agenda de actividades comenzó temprano, en el edificio Cidfil de la Facultad de Filosofía y Humanidades Uach, donde el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Los Ríos realizó el primer coloquio regional, destinado al análisis de la realidad local en relación al libro y la lectura. Entre las 10 y las 13.30 horas, el protagonismo de las ponencias fue repartido entre invitados como Rubén González (profesor de castellano, escritor y asesor cultural de Socovesa), Fernando Mujica (gerente de operaciones de La Librería de Valdivia) y Ricardo Mendoza (escritor y responsable de la editorial Kultrún). Repartidos en dos paneles, los profesionales se encargaron de poner sobre la mesa las virtudes y defectos de la producción literaria en la región, los factores que inciden en el “consumo” de libros y las vías de financiamiento que actualmente existen para los escritores.

la realidad

A través de un recorrido histórico en el que fue mostrando tapas de libros publicados en distintos años, González ofreció un paseo resumido por la historia de los libros en Valdivia, aclarando que desde hace un tiempo se advierte “una proliferación de libros prematuros y la ausencia de talleres de formación para los talentos emergentes”. Asimismo y materias como la comercialización de las obras, tanto Mendoza como Mujica coincidieron en que es fundamental que el autor se involucre lo más posible en la venta.

Los temas expuestos en el coloquio y las respectivas conclusiones serán parte de un documento que el Consejo de la Cultura se encargará de distribuir y que además busca contribuir en la definición del perfil literario de la región.

mensaje

El coloquio fue inaugurado por la directora regional de cultura Pamela Olavarría, quien dijo que “esta celebración es una oportunidad para potenciar aún más el valor que tienen el libro y la lectura en nuestras vidas. Si podemos lograr que el amor por las letras continúe más allá del 23 de abril, estaremos abriendo caminos de crecimiento en beneficio de nuestros hijos, hijas, jóvenes y adultos”.

diversión

Sigue leyendo

Alumnas diseñan biblioteca infantil

El Austral, Osorno. 24/04/2010

Con la intención de darle una mano a la educación en Chile, la Carrera de Psicopedagogía del Instituto Profesional la Araucana y su Jefa de Carrera Anita Cordaro, confeccionaron libros de cuentos para niños con el fin de replicarlos después en escuelas de menores recursos de la región en conjunto con padres y apoderados.

La idea de esta importante iniciativa nació del gran compromiso social que han asumido los alumnos con su Carrera y por la reflexión que hicieron en torno a los problemas de aprendizaje en nuestro país. De esta forma, determinaron que la baja comprensión lectora en los menores, sobre todo en la iniciación lectora, era una de las áreas en las que ellas más podían contribuir.

Los alumnos participantes de esta novedosa iniciativa, se mostraron conformes con los resultados de esta implementación y contaron lo inspiradora que fue esta experiencia.

“Se pudo comprobar nuestras competencias y habilidades, ya que no todos los estudiantes tienen la posibilidad de hacer actividades solidarias donde puedan aplicar y poner al servicio los conocimientos obtenidos a lo largo de sus estudios”, indicaron.

Cómo recuperar el gusto por los libros

El Austral, Temuco. 23/04/2010

Hace 15 años la Unesco definió el 23 de abril como el Día Internacional del Libro, desde entonces en La Araucanía algunos quijotes han emprendido valiosas iniciativas y han aportado a fomentar la lectura en la población local.

Eduardo Henríquez Ormeño

Lejos están aquellos tiempos en que para instruirse una persona debía viajar hasta las bibliotecas de Pérgamo, Alejandría o Bizancio. Con el paso de los siglos, el conocimiento dejó de ser privilegio de pocos y con la aparición de la revolucionaria imprenta vino una paulatina y gigantesca expansión bibliográfica que democratizó el libro y el acceso a la lectura.

Con más de 2 milenios de historia de la humanidad (D.C.) y otra serie de revolucionarios inventos como la internet y los “e-books” (libros digitales), el mundo de las letras y las imágenes goza de nuevos soportes para el futuro que se suman al tradicional formato de papel.

Hoy, cuando se celebra por décima quinta vez el Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor desde que la Unesco propusiera el 23 de abril para esta efeméride en coincidencia con la fecha que recuerda el fallecimiento de William Shakespeare, Miguel de Cervantes e Inca Garcilaso de la Vega, este contenedor de conocimientos está al alcance de muchos, pero curiosamente lejos de los hábitos de la gente por A, B o C motivos.

Encuestas realizadas en la última década describen que sólo un 12 % de los chilenos se considera un lector frecuente y poco más del 30 % de los encuestados se autodefine como lector casual (escritores.cl).

Para reencantar

Frente a esta realidad, en la Región de La Araucanía han surgido iniciativas creativas para fomentar la lectura y reencantar el gusto por los libros.

Al alero del Plan de Fomento de la Lectura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) salió a la luz, por ejemplo, el proyecto Pewmallamada “Mupu Epewtun, el vuelo de los cuentos”, que generó el encuentro de escolares con cuenta cuentos y titiriteros en los jardines del Museo Regional.

Desde la tribuna independiente surgieron también creativas ideas como la Biblioteca Itinerante, proyecto iniciado por estudiantes de psicología de la U. Diego Portales que llegó a reunir a 300 niños y niñas de Labranza, Pitrufquén y Temuco en una experiencia inédita de trueque literario.

Esa misma agrupación, dirigida por Sandra Peralta, ha prestado asesoría a las internas del Centro de Cumplimiento Penitenciario Femenino de Temuco, las que hoy a las 10.30 horas serán testigos de la inauguración de la Biblioteca Nuevo Horizonte, cuya dotación inicial será de 900 ejemplares.

Un cautiverio feliz

En el Día del Libro también vale la pena destacar el emprendimiento de la directora de Cultura de Chol Chol, Carmen Catalán, que con apoyo del Fondo del Libro levantó un centro de lectura en el sector de Repocura, en el histórico lugar que albergó al autor del “Cautiverio Feliz”, Francisco Núñez de Pineda.

75 mil libros están botados en la Biblioteca Santiago Severín

El Mercurio, Santiago, Chile. 17/03/2010

Cifra representa el 60% de los 126 mil textos que posee la institución.

Álex Delgado

VALPARAÍSO.- Un arduo trabajo tendrán en los próximos dos meses los funcionarios de la Biblioteca Santiago Severín de Valparaíso y los alumnos de quinto año de la Escuela de Bibliotecología de la Universidad de Playa Ancha. Serán los encargados de clasificar y ordenar más de 75 mil libros que fueron arrojados al suelo producto del pasado terremoto del 27 de febrero. La cifra corresponde al 60% del total de publicaciones con que cuenta el inmueble porteño, poseedor de la calidad de Monumento Histórico.

Mónica Moraga, bibliotecóloga que participará en la exhaustiva tarea, explicó que el trabajo se realizará de acuerdo con las normas que dicta el Sistema de Clasificación Universal Dewey. Esto se aplicará, además, al 20% de diarios y revistas que actualmente permanecen en los pasillos de la biblioteca, a la espera de ser reubicados.

Junto con afectar textos y publicaciones, el terremoto produjo daños en la estructura de la Biblioteca Santiago Severín, por $70 millones.

Un ingeniero contratado por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) determinó que el salón del tercer piso, el acceso principal y la fachada del edificio son las que presentan mayores problemas, razón por la cual el recinto está cerrado al público. La Universidad Católica de Valparaíso está desarrollando un nuevo estudio del inmueble, que data de 1918, y que es la segunda biblioteca pública creada en Chile y la primera en Valparaíso.

Así lo confirmó la directora de la Biblioteca Santiago Severín, Patricia Lillo, quien reconoció que aún es incierto de dónde provendrán los fondos para las reparaciones requeridas. “Estamos en etapa de diagnóstico, y luego veremos cómo conseguir el dinero para reparar, pero de alguna manera hay que hacerlo”, dijo.

Carreras nuevas cierran ante baja matrícula

La Tercera. 17/01/2010 [extractado]

De los programas novedosos abiertos por las universidades para este año, dos ya tuvieron que cerrar sus puertas debido a la falta de matriculados.

Daniela Arce

Se estrenaron como carreras novedosas y acordes con las demandas del mercado, sin embargo, a los pocos días de ver la luz tuvieron que cerrarse. La razón: falta de alumnos interesados. Ese fue el destino de dos programas novedosos que abrieron sus puertas para el proceso de admisión 2010, ofreciendo campos laborales prometedores a sus egresados. Sin embargo, por desconocimiento o desinterés, los alumnos no respondieron al llamado y las carreras no alcanzaron a llenar ni la mitad de sus vacantes, por lo que las autoridades decidieron cerrarlas.

[…]

No fue el caso de todos los programas nuevos de este proceso. Las 40 vacantes de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales de la U. de Concepción se llenaron. También fue positiva la convocatoria de Gestión de Información, Bibliotecas y Archivos de la U. Alberto Hurtado, la que ha matriculado a 20 alumnos, para un cupo de 24. A su vez, Licenciatura en Astronomía e Ingeniería en Administración Hotelera, en la U. Andrés Bello, completaron las vacantes.

[…]

ver más en la fuente original

La Plaza de los Libros

El Mercurio. Santiago, Chile. Revista El Sábado. 26/12/2009

Este es el nombre del proyecto con que la diseñadora de ambientes Nicole Colonelli busca acercar la literatura al público y, de paso, hacer de la emblemática Biblioteca Nacional un espacio más abierto y dinámico en la ciudad. Todo lo creó bajo el alero de su proyecto de título, y espera que en un futuro próximo se haga realidad.

Constanza Toledo Soto

En diciembre de 2008, cuando Nicole Colonelli cursaba su último año en la carrera de Diseño de Ambientes en el Duoc, representantes de la Biblioteca Nacional se acercaron a su universidad para invitar a los alumnos a pensar una imagen que permitiera renovar el valor de esta centenaria obra arquitectónica santiaguina. Una labor que la joven asumió como parte del trabajo final para su Taller de Titulación, que hace un año presentó y hace poco más de un mes defendió en grande; el siete que obtuvo le valió ser seleccionada por los propios encargados de la entidad cultural como uno de los mejores proyectos.

Eran varias las necesidades que la institución debía cubrir, y el plan que la profesional realizó dejó a todos muy satisfechos. Nicole no intervino la biblioteca en sí, pero propuso revivir la plaza Benjamín Vicuña Mackenna, que bordea el recinto por calle Miraflores. Había que replantear el cómo la biblioteca se mostraba ante la gente común y corriente que la visita, acercarla a los habitantes con el fin de que dejara de parecer, a simple vista, un sitio “elitista” para convertirse en un verdadero espacio público.

Bajo la premisa de “sacar los libros a la calle” Nicole estuvo alrededor de una semana viviendo la experiencia y las sensaciones de quienes constantemente recorren la plaza. Se sentó y observó el comportamiento de los múltiples tipos de persona que la frecuentan; oficinistas, escolares, parejas de pololos, mamás con sus niños. No quería intervenir ni modificar un espacio al que quizás este público ya está acostumbrado, sino mejorar su estadía y las actividades que la gente allí realiza. “Hacer de ésta una plaza viva”, cuenta Nicole, teniendo como telón de fondo dos patrimonios: la Biblioteca Nacional y el Cerro Santa Lucía, escenarios que se conectan a través de una calle peatonal llamada el “Camino de las letras”. La plaza entonces quedaría conformada por tres áreas bien delimitadas: la denominada Plaza de Los Libros, un espacio de lectura, paseo y recreación con grandes libros revestidos en cobre y escritos con conocidos poemas que “tras volar con el viento han caído libremente en medio de las piletas de agua y de la vegetación existente”; un anfiteatro donde se realizarán obras, exposiciones y variadas actividades artísticas; y un café literario, volumen acristalado de dos pisos que está unido a la antigua biblioteca de manera que la llegada a ésta sea más expedita para todos.

Nicole Colonelli entró a estudiar Diseño de Ambientes el 2005, carrera de la que ya se tituló. Hizo ayudantías de taller durante un par de años y hace un tiempo, tras ganar un concurso, fue seleccionada por la empresa de arquitectura internacional GENSLER para desarrollar una pasantía en Washington.
Constanza Toledo Soto.