• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 83 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

  • Anuncios

Abierta y gratuita: debuta la Biblioteca Digital Mineduc

Más adelante se incorporarán también fotografías y registros audiovisuales

Abierta y gratuita: debuta la Biblioteca Digital Mineduc

Miércoles 27 de febrero de 2019, Romina de la Sotta Donoso, Cultura El Mercurio

Son revistas, libros y circulares claves para entender la historia de la educación en Chile. Un acervo que ahora se pone a disposición de la comunidad docente y la ciudadanía en una plataforma web.

Tras dos años de un sigiloso trabajo de digitalización, debuta la Biblioteca Digital Mineduc, plataforma que pretende cuadruplicar sus registros online de acá a fin de año.

Se trata de un rico acervo de revistas, ensayos, libros y circulares que custodia el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Mineduc, organismo creado en 1967 para apoyar la Reforma Educacional del gobierno de Eduardo Frei Montalva.

Actualmente, el CPEIP está mandatado a implementar la ley de 2016 que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente. Una ley que cambió el paradigma del profesorado y de la calidad docente, según la directora del CPEIP, Francisca Díaz Domínguez. “Hoy el docente es un aprendiz de por vida; es un profesional que aprende día tras día, en su lugar de trabajo a partir de la reflexión sobre su propia práctica cuando entra en diálogo con sus pares. Entonces, nos parece del todo acertado proveerle del conocimiento acumulado en docencia para contribuir también a ese aprendizaje”, explica.

La plataforma viene a complementar la Biblioteca Digital Escolar, pero la comunidad docente no es su destinatario único. Para la ciudadanía, este acervo tiene valor patrimonial e histórico, y toda navegación conduce a interesantes hallazgos, gracias a la amable interfaz de Bibliotecadigital.mineduc.cl.

El portal se organiza en cuatro ámbitos: Recursos docentes -planificación de clases y asuntos didácticos-; Investigación y estudios -gestión de escuelas, bienestar de estudiantes, convivencia escolar-; Normativas y políticas-currículum, reglamentos y orientaciones-, y Colección patrimonial.

Esta última incluye tesoros bibliográficos, como las publicaciones vinculadas a la Reforma de 1965 y ejemplares de la famosa Revista de Educación de los años 90. Documentos épicos, críticos y optimistas.

“Lo histórico es tremendamente importante en educación, saber qué hubo detrás de una toma de decisión o de una determinada política, y cómo fue esa discusión, son cosas que explican muchos fenómenos que estamos viviendo hoy. Es importante tener esa reflexión cuando se hacen políticas de Estado”, comenta Díaz.

La profesora de Educación Básica y especialista en desarrollo profesional docente destaca el potencial de estos documentos para interpretar nuestra historia reciente. Por ejemplo, los marcos curriculares. “Uno podría ir viendo cómo ha ido cambiando el currículum, que es en lo que el país se ha puesto de acuerdo que le quiere enseñar a las nuevas generaciones. También se pueden identificar temas que han sido desarrollados de mejor manera en el pasado y que fueron dejados de lado porque se le dio prioridad a otro tema y no se hizo una triangulación oportuna”, dice.

Actualmente, la plataforma web cuenta 2.200 registros, y su meta para diciembre son 8.200.

No obstante, eso sigue siendo una fracción del acervo del CPEIP, que también tiene una colección de unas 3.500 fotografías análogas y cerca de 5 mil cintas de registros audiovisuales de los años 70 y 80, que esperan digitalizar en una segunda etapa del proyecto. “Podríamos avanzar, a lo mejor por temáticas, porque son registros que dan cuenta de procesos muy relevantes”, reconoce Díaz.

Otra ruta sería coordinarse con el Museo de la Educación Gabriela Mistral, que resguarda los acervos previos a 1965, y avanzar así en la construcción de una memoria de la educación chilena que no esté trunca.

“No lo descarto. Nos satisface dar este primer paso, con un convencimiento profundo de que hay un patrimonio que preservar. Y ahora se está barajando una nueva inyección de recursos para una segunda etapa que, justamente, podría ser en la línea de complementarlo”, cierra Francisca Díaz.

Los valiosos documentos custiodados por el CPEIP son digitalizados con un escáner donado por la Unesco y dotado de tecnología para fotografías y películas.

Anuncios

Biblioteca Escolar Digital Mineduc llega a Bahía Inglesa

Viernes 15 de febrero de 2019, Diario Chañarcillo.

En el marco de la gira que está realizando la Biblioteca Escolar Digital del Ministerio de Educación por ciudades y playas de 13 regiones del país, este domingo 17 de febrero, entre las 14 a 19 horas, visitará Bahía Inglesa, comuna de Caldera, con el objetivo de fomentar la lectura en niños y familias durante la época de vacaciones, iniciativa impulsada en el plan nacional de lectura “Leo Primero”.

La información fue proporcionada por la Seremi Náyade Arriagada Alarcón quien invitó a las familias que disfrutan en el balneario atacameño, para que aprovechen la oportunidad de acceder a los más de 3 mil libros que tiene a disposición la biblioteca móvil, que ya se encuentra recorriendo el norte del país, y que está habilitada como espacios de lectura y que además será escenario de jornadas de cuenta cuentos.

“Desde ya queremos invitar a los niños y sus familias para que este domingo 17, entre las 14 y 19 horas, aprovechen este espacio que está inserto en el Plan Nacional Leo Primero, iniciativa del Presidente Sebastián Piñera para incentivar la lectura entre nuestros niños y sus familias, con el objetivo de mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles”, precisó la autoridad regional.

Cabe recordar que, en noviembre pasado, el Ministerio de Educación presentó el Plan de Lectura “Leo Primero”, cuyo objetivo es que todos los niños del país aprendan a leer en primero básico, agregando Arriagada que “queremos que, durante el verano, los niños de toda nuestra región conozcan la Biblioteca Digital Escolar dónde podrán descargar de forma gratuita, más de 3 mil libros disponibles en la plataforma”.

La Secretaria Ministerial aprovechó de informar que el próximo jueves 28 de febrero, entre las 14 y 19 horas, Biblioteca Escolar Digital visitará la comuna de Copiapó, con lo que concluirá su gira por Atacama.

Biblioteca Nacional Digital: patrimonio a solo un clic

bnd

Biblioteca Nacional Digital: patrimonio a solo un clic

Lunes 4 de febrero de 2019, Daniela Silva Astorga, Cultura El Mercurio

Más de 280 mil archivos ofrece la plataforma web de nuestro principal centro bibliográfico, que cumple cinco años. Aquí, los logros y pendientes de esta plataforma, que depende del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Aunque ya a comienzos de los años 2000 la Biblioteca Nacional (BN) cimentaba su presencia en la web -con los populares sitios Memoria Chilena y Chile para Niños-, el salto decisivo ocurrió en 2013 con el estreno de la Biblioteca Nacional Digital (BNd).

Era una plataforma virtual pionera, que, a modo de gran paraguas, aglutinaría la oferta de esas dos páginas de contenidos editorializados con todos los demás recursos digitales de la institución. Desde entonces, y a través de una sola búsqueda, los usuarios podrían acceder no solo a referencias de títulos del catálogo, sino que también a miles de documentos, imágenes, videos o audios en formato digital. Archivos que, además, quedaban disponibles para descarga gratuita, si estaban en el dominio público. La iniciativa se lanzó durante los festejos por los dos siglos de la BN.

Han pasado cinco años desde ese hito y el crecimiento del sitio Bibliotecanacionaldigital.cl -cuyo presupuesto anual es de $200 millones- ha sido exponencial, según cuenta Roberto Aguirre (1968), quien está a su cargo como jefe del Departamento de Colecciones Digitales de la BN. “Ahora -explica- ofrecemos más de 280 mil archivos. Como vamos subiendo todo lo que digitalizamos y recibimos en donación o por depósito legal electrónico, nuestra oferta ha crecido en un 10% cada año”.

Frente a las visitas, si durante su primer semestre de funcionamiento recibieron a 28.285 usuarios, actualmente se contabilizan más de 40.000 visitantes al mes. Una masa que, durante 2018, descargó gratis más de 108 mil archivos y visitó 1.394.084 páginas desde la plataforma, cuyo espacio de almacenamiento actual es de 300 TB ( terabytes ).

Múltiples contenidos

“La BNd es un pilar fundamental de la Biblioteca Nacional, porque fomenta la democratización del acceso a valiosas colecciones”, comenta Carlos Maillet, director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, del que depende la institución.

Y basta ingresar al sitio para verse enfrentado a un monumental universo de contenidos -tanto, que la búsqueda puede ser compleja-. Como referencia, al escribir Vicente Huidobro en la barra de exploración, aparecen más 660 resultados, la mayoría manuscritos y recortes de referencias críticas.

Mientras que al teclear Valparaíso, el volumen es incluso mayor: más de 8.400 documentos digitales, entre fotografías, textos, videos, manuscritos y audios. Y asimismo, buceando, es posible hallar -entre miles de cosas- un manuscrito de “Alamiro” (1965), de Adolfo Couve; cartas de Carlos Pezoa Véliz, y partituras de Ramón Carnicer. O explorar la oferta de 14 fondos y colecciones, junto con el Archivo de la Web Chilena -que rescata, antes de su desaparición, sitios de relevancia histórica-, una rica sección de mapas, y Memoria Chilena o Chile para Niños. Siempre, ante dudas, está disponible un bibliotecario en línea.

“La riqueza de la Biblioteca Nacional Digital es que muestra todo lo que tenemos en las colecciones -entre investigaciones, sitios de contenidos, documentos, imágenes, registros audiovisuales y sonoros-. Pero también existe la opción de pesquisas acotadas. Por ejemplo, al indagar en el Archivo Fotográfico se encuentran solo imágenes”, afirma Aguirre. Y lo mismo ocurre al aplicar filtros de consulta.

Lo que muchas veces se extraña al buscar son los libros: aparecen menos títulos históricos de los que el usuario quisiera. Y aunque eso depende de si los libros están en el dominio público o no -como para poder escanearse y estar en línea-, también se ve determinado por un déficit de la plataforma: todavía falta enlazar de manera más fina los contenidos de la Biblioteca Nacional Digital con los de, por ejemplo, Memoria Chilena.

Así, como referencia, el volumen “Chile arte actual”, de Milan Ivelic y Gaspar Galaz, solo aparece en este último sitio -descargable gratuitamente-, y no así en la plataforma madre.

Al respecto, Aguirre comenta: “Estamos trabajando para mejorar las conexiones entre los sitios, porque los cruces de información son muy importantes para el usuario. Entonces, en los contenidos de Memoria Chilena estamos incluyendo un link de bibliografía complementaria que lleva a la Biblioteca Nacional Digital (lo que se puede ver ya en el minisitio ‘Prensa escolar’), y, viceversa. Es una tarea que emprenderemos durante 2019”. Junto con la creación de un servicio OAI (Open Archives Initiative), para la transferencia de datos que podrán ser utilizados por otras bibliotecas.

Otras mejoras recientes, con las que se celebraron los cinco años de la BNd, son la inclusión en la web de los archivos de Literatura Oral y de Láminas y Estampas, y la implementación de un nuevo visor, que permite examinar de manera más cómoda y nítida los archivos.

“Pero este nuevo visor también soluciona los problemas de compatibilidad que teníamos con algunos navegadores, mejora el despliegue de los archivos en los celulares, y presenta, muy a mano, los metadatos y la información del catálogo bibliográfico. Ahora, con el formato TIF Piramidal, que es de gran calidad y no tanto peso, es posible hacer zoom y mirar con más detalle”, comenta, contento, Aguirre.

Plan pro lectura incluye libros digitales y 270 bibliotecas

Jueves 15 de Noviembre de 2018, HoyxHoy.

Mineduc lanzó programa para que niños de 1° básico lean mejor. Profesores deberán ir a clases para saber incentivar esta práctica.

Según cifras del Ministerio de Educación (Mineduc), se calcula que unos 158 mil niños en Chile pasan a segundo básico sin lograr los niveles adecuados de lectura. Para erradicar ese problema, la cartera anunció ayer un plan que pretende que nunca más un alumno termine primero básico sin leer bien.

El programa consiste en seis ejes de acción basados en entregar más herramientas de lectura a los menores, intervenir en casos de bajo resultado, y capacitar a la comunidad escolar para que sepan como incentivar el leer en los niños.

En detalle, se contempla disponer 4.000 títulos en una nueva biblioteca digital destinada para alumnos, padres, apoderados y docentes de colegios públicos y particulares subvencionados. También se puso como meta que todos estos establecimientos del país tengan una biblioteca física al 2021, para lo que aún faltan crear 270, de las cuáles 90 se implementarán en marzo. Además, se entregarán kits con textos para todos los primeros básicos.

Asimismo, se prevé un apoyo pedagógico para aprender a leer en las escuelas de bajo rendimiento en esta materia; capacitación semi-presencial a profesores para que sepan incentivar la práctica en sus alumnos; y facilitar a los directores un fondo especial para implementar estrategias de desarrollo lector.

“Le estamos poniendo patines a todos los niños de primero básico para que aprendan a leer de manera adecuada”, afirmó la ministra del ramo, Marcela Cubillos.

Sitio ofrece una cartografía interactiva con las cartas náuticas de Vidal Gormaz

vidal-gormaz

Biblioteca Nacional Digital:

Sitio ofrece una cartografía interactiva con las cartas náuticas de Vidal Gormaz

Cultura El Mercurio, Miércoles 1 de agosto de 2018

Por M.S.R.R.

En la sección Mapas patrimoniales se puede cotejar el trabajo del marino chileno del siglo XIX, con fotos satelitales del territorio nacional.

El capitán de navío Francisco Vidal Gormaz (1837-1907) fue el primer director de la Oficina Hidrográfica de la Armada, creada en 1874, y antecedente del actual Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA). Vidal Gormaz llegó a ese puesto no por mera razón de ascenso naval: durante 45 años recorrió el país para tomar notas y producir material cartográfico de vital importancia para un Estado que aún no conocía detalladamente todo su territorio. Durante la segunda mitad del siglo XIX, Vidal Gormaz estuvo a cargo de expediciones que se concentraron principalmente en la zona de la Araucanía y en torno a Llanquihue y Chiloé. También hacia el norte del país, en el contexto de la Guerra del Pacífico. Su labor contribuyó al conocimiento de la hidrografía de Chile, como también de la meteorología, geografía, astronomía y topografía nacional.

Ahora, la Biblioteca Nacional Digital georreferenció 23 de sus cartas náuticas y las ha publicado como cartografía interactiva en la aplicación de Mapas Patrimoniales bajo el nombre de “Colección de cartas náuticas: exploraciones hidrográficas de Francisco Vidal Gormaz en Chile (1860-1872)”. A través de la aplicación interactiva, es posible superponer los mapas originales de Vidal Gormaz a una imagen satelital actual. A través de una herramienta específica, se puede establecer distintos niveles de transparencia y así identificar diferencias y similitudes entre uno y otro mapa.

Para desarrollar la aplicación se determinó una serie de puntos de control en cada carta náutica, como la cumbre de un cerro o la esquina de una plaza. Asimismo, esos lugares asumieron una coordenada en la imagen satelital de referencia. Debido a que algunas cartas no guardaban relación exacta con la realidad, al ser georreferenciadas se deformaron y sus bordes perdieron la ortogonalidad. Mientras menor es la exactitud de la carta, mayor es la deformación observada al posicionarla sobre una base actual.

El objetivo del trabajo de Vidal Gormaz era que sus cartas náuticas fueran usadas para la navegación y el desarrollo de infraestructura en torno a las costas. Por ello, su intención no era reflejar toda la realidad de la geografía de los lugares, sino más bien puntos específicos de interés. Para los mapas interactivos, se buscó un equilibrio entre la realidad geográfica y el sentido que la carta original buscaba comunicar.

De uso amigable, en el sitio se pueden revisar y cotejar, por ejemplo, los mapas o planos de la rada de Antofagasta; de la costa entre la caleta Matanzas y el río Mataquitos, el río Calle Calle y el Lago Llanquihue.

Bibliotecas libres para compartir

Cultura para todos:

Bibliotecas libres para compartir

Sábado 7 de abril de 2018, Josefa Herrera Zuleta, Línea Directa Comunidad El Mercurio

El préstamo de textos sacó cuentas alegres durante el año pasado, y en el 2018 promete ir por el mismo camino. A raíz de esto, muchas organizaciones detectaron el creciente interés por la lectura y crearon entretenidas formas de participar.

Durante el 2016, la Biblioteca Pública Digital (BPD) pasó de prestar anualmente 13.300 textos a 113.575. Esto debido al fácil acceso a la plataforma, la comodidad que supone leer en dispositivos como tablets , computadores y/o celulares, y la llegada de varios libros en español.

De este incremento también fue testigo la Biblioteca de Santiago, entidad que en 2018 cumple 18 años de funcionamiento y que dispone de un catálogo de más de 300 mil ejemplares. “La recepción es excelente, recibimos anualmente sobre 700 mil visitas. Somos la biblioteca más concurrida del país y la que suma más prestamos a domicilio”, señalaron a Línea Directa.

Lo mejor es que para registrarse solo hace falta presentar un documento que acredite identidad nacional o extranjera. El trámite es gratuito y la inscripción dura un año. Esto es requisito para acceder al préstamo domiciliario.

En ese recinto, los ejemplares de Condorito, La Naranja Mecánica, Historia Secreta de Chile, Aristóteles y Dante Descubren los Secretos del Universo, Los Secretos del Abuelo y Fairy Tail fueron los libros y cómics más pedidos del 2017.

Con libertad

El 2013 se inauguró la Biblioteca Libre con el fin de incentivar la lectura en lugares no convencionales, “tales como malls , cabinas de teléfono reconvertidas en estanterías, estaciones de buses, metro, entre otros”, indicaron.

El objetivo es acercar los libros a los lugares en donde las personas desarrollan sus vidas.

Las actividades de la Biblioteca Libre funcionan en todo Santiago y no pertenecen a una comuna en particular. “La dinámica es de intercambio, si aportas un libro, te llevas uno. Cuando nos instalamos en el Costanera Center participaron más de 600 personas que intercambiaron 1.378 textos”, dijeron.

Los libros más cambiados en la Biblioteca Libre son las novelas juveniles y de fantasía, “sagas como Harry Potter, Maze Runner y similares. También libros de Isabel Allende, Hernán Rivera Letelier, Mario Vargas Llosa, Barbara Wood y Stephen King”, contaron.

En lo que va del año, han realizado 40 días de intervenciones en donde se intercambiaron 4.401 libros. “La gente es muy entusiasta y muestra gran interés por participar. La dinámica de compartir libros es cómoda para la gente, ya que no implica un gasto extra y permite acceder a material literario muy diverso”, nos señalaron de Biblioteca Libre.

Origen

La Biblioteca Viva se creó gracias a la Ley de Donaciones Culturales y es un proyecto entre Fundación La Fuente y Mall Plaza. Su fin es promocionar e implementar iniciativas educacionales y culturales que beneficien a sectores de escasos recursos. Es la primera red de bibliotecas al interior de un centro comercial en Hispanoamérica.

El uso de los espacios es abierto a todo público. Cualquier persona puede ingresar, leer en sala, estudiar y/o asistir a las cerca de 150 actividades que se programan mes a mes. Para acceder al beneficio de préstamo de libros es necesario pagar $8 mil si es adulto o $4 mil si es niño de hasta 13 años, profesor, estudiante o de la tercera edad. El valor se cancela una sola vez al año.

No hay excusas para no incentivar, en adultos y niños, este buen hábito, con los múltiples beneficios que ofrece la lectura, la gran cantidad de bibliotecas y títulos que están disponibles para préstamo e intercambio en diversas comunas de Santiago y la comodidad que ofrece la tecnología.

¿Cómo incentivar la lectura?

La lectura favorece el desarrollo psicológico en niños y los ayuda a ser más creativos, a aprender y madurar. Mejora la capacidad lingüística y memoria, aumenta la concentración, permite disminuir el riesgo de padecer alzhéimer e induce a patrones de sueño saludables. Por eso, algunos consejos para incentivar este buen hábito son buscar temas que sean de interés y agrado; comenzar leyendo un artículo, pasar a un ensayo y terminar con un buen libro de la materia; llevar la lectura a todas partes. Si no se quiere acarrear el ejemplar, aproveche la tecnología y la comodidad de hacerlo desde el celular o tablet; contemple horarios de lectura o número de páginas para leer cada día. De esta manera formará un hábito y hará que esta actividad se transforme en parte de su rutina.

Mes del libro
El 23 de abril es el Día del Libro y las bibliotecas tendrán variadas actividades este mes.

Metro estrenó tres máquinas dispensadoras de libros

El tren subterráneo dispuso equipos para préstamo de tomos en las estaciones Inés de Suárez, Ñuñoa y Cerrillos. Además se lanzó una “biblioteca digital” con 25 mil libros.

Jueves 8 de febrero de 2018, Diego Gotelli C., HoyxHoy

Inscribirse gratis en el servicio Bibliometro y portar el carnet de identidad. Con esos simples pasos desde ayer ya se puede retirar libros en las nuevas máquinas expendedoras que instaló el Metro de Santiago en tres de sus estaciones.

Se trata de máquinas similares a las que entregan golosinas o lácteos, pero que en su interior tienen 16 títulos con 10 copias cada uno, los que se pueden retirar para leer en 14 días, plazo que es renovable.

Los equipos son fruto de una alianza entre la empresa del tren subterráneo y la Dibam. Son de autoatención, pioneras en Latinoamérica, están presentes en las estaciones Inés de Suárez, Ñuñoa y Cerrillos, todas parte de la Línea 6 del Metro.

“Así como los carros de esta nueva Línea 6 han logrado trasladar y conectar a nuevos pasajeros, nuestro servicio también permitirá que más personas se conecten con la lectura, la cultura y la entretención”, dijo Gonzalo Oyarzún, subdirector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas de la Dibam.

Así, los dispensadores de libros se suman a los 20 puntos que tiene Bibliometro en toda la red, servicio que desde su creación en 1996 ha prestado más de cinco millones de tomos a sus socios inscritos. Sólo el año pasado prestaron más de 300 mil textos entre sus 55 mil usuarios activos.

Biblioteca digital

Otra iniciativa que presentó el tren subterráneo fue sus primeros puntos para préstamo digital de libros, en los que se pueden descargar más de 25 mil tomos gratis para ser leídos en los celulares o tablets.

El sistema, bautizado como “Bibliometro Digital”, consiste en la instalación de unas gigantografías con los diversos ejemplares disponibles en un sector de sus estaciones Inés de Suárez y Ñuñoa. Para descargarlos, los usuarios deben instalar en sus teléfonos la aplicación “BP Digital”, y con él escanear el código QR del texto elegido.

Desde la empresa indicaron que también se puede acceder al catálogo sin necesidad de visitar la estación.

Tras la descarga los libros quedan disponibles durante 15 días en el celular, renovable por siete días más. A su vez, la colección cuenta con varios libros de descarga liberada que se conservan indefinidamente en el dispositivo.

“Esperamos que muchos más usuarios se motiven y se suban al carro de la lectura”, señaló el gerente de Clientes y Sostenibilidad (i) de Metro, Patricio Baronti.

la oferta de libros en los dispensadores será recreativa, para fomentar su uso entre quienes no leen.