• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

Un verano entre letras: hay libros para cada niño

Un verano entre letras: hay libros para cada niño

Expertos entregan claves para que los escolares no sientan que los textos solo están relacionados con la época de clases. Además, recomiendan títulos según los intereses de los lectores. Las vacaciones son el momento ideal para retomar esta actividad.

Josefina Marambio Márquez, Cultura El Mercurio, Lunes 11 de febrero de 2013.

Sentarse a leer un cómic o una revista bajo un árbol. Esta es una de las estrategias que los expertos recomiendan para que los niños dejen de ver la lectura como una obligación escolar y la integren como una actividad de vacaciones.

“El verano es un buen momento para inscribirlos en la biblioteca. El costo es muy bajo, tiene una gran variedad de libros y también es un paseo para los niños”, dice Claudio Aravena, gerente de proyectos sociales de Fundación La Fuente.

Rebeca Domínguez, directora de la fundación y revista sobre literatura infantil Había Una Vez (que se puede descargar gratis en www.habiaunavezlibros.cl), asegura que la presencia de los padres al momento de leer es fundamental: “Aunque los niños ya sepan leer, hay que seguir acompañándolos. Es enriquecedor y además se produce un buen diálogo, ya que muchas veces los textos nos acercan a temas difíciles de tratar, como el bullying o la sexualidad”. Domínguez explica que el diálogo posterior a la lectura tiene que ser sin presiones: “Las preguntas deben ser del estilo: ‘¿Qué te llamó la atención?’, ‘¿Cuál personaje te gustó más?’… Una conversación natural, como cuando ves una película y sales del cine. Nadie te va a preguntar de qué se trató, como si fuera una prueba de comprensión”, reafirma.

María José González, directora del Centro Lector Lo Barnechea, afirma que es importante que los niños no relacionen la lectura con una obligación, sino con una actividad recreativa. Para esto, aconseja que se acerquen a formatos diferentes de las novelas o ensayos que leen en el colegio. “Cómics, enciclopedias, revistas, libros ilustrados. Los padres deben comprender que estas lecturas son tan legítimas como una novela”, dice.

Aravena cree que el espacio donde se realiza la lectura también es importante porque “la idea es que sea mucho más relajada y que se disfrute el verano para salir a leer con los papás en el parque”.

Los tres expertos concuerdan en que es recomendable que los niños siempre tengan el modelo de los padres lectores. Pero sobre todo que, en general, estén expuestos a un entorno cultural. “Que aprovechen los festivales de teatro callejero o los conciertos que dan en las plazas. Así van teniendo un conocimiento que los ayuda a leer mejor y no se frustran al no entender un texto”, comenta Aravena.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS SEGÚN PERFIL

PRELECTORES:
– “Duerme negrito”. Paloma Valdivia. Fondo de Cultura Económica.
– “Un libro”. Herbé Tuller. Kókinos.

NIÑOS SOÑADORES:
– “Tot”. Dominique Schwarzhaupt. Gata Gorda ediciones.
– “Rino y Pajarito”. Pablo Curti e Inés Picchetti. Hueders.

NIÑOS ESTUDIOSOS:
– “Introducción a la música de concierto: las aves”. Ana Gerhard y Cecilia Varela. Océano Travesía.
– “El sentido de la vida”. Oscar Brenifier y Jacques Després. Océano Travesía.

NIÑOS ROMÁNTICOS:
– “Olivia y las princesas”. Ian Falconer. Fondo de Cultura Económica.
– “El baile diminuto”. María José Ferrada y Soledad Poirot. Das Kapital.

NIÑOS AVENTUREROS:
– “El álbum de la flora imprudente”. Claudio Romo. LOM.
– “Lautaro: halcón veloz”. Nibaldo Mosciatti y Francisco Javier Olea. Amanuta.

NIÑOS VISUALES:
– “Flotante”. David Weisner. Océano Travesía.
– “El club de los juguetes perdidos”. Pedro Peirano. Random House Mondadori.

NIÑOS NO TAN BUENOS:
– “Los pequeños macabros”. Edward Gorey. Libros del Zorro Rojo.
– “Cuentos en verso para niños perversos. Roald Dahl. Alfaguara.

Recomendados por Fundación La Fuente.

La lectura al aire libre ayuda a que los niños no sientan que leer es una obligación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: