• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Las ferias de libros compensan la escasa oferta literaria en regiones

El Mercurio. Santiago, Chile. 19/02/2011

Mientras el mundo discute sobre el acceso a los libros electrónicos, en Chile muchas ciudades todavía no tienen librerías. Ahí, son las ferias las que están acercando la literatura a la población.

Macarena Maldonado A.

El 29 de abril comienza la primera Feria Internacional del Libro Zicosur, FILZIC 2011, en Antofagasta. El evento, que espera reunir a unas 200.000 personas, congregará al mundo literario de Argentina, Perú, Bolivia y Chile, en el patio exterior de la estación de ferrocarriles. Para los lectores de la zona se trata de una muy buena noticia, ya que en la ciudad sólo existe una librería (Antártica).

En Machalí y El Salvador la situación es la misma. Pero en Rengo, es peor: sólo existe un puesto callejero con libros usados y piratas. Hacia Rancagua el panorama es un poco más alentador, con tres tiendas de libros nuevos (Librería Cervantes, Ágora y Libros Estado 90). “Aquí a los libreros no les ha ido muy bien. Los dueños de librerías tienen que tener otro negocio para poder vivir”, afirma la escritora Claudia Apablaza, dueña de Libros Estado 90.

El poeta Daniel Rojas, dueño de la editorial Cinosargo de Arica, también reconoce la escasa oferta literaria. “Es muy difícil que algunos libros lleguen, especialmente de editoriales independientes. El año pasado recorrimos desde Arica a Valparaíso, llevando nuestros libros y así logramos estar en el mercado”, cuenta. En su viaje, Daniel fue testigo del entusiasmo de la gente: “Nos dimos cuenta de que el interés existe”, señala. Para el escritor Rodrigo Ramos, de Antofagasta, las ferias de libros en regiones son una posibilidad real de acercar a los lectores. “La feria de abril va a ser una buena oportunidad para reactivar el tema literario”, afirma Ramos.

FERIAS AL RESCATE
Una situación poco alentadora que en parte es compensada por las ferias de libros. En La Serena, mañana llega a su fin la XXVI versión de esta tradicional fiesta literaria. Justamente en su inauguración, el presidente de la Cámara del Libro, Eduardo Castillo, señaló que en los últimos seis años se ha experimentado “un aumento importante de ferias literarias en el país, que superan las cuarenta, lo que refleja la importancia de sacar el libro a la calle”.

En lo que va del verano ya se han realizado cerca de diez ferias de libros en ciudades como Ovalle, Viña del Mar, Rancagua, Coñaripe, La Unión y Frutillar. En Santiago, durante enero ya son habituales la feria del libro usado de la Universidad Mayor, que se organiza hace 19 años, y la del Parque Forestal, hace nueve. En Quilpué, la Feria de Libro partió el 14 de febrero y sus 20 puestos estarán abiertos hasta hoy en la nueva plaza comunal.

Y hasta el jueves 24 se podrá visitar la primera Feria del Libro de Los Ángeles “Bío Bío Lee 2011” en el Mall Plaza Los Ángeles. Según Rodrigo Mosquera, director de la muestra, el objetivo es elevar el nivel de lectura de la ciudadanía.

PERO ESO NO ES TODO

Para lo que viene de 2011 se proyectan nuevas versiones de estas iniciativas. En noviembre, además de la tradicional Feria Internacional del Libro de Santiago, se realizarán encuentros en Talca, Chiloé y Puerto Varas. Y durante el resto del año las ferias llegan hasta Iquique (julio), Valparaíso (septiembre), Atacama (octubre), Villarrica (septiembre) y Temuco (octubre), entre otras ciudades.

Escritores opinan

Hernán Rivera Letelier

“El acceso a los libros siempre ha sido complicado. Ahora hay más bibliotecas que antes, pero las librerías siguen siendo pocas. En Antofagasta tenemos sólo una, y es algo que está ocurriendo a nivel global. Por eso me parece que las ferias de libros son una alternativa muy buena. Todas las ciudades deberían tener una feria anual, porque dignifican a una ciudad”.

Floridor Pérez

“Es triste comprobar que prácticamente no hay librerías en las ciudades. Es curioso que dentro de los productos de más escaso alcance estén los libros. Las ferias de libro, que afortunadamente son muchas en el país, podrían convertirse en librerías itinerantes durante la época de clases. Porque ¿dónde se produce el encuentro del lector con el libro? No se sabe. Sin embargo, no hay ningún lugar en donde no haya una cantina o botillería”.

Tito Matamala

“Son muy pocas las librerías en Concepción, es una situación que yo he lamentado siempre. Al parecer tener una librería ya no es un negocio rentable. En Chile leemos muy poco, somos estadísticamente una provincia, en todo sentido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: