• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Dos miradas al Chile más singular dan el vamos a la editorial de librería Qué Leo

Emol. 04/01/2011

Un compilado con frases populares e históricas, y una antología de crónicas sobre el país escritas por un británico residente, abren la aventura de la popular librería en la edición, con la promesa de nunca publicar un libro feo o aburrido.

Por Sebastián Cerda

Es un libro de frases y citas. Las más significativas de la historia de Chile y aquellas que merecen ser recordadas. En él figuran personajes como Salvador Allende, Claudio Arrau, José Manuel Balmaceda y Ramón Barros Luco, con varias de las máximas que los transformaron en ilustres.

Pero al avanzar entre discursos, despedidas y alocuciones heroicas, de pronto aparece una frase que pareciera no tener nada que ver con eso: “¡Que venga la modelo!”.

Ésa es la lógica que impera en “Chilenos todos”, un libro de citas y textos pronunciados por compatriotas de diversos ámbitos, y en el que el concepto de “célebre” se expande por todo su ancho: Desde los próceres que le hablaron a la patria, hasta personajes de la cultura popular que jamás pensaron en anotar sus palabras en alguna zona de la historia. De Gabriela Mistral a Mario Kreutzberger. De Sor Teresa de Los Andes a Francisco Huaiquipán.

El libro de Jorge Núñez es además uno de los que marca el debut del sello Los Libros Qué Leo, creado al alero de la librería del mismo nombre, y que también publica otro volumen que se adentra en las particularidades de nuestro país.

Se trata de “The chilean way”, una recopilación con las crónicas que Neil Davidson, con su óptica de británico residente, dedicó a Chile, precisamente el país en el que en algún minuto sonó la calificación de “los ingleses de Sudamérica”.

El autor —quien publicó los textos en los diarios El Metropolitano, El Mercurio y Las Últimas Noticias— se pasea así por tópicos tan variopintos como el concepto de “mañana” que predomina entre los chilenos, en la insistente convicción acerca de que en cada rincón del mundo hay un compatriota, en las características menos amigables del comercio local y en eso que cada 18 de septiembre llamamos “chilenidad”.

No a los libros feos

Según Juan Carlos Fau, dueño de la librería Qué Leo, ambos títulos representan bien el tipo de libro que el nuevo sello quiere distribuir: “La única restricción que nos pusimos como dogma, es que jamás vamos a editar un libro que sea una lata”, dice revelando el mandamiento principal que se impusieron junto a la editora Andrea Palet y la diseñadora Piedad Rivadeneira, las otras impulsoras del proyecto.

Junto a ellas surgió la idea de expandir la marca Qué Leo a una editorial, luego de que detectaran puntos con los que, desde su ámbito, cada uno se sentía insatisfecho. “La Palet dejaba pasar libros que a su juicio eran publicables, yo pensaba que en la librería había espacios para libros que nadie producía, y la Piedad encontraba que había muy poco cuidado en el gran porcentaje de libros que se editan”, dice Fau.

“Hay demasiados libros feos, hechos como con desagrado”, además de otros que “no tienen méritos para ser editados, aparte de que había un escritor detrás de la editorial presionando”, agrega.

A todo ello busca hacer frente el nuevo sello, que en marzo debería tener en los estantes de Qué Leo (y también en Metales Pesados, Ciudad Letrada, Ulises y posiblemente Antártica) dos nuevos títulos que, adelanta Fau, seguirán la línea de los recién publicados: “Seguiremos con la idea del fragmento. Eso nos acerca a un público cuyo rollo es el tiempo, y los libros que te permiten partir de atrás o de la mitad son los más agradables. Son libros que siempre pueden ser consultados y que cumplen con su rol más eficiente, que es la evasión: A partir de una página te logran sacar de donde estés, te hacen cagarte de la risa o te dan un buen rato”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: