• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 87 seguidores más

  • Dónde estudiar bibliotecología
  • Libérate lee
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Secciones

Las vacaciones y la lectura

El Mercurio. Santiago, Chile. 4/01/2011

Neva Milicic, sicóloga

Leyendo el discurso de Mario Vargas Llosa en la Academia Sueca, me surgió el tema de cómo las vacaciones son para los buenos lectores -niños, adolescentes o adultos- una posibilidad para ponerse al día con las lecturas pendientes o descubrir nuevos títulos o autores.

Comenzar con un paseo por las librerías o buscando en las bibliotecas de los amigos los libros que harán parte del equipaje es un rito que, compartido con los hijos, enriquece su bagaje cultural y será parte de sus recuerdos de infancia.

Vargas Llosa, en su discurso, parte mencionando el mágico momento en que aprendió a leer, a los cinco años, en el colegio de La Salle de Bolivia. Lo recuerda como un momento en que su vida se enriqueció porque pudo traspasar el tiempo y el espacio.

“La buena literatura -dice el autor- tiende puentes entre gentes distintas y, haciéndonos gozar, sufrir o sorprendernos, nos une por debajo de las lenguas, creencias, usos, costumbres y prejuicios que nos separan. La literatura crea una fraternidad dentro de la diversidad humana”.

La apertura de mundos que supone la lectura nos pone ante la no siempre fácil tarea de promoverla en los niños, de una forma en que leer para ellos llegue a constituir una pasión y no una obligación. No es una tarea trivial, porque la televisión, los juegos electrónicos y el computador dificultan la tarea. Ojalá en las vacaciones el televisor esté dosificado o desaparezca si se sale a otro lugar a veranear, así como el resto de los aparatos electrónicos.

Dejar que los niños escojan los libros que quieren leer es mejor alternativa que imponer. Acompáñelos en el proceso de elegir y leer los libros. Puede ayudar a que los niños asocien la lectura con agrado y no como algo impuesto.

Seguir los intereses de los niños es básico para que disfruten la lectura. Comenzar contándoles historias, dejar que manipulen los libros, escoger textos interactivos, son caminos que conducen al niño o a la niña a ser un buen lector.

Aunque usted no sea un(a) lector(a) empedernido(a), trate de que sus hijos o hijas lo vean leer. Escoja un libro de cuentos cuyo contenido pueda compartir con ellos, de manera que la lectura sea un espacio de encuentro familiar.

Vargas Llosa tiene razón cuando sostiene:

“Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos inquietos, y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría”.

No se olvide de darse el tiempo para llevar unos pocos libros bien escogidos en su maleta, para usted y para sus hijos.

Blog: Lea esta columna y opine en http://blogs.elmercurio.com/ya

Dos miradas al Chile más singular dan el vamos a la editorial de librería Qué Leo

Emol. 04/01/2011

Un compilado con frases populares e históricas, y una antología de crónicas sobre el país escritas por un británico residente, abren la aventura de la popular librería en la edición, con la promesa de nunca publicar un libro feo o aburrido.

Por Sebastián Cerda

Es un libro de frases y citas. Las más significativas de la historia de Chile y aquellas que merecen ser recordadas. En él figuran personajes como Salvador Allende, Claudio Arrau, José Manuel Balmaceda y Ramón Barros Luco, con varias de las máximas que los transformaron en ilustres.

Pero al avanzar entre discursos, despedidas y alocuciones heroicas, de pronto aparece una frase que pareciera no tener nada que ver con eso: “¡Que venga la modelo!”.

Ésa es la lógica que impera en “Chilenos todos”, un libro de citas y textos pronunciados por compatriotas de diversos ámbitos, y en el que el concepto de “célebre” se expande por todo su ancho: Desde los próceres que le hablaron a la patria, hasta personajes de la cultura popular que jamás pensaron en anotar sus palabras en alguna zona de la historia. De Gabriela Mistral a Mario Kreutzberger. De Sor Teresa de Los Andes a Francisco Huaiquipán.

El libro de Jorge Núñez es además uno de los que marca el debut del sello Los Libros Qué Leo, creado al alero de la librería del mismo nombre, y que también publica otro volumen que se adentra en las particularidades de nuestro país.

Se trata de “The chilean way”, una recopilación con las crónicas que Neil Davidson, con su óptica de británico residente, dedicó a Chile, precisamente el país en el que en algún minuto sonó la calificación de “los ingleses de Sudamérica”.

El autor —quien publicó los textos en los diarios El Metropolitano, El Mercurio y Las Últimas Noticias— se pasea así por tópicos tan variopintos como el concepto de “mañana” que predomina entre los chilenos, en la insistente convicción acerca de que en cada rincón del mundo hay un compatriota, en las características menos amigables del comercio local y en eso que cada 18 de septiembre llamamos “chilenidad”.

No a los libros feos

Sigue leyendo

Chatear y mandar correos electrónicos ayuda a mejorar la habilidad lectora

El Mercurio. Santiago, Chile. 4/01/2011

Informe sobre la prueba PISA, que mide el desempeño estudiantil, reveló que quienes pasan más tiempo frente al computador también son los que obtienen mejor puntaje en el test de la OCDE.

Amalia Torres

Pasar todo el día pegado al computador puede no ser una mala opción si quiere mejorar la lectura.

Según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, sobre la prueba PISA -que analizó a los alumnos de 15 años de los 65 países donde se aplica este test-, “los estudiantes familiarizados con actividades como leer correo electrónico, chat, lectura de noticias online , diccionarios o enciclopedias en internet, participar en discusiones de grupo en línea o buscar información en la red tienen, en general, mayor habilidad lectora”.

Así lo dio a conocer el diario “El País” a través de un artículo que también destaca que las familias de estratos más acomodados y con mayor educación son las que pueden ofrecer con mayor facilidad estas tecnologías.

Según Carlos Araos, docente universitario chileno y doctor en comunicaciones, a muchos adultos les llama la atención que pasar tiempo en internet pueda ayudar a mejorar la lectura, porque “ellos sólo aprecian el libro escrito”. “El joven actual está permanentemente leyendo. Me atrevería a decir que lee más que los de antes. Lo que pasa es que su tipo de lectura es distinta: ellos leen para saber cómo instalar un software, por ejemplo, o para comunicarse con sus amigos”, dice Araos.

Su forma de enfrentarse a la lectura, agrega, también ha cambiado: “Cuando leen, buscan información en la misma web sobre los datos que no manejan o que le interesan, así se acostumbran a profundizar más en la lectura. Por ejemplo, si leen a Tolkien y les gusta, es probable que busquen en internet más información sobre él. Además, este pensamiento hipertextual los lleva a desarrollar una capacidad analítica”.

Los datos de la última prueba Pisa en Chile comprueban esta teoría: los estudiantes más familiarizados con la tecnología logran mejores resultados.

Por ejemplo, quienes cuentan con conexión a internet obtuvieron 474 puntos en la Pisa de Lenguaje. Los que no contaban con este servicio en su hogar tuvieron un promedio de 422.

También se vio que quienes revisaban su email con mayor frecuencia obtenían mejores resultados (462 puntos en Pisa Lenguaje), en comparación con los que lo hacían “nunca o casi nunca” (428 puntos).

La diferencia en la prueba de matemáticas también fue importante: quienes nunca o casi nunca usaban la enciclopedia online tuvieron, en promedio, 386 puntos. Los que realizan esta actividad varias veces al día, en cambio, obtuvieron 52 puntos más.