• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

Escolares de colegios particulares muestran poco interés por leer

El Mercurio. Santiago, Chile. 31/12/2010

Estudio de la Universidad de Los Andes.

Se califican como malos lectores, y los docentes no se responsabilizan de ello.

Manuel Fernández Bolvarán

Si bien tener padres lectores ayuda a que los niños se interesen por los libros, el rol de sus profesores es igual de fundamental. Precisamente para saber si los docentes están motivando a sus alumnos a leer, la investigadora de la U. de los Andes Pelusa Orellana hizo un estudio en colegios particulares subvencionados y privados de Santiago.

Al analizar las prácticas de 48 profesores, concluye que estos no asumen como una de sus tareas el desarrollo del interés lector de sus alumnos. De hecho, parecieran no tener las herramientas para hacerlo: “Un 20% de profesores no sabe qué es la lectura recreativa, uno de los tipos de lectura que debieran desarrollar en las aulas para favorecer el placer lector”, dice Orellana, quien dirige la carrera de Pedagogía de la U. de los Andes.

Los docentes sostienen que si los alumnos no se motivan por leer no es su culpa, sino de los padres, que no aportan buenos modelos, o porque los niños carecen de las habilidades. Por eso, no es raro que, al consultar a 2.321 escolares de 2° a 6° básico, el estudio encontrara que se perciben como malos lectores. En una escala de 1 a 4, los alumnos se ponen nota 2. En cuanto a motivación por leer, la nota es 1,9.

“Si bien los resultados de las niñas suelen ser superiores a los de los niños en lenguaje, no se aprecian diferencias importantes entre ellos ni en cuanto a su autoconcepto como lectores ni a la valoración que le dan al tema”, enfatiza la académica.

La desmotivación también es transversal a todos los cursos. El único factor que parece influir en el nivel de interés de los alumnos es si el colegio es bilingüe o no. “Los niños bilingües se consideran mejores lectores y se muestran más interesados por leer”, resume.

Según Orellana, esto puede deberse a factores como el concepto de lectura que manejan los docentes de este tipo de establecimientos o al hecho de que los textos de inglés ofrecen lecturas más misceláneas que los de lenguaje y comunicación.

DESINTERÉS

Sólo 36% de los profesores lleva a sus alumnos cada semana a la biblioteca.

Antofagasta tendrá su primera biblioteca regional en 2013

El Mercurio. Santiago, Chile. 29/12/2010

Estará ubicada en dependencias del edificio de los Servicios Públicos, y será la séptima en su categoría a nivel nacional.

Ignacio Palma Contreras

Hasta el momento, sólo existen seis bibliotecas regionales en funcionamiento en todo el país. Cifra que aumentará próximamente, pues ya se definieron los plazos para la creación de la biblioteca regional de Antofagasta. Para ello se restaurará gran parte del céntrico edificio de los Servicios Públicos -comúnmente conocido como el edificio de Correos-, inaugurado en 1929 y decretado Monumento Histórico en marzo de 2009. Las obras comenzarán en marzo de 2011, y la biblioteca se inaugurará en el primer semestre de 2013.

“Antofagasta es una ciudad muy grande y extendida, por lo que requiere de muchas bibliotecas. Hay tres bibliotecas públicas. Lo que les faltaba era una regional, que además sirva de modelo para otras”, dice Gonzalo Oyarzún, subdirector de Bibliotecas Públicas de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), organismo que administrará este espacio cultural.

Los recursos, aportados por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del programa Puesta en Valor del Patrimonio, superan los 2 mil 900 millones de pesos. Con ellos se remodelará la fachada y 3 mil 780 metros cuadrados interiores de los más de 7 mil que comprende la edificación. Además, se financiarán equipamientos tecnológicos, una colección de 20 mil volúmenes y mobiliarios.

El recinto, que sigue la línea de la Biblioteca de Santiago, será de última generación y tendrá capacidad para casi 900 personas. En sus tres pisos, más un subterráneo, se ubicarán secciones infantiles, juveniles y generales, una hemeroteca, una sala de colecciones -que reunirá especialmente documentos de la zona-, un área de exposiciones, un auditorio para más de 100 personas y un laboratorio de capacitación digital de BiblioRedes. Además de la biblioteca, en el edificio se emplazarán las oficinas del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y de la Coordinación de Bibliotecas Municipales. Todo esto compartirá espacio con las oficinas de Correos, los juzgados de letras y la Asociación de Municipalidades, que actualmente se encuentran en funcionamiento en el resto de la edificación.

Claudio Iglesias, coordinador nacional de Infraestructura Bibliotecaria de la Dibam, destaca la recuperación de un edificio patrimonial que si bien se encuentra en buen estado de conservación, está parcialmente abandonado. “El sector de la Plaza Colón de Antofagasta (donde estará la biblioteca) queda un poco inhóspito cuando cierran los bancos. Con este proyecto, de alguna forma se está reactivando el área hasta por lo menos las 20 o 21 horas”, comenta.

Esta biblioteca se unirá así a sus pares de Santiago, Valparaíso, Copiapó, Coyhaique, Talca -hoy está cerrada producto de los daños tras el terremoto y sus servicios se han trasladado a dependencias de la Coordinación Regional de Bibliotecas Públicas- y Puerto Montt. En esta última ciudad se planea construir una nueva biblioteca regional acorde con la población -la actual es de sólo 630 metros cuadrados-. Para ello, Bienes Nacionales entregó un terreno céntrico a la Dibam. Y en Arica aún está en litigio el traspaso de la antigua estación de ferrocarriles Arica-La Paz, donde además de una biblioteca regional, se planea construir un museo.

El fenómeno editorial de la literatura juvenil

El Mercurio. Santiago, Chile. 26/12/2010

Se acabó la discusión: Los niños y jóvenes hoy leen más que nunca. La polémica que subsiste es en cuanto a la calidad de lo que leen. Porque sin duda, debido a la fiebre del chat, el facebook, los mensajes de texto que les bombardean todo el día por su celular, los menores están mucho más en contacto con el lenguaje escrito que con lo vivido por sus padres a esa edad. Pero también el mundo editorial ha visto aumentar en forma sostenida sus ventas de libros para niños y jóvenes.

Para reflexionar sobre este fenómeno, en febrero se inauguró en Chile el primer Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil (CILELIJ). Y aunque el terremoto obligó a terminarlo antes de lo previsto, en el encuentro, organizado por la Fundación SM y el apoyo de la Dibam, escritores, ilustradores y expertos en el tema acordaron aumentar los esfuerzos para potenciar la literatura infantil y juvenil, promover la lectura en toda Iberoamérica, apoyados en sus raíces históricas, sopesando su desarrollo actual y sus proyecciones futuras.

También este año se comprobó la masiva convocatoria que despierta en el público chileno la Feria del Libro Infantil y Juvenil, uno de los grandes motores de la industria editorial. Hace rato ya que los efectos del éxito de Harry Potter se hacen patente en las librerías que aumentan el número de estantes de sus secciones comentadas para albergar las creaciones de Stephenie Meyer o de la española Laura Gallegos, autora de la millonaria saga “Memorias de Idhún”.

A lo anterior se suma la interminable producción de páginas que nace asociada a películas. El género fantástico predomina desde hace una década en la lectura juvenil, y si ayer erandominaban las reminiscencias medievales, los vampiros se imponen en la actualidad.

Los ilustradores también están de fiesta. Hoy los libros para los que no saben leer o los que recién están aprendiendo son un producto habitual. La novela gráfica, el cómic y el fuerte desarrollo del libro-álbum abren nuevas oportunidades laborales, no sólo para escritores sino también para aquellos creadores empeñados en hacer todavía más amable la lectura.

Realizan campaña para crear biblioteca en centro de menores valdiviano

Radio Biobio.cl – 26/12/2010

Una campaña solidaria para formar una biblioteca en el Centro de Menores Las Gaviotas de Valdivia se encuentra lanzando la Seremi de Justicia de Los Ríos.

Felipe Delgado

La iniciativa, denominada “Un libro por la Reinserción Social”, busca sensibilizar a los habitantes de la región con la reinserción de los jóvenes infractores de ley que se encuentran cumpliendo condena en estos centros, según lo afirmó el seremi de Justicia, Alejandro Paredes.

El seremi Paredes añadió que si bien en la biblioteca del centro Las Gaviotas existen textos, éstos son escasos, motivo por el cual se está llamando a toda la comunidad a colaborar con la iniciativa.

La campaña se extenderá hasta el mes de enero y quienes deseen colaborar pueden hacerlo a través del Registro Civil o la misma Seremi de Justicia.

El Centro Las Gaviotas (Ex CERECO) tiene una población penal de 50 jóvenes, imputados o condenados por la ley Penal Adolescente por diversos delitos y durante los años 2009 y 2010, y ha sido premiado por Paz Ciudadana por ser el mejor Centro de MenoresInfractores en materia de reinserción.