• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 84 seguidores más

  • Recomendados

    Infoconexión
  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

  • Secciones

La larga tarea de las bibliotecas tras el terremoto

El Mercurio. Santiago, Chile. 27/11/2010

A nueve meses del sismo, la gran mayoría ha vuelto a funcionar, incluso en Talcahuano o Robinson Crusoe. Noventa y ocho de las 442 bibliotecas chilenas quedaron dañadas, pero ya están reconquistando a los usuarios.

Romina de la Sotta Donoso

“El terremoto dejó un desastre en las bibliotecas públicas. Noventa y ocho sufrieron daños, y de ellas, diez quedaron completamente destruidas”, reconoce Gonzalo Oyarzún, subdirector de Bibliotecas Públicas, entidad que agrupa a 442 recintos en todo el país. “La mayoría de las más afectadas se han instalado temporalmente en escuelas o juntas de vecinos, y están funcionando. Hoy sólo quedan ocho cerradas”.

En julio, en cambio, eran 35.

Desde los primeros días, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) se dedicó a reponer el equipamiento desaparecido y el servicio de internet. En muchos casos ya existen proyectos para construir nuevas sedes, pero aún faltan recursos, ya sean municipales o del gobierno.

Las comunidades han sido claves en este proceso, pues desde un principio colaboraron en el salvataje de los libros y en su reordenación. Un compromiso que obedece al cambio que han tenido las bibliotecas en la última década.

“Ya no tienen sólo libros ‘buenos’, están pensadas en función de la comunidad. Se acabaron las estanterías cerradas y se pueden encontrar libros de moda o de cocina. Los adultos van a leer cómics”, dice Oyarzún. “Es importante el tema político: las bibliotecas deben hacerse cargo del acceso a la cultura y a la información, y de la lectura, no de que la industria editorial goce de buena salud. En muchas partes, la biblioteca es el único espacio público con acceso gratuito a internet, en banda ancha, y con buenos equipos”.

Efectivamente, es el único acceso a internet en una de cada tres comunas del país. La conexión es gratuita, tal como la alfabetización que brinda el Programa BiblioRedes desde 2002. Su coordinadora nacional, Paola Gallegos, comenta: “Fue crítico el servicio de conectividad justo después del terremoto; era vital para obtener ayuda de parte del gobierno central”.

En Constitución, cuenta, nunca se cortó internet, tampoco en Coronel, que se convirtió en el centro de operaciones de Carabineros, la Armada, la municipalidad y los bomberos.

“Las comunidades han captado que la biblioteca pública les ofrece la posibilidad de ser parte activa de la sociedad de la información y del conocimiento. La gente va a leer, pero también a comunicarse con su familia que está lejana, a buscar trabajo, a ofrecer trabajo. Y por eso las usan y valoran”, apunta Magdalena Krebs, directora de la Dibam.

Sigue leyendo

Niños y libros tuvieron una fiesta

El Austral, Temuco. 27/11/2010

Una biblioteca secreta instalada en medio de la plaza cautivó a los curiosos pequeños que participaron activamente.

M. Soledad Sandoval Meynet

Música, bailes, niños y libros… muchos libros hubo ayer en la Plaza Teodoro Schmidt de Temuco, en una jornada que tuvo como único objetivo incentivar la lectura en los más pequeños.

Fue una actividad de difusión del Plan de Fomento de la Lectura “Lee Chile Lee“, que busca “convertir a Chile en un país de lectores autónomos, críticos y permanentes, en razón de tener la firme convicción de que la lectura nos hace mejores personas”, dijo el director del Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes, Benjamín Vogel.

RELMU
En esta actividad puntual participaron menores de varios jardines infantiles de la Junji e Integra, pero sin duda la estrella de la jornada fue la “Biblioteca Secreta de Relmu“, instalada en una carpa en medio de la plaza, donde los menores escuchaban cuentos leídos por una profesional y analizaban los contenidos de manera dinámica y entretenida.

Todo pensado en encantarlos y mostrarles todas las ventajas que significa ser un buen lector.

MÁS
En la ocasión, Vogel reconoció que ya se había avanzado en este tema, pero que siempre es posible hacer más, especialmente partiendo con fomentar la lectura en los más pequeños.

Noelia Durán, coordinadora regional de bibliotecas públicas de la Dibam, aseguró que están trabajando con dinámicas lectoras para que los niños no sólo vayan a buscar libros para hacer tareas, sino para que vayan junto a sus padres y participen activamente. “Además el material que hoy nos está llegando se puede oler, morder… O sea, desde muy pequeñitos los niños ya encontrarán material adecuado”, puntualizó.

El seremi de Educación, Eduardo Zerené, dijo que “un país que lee más, crece más y mejora las condiciones de vida de su población”. En este contexto dijo que la idea es incentivar este hábito desde la primera infancia.