• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a 87 seguidores más

  • Dónde estudiar bibliotecología
  • Libérate lee
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Secciones

Comienza Taller de Fomento de la Lectura

El Diario, Aysén. 15/11/2010

A las 09:00 de hoy comienza el Taller Fomentemos la Lectura en Aysén a través del Humor, dictado por el conocido cuentacuentos José Pepe Pelayo y organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la región de Aysén y el Plan Nacional de Fomento Lector Lee Chile Lee.

El Plan Nacional de Fomento de la Lectura, “Lee Chile Lee” corresponde a una política pública que supone un esfuerzo conjunto del Ministerio de Educación, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Lee Chile Lee tiene como propósito garantizar y democratizar el acceso a la lectura, entendiendo que esta es una herramienta fundamental para que las personas desarrollen en forma plena sus capacidades. Apunta a que todos los chilenos puedan tener un espacio en la sociedad de la información mejorando su nivel educativo en un sentido amplio, permitiendo el acceso al conocimiento, el desarrollo de la creatividad, así como también al ejercicio de los derechos ciudadanos y los valores democráticos.

La implementación del plan busca desarrollar en la ciudadanía una actitud reflexiva y responsable frente a la información y los hechos sociales, económicos y políticos, mejorando así la calidad de vida de todos los habitantes de nuestro país. Para cumplir estos objetivos se fijaron cuatro líneas de acción: Acceso, Formación, Desarrollo y Difusión.

Dirigentes de campamentos hacen un diplomado en la universidad

El Mercurio. Santiago, Chile. 15/11/2010

Apoyados por Un Techo para Chile, 35 directores de educación se instruyen en la U. Alberto Hurtado para orientar a sus vecinos en el ejercicio de su derecho a estudiar.

Pamela Elgueda

Silvana Toro es la directora de Educación del Comité de Allegados Mano a Mano, de La Florida, y junto con estar terminando su enseñanza media se halla cursando, en la Universidad Alberto Hurtado, el diplomado Liderazgo en Educación Comunitaria de Campamentos de Un Techo para Chile.

“Estar en la universidad es lo máximo”, dice esta dirigenta de 29 años y mamá de tres niños. “Pero lo más importante”, agrega, “es que lo que estoy aprendiendo en este curso me permitirá ayudar a muchas mamás a defender sus derechos y los de sus hijos para estudiar”.

Muchas veces, comenta, van a los servicios públicos a preguntar por beneficios o prestaciones educativas y son mal atendidos. “Entonces, qué mejor que alguien que es de tu comunidad te guíe o incluso te acompañe en ese trámite. Esa va a ser mi función”.

Diseño y ejecución

Catalina Opazo, asistente social y una de las profesoras de este diplomado, explica que esta primera versión del curso la están tomando una treintena de directores de educación de los campamentos con que trabaja Un Techo para Chile.

“La idea es que ellos puedan identificar y apropiarse de sus derechos de acceso a la educación, y que sean promotores y orientadores de su comunidad. Que conozcan las instituciones a las cuales pueden pedirles ayuda, las puertas que deben tocar y los márgenes de sus derechos”, complementa.

A eso se unirá otra función: “Y nosotros propusimos enseñarles a elaborar un plan de fomento de la lectura, porque en la mayoría de los campamentos hay bibliotecas comunitarias”.

Para eso, se les están enseñando herramientas pedagógicas para que puedan potenciar la lectura entre chicos y grandes, así como estrategias de diseño y puesta en marcha de proyectos comunitarios.

“Nos hemos encontrado con personas muy lúcidas y con una mirada clara y certera, muy aguda, acerca de la realidad educativa del país. Por eso, tenemos una evaluación preliminar, porque el diplomado termina a fines de diciembre, muy positiva de este curso”, agrega la académica.

El comité de allegados al que pertenece Silvana Toro se está preparando para recibir su vivienda definitiva a mediados de diciembre. “Han sido cuatro años de trabajo intenso, y si Dios quiere y todo sale bien, el 15 nos deberían estar entregando nuestras casas. Es un condominio precioso… Ojalá se pueda”, reflexiona.

En ese nuevo espacio, agrega, su trabajo como directora de Educación será igual de fuerte. “El diplomado me está dando las armas para poder exigir derechos que, muchas veces, están en artículos pequeños de las leyes y entonces nadie conoce. Yo ya los conozco y haré lo necesario para que se cumplan”.