• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Soy electrónico

La Nación. Santiago, Chile 3/10/2010

Aterrizaron recién en marzo al país con un mercado internacional revolucionado como antecedente. Las editoriales ya se están renovando y sus decisiones recaen en escritores y libreros. De Kindle a iPad, los libros encuentran su lugar en la tecnología cambiando las reglas del juego. Hablan editores, libreros y autores.

Tanya Hirsch

Un gran celular o un pequeño computador. Los delgadísimos y livianos eBook o lectores digitales son dispositivos confeccionados para almacenar y leer libros electrónicos descargados a su vez de librerías virtuales.

Todo comenzó a tntcios de los ‘70, cuando la Universidad de Illinois dirige el proyecto Gutenberg, que consiste en la creación de una biblioteca virtual gratuita. A partir de entonces se multiplican en la red diversas páginas web que ofrecen la descarga de libros al computador.

Éste es el inicio de la era electrónica del libro. Aquí se alteran las leyes del mercado, aparecen cada vez más editoriales electrónicas y las librerías virtuales comienzan a sumar títulos digitales a sus catálogos, ofreciéndolos a muy bajo costo.

“En Chile es ilegal, las páginas web que ofrecen obras protegidas y sin autorización cometen una infracción a los derechos de autor del titular de la obra. Pero tampoco existen organismos fiscalizadores”, afirma Felipe Schuster, abogado que formó parte de la Sociedad General de Autores y Editores en España y hoy es miembro del Instituto Interamericano de Derecho de Autor (IIDA).

Luego de que en los ’80 aparecieran los primeros libros electrónicos, impulsados por un pionero diccionario de la editorial Random House, el autor de best sellers de terror Stephen King ofrece en 2001 su novela “Riding the bullet” en formato electrónico, a través de la página web de su editorial Simon & Schuster. En las primeras 48 horas vendió 500 mil copias a US$2,50 cada una.

TIENDAS VIRTUALES

Aunque en 1998 aparecieron los primeros modelos de lectores digitales como los ya obsoletos Softbook y Rocket eBook, es en 2007 cuando las batallas se convierten en guerra. Ese año los colosos de Amazon y Sony lanzan sus primeros ejemplares llamados Kindle y Reader, respectivamente.

Éstos ofrecen libros digitales entre un 30% y un 50% más baratos que sus versiones impresas, y capacidad para almacenar una biblioteca de miles de títulos, oferta que aumenta año a año en sus tiendas virtuales. En 2009 se vendieron cerca de tres millones de dispositivos sólo en Estados Unidos.

Hoy, el Kindle 2 y Kindle DX de Amazon, (Kindle 3 se agotó a los cinco días de su lanzamiento, a principios de agosto) y el iPad de Apple lideran la pista, y Nook se acaba de rendir y hundió con él a su creadora Barnes & Noble. La gran cadena de librerías de Estados Unidos anunció su venta hace unas semanas.

En las grandes ligas se encuentran las grandes editoriales. Ellas han debido adaptar sus publicaciones al nuevo formato y extender sus capacidades al área virtual. Así, se enfocan en sus librerías web y buscan competir con las grandes tiendas virtuales como Amazon (que son quienes finalmente lideran este tren), negociando como editorial los derechos de sus libros y luego compitiendo como librería electrónica en la venta de los mismos.

Once grandes firmas de España, que incluyen a Random House Mondadori, Planeta y Santillana, formaron un conglomerado y crearon Libranda, un portal común de distribución para sus títulos electrónicos. “Su postura es venderlos a través de librerías virtuales establecidas con el fin de no perjudicar a los libreros. Su reciente inicio de operaciones en julio de este año dará las pautas futuras a seguir para adaptarse a la nueva realidad. El formato aún no llega a Chile y esperamos esté disponible el segundo semestre de 2011”, explica Andrea Viu, directora editorial de Santillana en Chile.

ISABEL ALLENDE Y NERUDA

En cuanto a legalidad, en el problema de piratería y propiedad intelectual, las normas existentes en Chile son aplicables a la reproducción electrónica. Por el solo hecho de crear una obra, un autor cuenta automáticamente con su derecho de autor.

“Si un autor otorga derechos de reproducción electrónica basta con agregar un anexo al contrato con la editorial que especifique los permisos concedidos. Así, la decisión final recae en el autor, que es quien pactó ese derecho”, asegura Felipe Schuster, quien también integra el estudio Alessandri, pionero al presentar en 2005 la primera querella por piratería en nombre de un autor, el escritor Jorge Edwards por su libro “El inútil de la familia”.

Al recibir el Premio Alfaguara de Novela, el 22 de marzo pasado, por su libro “El arte de la resurrección”, a Hernán Rivera Letelier le entregaron US$175.000, y un libro electrónico con la versión digital de su propio título triunfador.

Esta es la primera publicación electrónica del galardón español, así como de un autor chileno en su propio idioma y se encuentra a la venta en Libranda. El escritor, que apenas sabe chatear, asegura que hay dos diferencias principales con la venta del libro de papel, “el porcentaje que recibo es mayor, pero el precio de venta del libro es mucho menor”, dice rescatando lo poco que sabe sobre el tema. “Lo que sea ventas, me conviene”, concluye, sin contar aún con un registro claro de si ha sido beneficiado con este nuevo formato.

Actualmente, sólo contamos con esta novela y algunos títulos de Isabel Allende y Pablo Neruda en inglés ofrecidos en Amazon. “Por ahora estamos trabajando en obtener la autorización de nuestros autores nacionales para poder comercializar sus obras en el soporte digital. Los contratos vigentes a la fecha no contemplaban la cesión de derechos digitales a la editorial. Actualmente ningún libro de Random House Mondadori se vende en Chile en soporte digital. Este proceso estimamos que se iniciará a principios del próximo año”, dice Pablo Dittborn, editor general de la casa editorial en Chile.

En marzo, Bazuca inauguró la primera tienda de libros electrónicos en Chile y ya cuenta con una colección de 17 mil títulos, 16 mil de los cuales están en español con precios que van desde los dos mil pesos. Aunque pueden leerse en 23 dispositivos distintos, no funcionan en Kindle ni iPad.

Son los únicos representantes en Chile de la plataforma de distribución española Libranda. Esta es una ventaja frente a Amazon, que cuenta con menos de cinco mil títulos en español. Vienen protegidos con DRM (el sistema anti-copia de protección de derechos). Los libros se ofrecen en varios formatos, entre los que se encuentran PDF y ePub, el cual es el más estandarizado entre los lectores digitales.
“Hemos sobrepasado las expectativas que teníamos para los primeros meses. Ahora estamos trabajando para tener prontamente novedades en el campo de la literatura nacional y ofrecer a todas las editoriales chilenas la posibilidad de comercializar sus fondos editoriales”, explica Rodrigo Terrazas, gerente general de Bazuca acerca del futuro del eBook en el país.

LIBREROS NO BEST SELLERS

Los libreros sí que quedaron fuera de este nuevo mercado. Las grandes librerías deberán compartir sus editoriales proveedoras con las tiendas electrónicas. Las pequeñas librerías, en cambio, no se sienten amenazadas por el formato digital. Juan Carlos Fau opina desde una sucursal de su tienda Qué Leo: “El eBook es una réplica del libro físico. Lo considero un soporte como tantos que rápidamente han ido quedando obsoletos. Invertir ahora en el mercado de los libros electrónicos es un despropósito, sería participar en algo en que no creemos”.

Sergio Parra es escritor y dueño de la librería Metales Pesados, la cual se diferencia por ofrecer publicaciones especializadas en arte y filosofía. “Las colecciones digitales no son todavía muy grandes y no sirven a los lectores estudiosos. Sirven a los lectores de best sellers y libros de autoayuda, que es un campo con el que no competimos”, afirma y continúa desde otra perspectiva: “como escritor no me atrae publicar en formato digital. Es bueno, sin embargo, para los escritores que optan por publicar en forma independiente. Así se pueden ahorrar un tremendo costo de impresión y gastárselo en recorrer el mundo”. LCD

Shopping electrónico
Aunque los eBook o libros electrónicos pueden leerse en PC, Palm e iPhone, el lector electrónico es su principal soporte. Los más populares en la actualidad son el Amazon Kindle 2, Sony Reader PRS-600, Onyx Boox y Grammata Papyre 6.1, entre muchos otros.

El Kindle DX (más grande que el Kindle 2: de sólo 6 pulgadas a un valor de US$189) ofrece 4Gb de memoria (almacena unos 3.500 libros), cuenta con conexión móvil a internet y vale US$379. Permite compartir pasajes de textos en Facebook o Twitter y hacer anotaciones personales. Sólo permite descargas de la biblioteca virtual de Amazon.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: