• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 85 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Cuentos y libros para niños de Ercilla

El Austral, Araucanía. 11/10/2009

El propósito es que los menores aprendan a leer antes de los cuatro años de edad.

Tránsito Marileo vive en la comunidad Chequenco de Ercilla. Tiene dos hijos, Alejandra de tres años y Alexis de dos. Cada 15 días va a la posta rural para recibir atención médica y luego retirar los libros que llevará a casa para leer junto a sus hijos.

Esta experiencia inédita en la Región es parte del proyecto “Aprendiendo en Familia y Comunidad”, financiado por el Fondo del Libro y la Lectura y que se enmarca en el Sistema de Protección a la infancia Chile Crece Contigo.

Postas

A través de esta iniciativa 10 postas rurales de la comuna de Ercilla cuentan con bibliotecas equipadas con material didáctico infantil, que los padres pueden llevar a sus casas para estimular a sus hijos reforzando el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje, a través de la lectura, colores, texturas e incluso olores.

“Ellos están aprendiendo mejor, quiero que mis hijos salgan adelante, mi hija los mira y trata de conocer todos los animalitos que salen en los libros y los nombra. Mi chiquitito es muy guagua todavía pero cuando crezca yo sé que aprenderá con esto”, afirmó Tránsito Marileo.

Este proyecto implementado en los sectores rurales de Ercilla persigue la equidad y el respeto a la diversidad cultural, entregando un importante beneficio a los niños y familias mapuche de sectores rurales de la comuna, donde la tecnología y el acceso a este tipo de materiales educativo se torna difícil.

Es la igualdad de derechos que el Gobierno pretende instalar en cada rincón del país, para que los niños, bien llamados el futuro de Chile, tengan mayores oportunidades.

“Este proyecto, según explicó Mónica Rojas, educadora de párvulos y gestora de la iniciativa, se centra en la implementación de bibliotecas en todas las postas rurales para mejorar todo lo que es el déficit de lenguaje que se detecta desde la evaluación del desarrollo psicomotor en el consultorio de la comuna. Con esto, los niños han aprendido bastante en todo lo referido a los diferentes ámbitos del lenguaje y la expresión”, sostuvo.

Pidima

En Pidima, el pequeño José, sabe que todas las veces que quiera puede ir junto a su madre a la estación medico rural a buscar libros que le permiten echar a volar su imaginación, esa que le dice que cuando grande será médico.

“El me dice que quiere ser doctor y eso para mí es importante porque me lo está diciendo de chico, y entonces yo le digo que tiene que estudiar y esto le está ayudando harto”, aseveró Rosa Calabrano.
Y por qué no, si el proyecto busca que niños como José tengan un mejor futuro sin importar la cuna o el lugar donde les tocó nacer.

“Esta iniciativa tiene como objetivo que los niños lean entre los cero a cuatro años con estos maravillosos instrumentos adquiridos con el Fondo del Libro, es una posibilidad para que puedan leer en familia, la mamá con el hijo y puedan compartir lo que significa ampliar las posibilidades de su desarrollo a plenitud, es justamente la política de gobierno que está instalando derechos para la primera infancia en todo Chile como acá en La Araucanía”, dijo la Seremi de Planificación María Teresa Aqueveque.

Poco a poco, las familias han ido incorporando a su vida los libros, asumiendo que en ellos existe una tremenda oportunidad para los niños, donde la interculturalidad es posible, incorporando en el proyecto relatos sobre el pueblo mapuche, destinados a reforzar la identidad desde la infancia.

Así, en Temucuicui, Sara Canío, madre de un bebé de 5 meses, no sólo quiso beneficiar a su hijo con esta iniciativa, sino también aportar a su comunidad, haciéndose cargo de la biblioteca y entregando su experiencia como asesora cultural, hablante de mapudungun, lo que es clave a la hora de transmitir el contenido de los textos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: