• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 87 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 3 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Poco interés en lo que leen provoca que los niños rindan menos que las niñas en Lenguaje

El Mercurio, Santiago, Chile. 31/05/2009

La creciente brecha entre ellas y ellos en los resultados de los tests de lectura no se debe a diferencias biológicas. Textos cercanos a los gustos masculinos y pruebas que tomen en cuenta sus habilidades revertirían tal realidad.

Pamela Carrasco T.

Los datos son elocuentes: a las niñas les va mucho mejor en Lenguaje que a los hombres. De hecho, en la última prueba Simce realizada a los cuartos básicos, la brecha en esa área fue de 13 puntos a favor de ellas, mientras que en PISA 2006, que mide a jóvenes de 15 años, las mujeres aventajaron a los hombres por 17 puntos.

Algo que no toca sólo a Chile. Un informe presentado esta semana por la OCDE (ente a cargo de PISA y que reúne a los países desarrollados) dice que la distancia de género en Lenguaje aumentó mundialmente, de 32 a 38 puntos, entre PISA 2000 y 2006 (un 18,7%).

Incluso en países más exitosos en términos educativos, si bien los puntajes finales son más altos que los chilenos, las brechas entre niños y niñas son mayores. Es el caso de Finlandia, con 51 puntos de diferencia entre hombres y mujeres en PISA 2006; o Noruega, con 46.

Cuestión de gustos

Si bien la estructura del cerebro femenino y masculino es diferente, no existen pruebas desde la neurociencia que muestren que las niñas tengan más habilidades para la lectura que los niños. Pero sí les gusta más leer y por eso les va mejor.

De hecho, en PISA 2000, que estuvo centrada en Lenguaje, sólo el 25% de los hombres dijo que la lectura era uno de sus pasatiempos favoritos, en contraste con el 45% de las mujeres.

Según el último informe del Consejo Canadiense de Aprendizaje (CCL) acerca de las diferencias de género en la lectura, las mujeres leen más fuera de clases por placer, además de una mayor variedad de textos, como revistas o folletos. Esto les da mayor confianza como lectoras en comparación con los hombres. También comentan más lo que leen.

La razón de esta preferencia, dicen los estudios, tienen que ver con lo cultural.

“Socialmente se asocia el desarrollo de la comunicación con lo femenino. Esto supone que los profesores de Lenguaje estimulan más a las niñas y menos a los niños”, dice Carmen Sotomayor, investigadora del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile.

Si el problema es cultural y no físico, se puede subsanar.

El estudio del CCL sugiere revisar en el currículo los títulos que se dan para leer, para que se incluyan más libros cercanos a los intereses masculinos. Ellos revisaron una serie de investigaciones realizadas al respecto y vieron que, mientras las niñas tienden a preferir la narrativa de ficción, como romances o novelas (favoritos en la escuela), los niños disfrutan de una amplia variedad de géneros y temas, como cómics, dibujos animados, noticias, páginas de deportes, fantasía y ciencia ficción, que en general no son considerados por los profesores, ya que creen que no son “adecuados” para educar.

Como ejemplo, el libro “What Johnny Likes to Read Is Hard To Find in School” puso en evidencia que las temáticas y formatos de lectura preferidos por los niños sólo estaban en un tercio de las aulas estadounidenses.

Luz María Budge, decana de Educación de la Universidad Finis Terrae, dice que las evaluaciones son otro aspecto a revisar. Explica que las niñas tienden más a narrar procesos llenos de detalles, mientras los hombres siempre apuntan a lo concreto, lo que las beneficiaría a ellas en las clásicas pruebas escritas de desarrollo.

“En una evaluación, lo ideal es enfocar las preguntas buscando el desarrollo en los hombres y la concreción en las mujeres, donde las preguntas, orales o escritas, sean para destacar las fortalezas de niños y niñas”, sostiene.

¿Y matemática?

Mientras las mujeres superan a los hombres en lenguaje, éstos ganan ventaja en matemática. Eso sí, la brecha en esta materia es menor. En la última prueba Simce de lenguaje las mujeres aventajaron por 13 puntos a los hombres, mientras que en matemática, sólo cuatro puntos separan a hombres de mujeres (249 y 245). De todas formas, los especialistas también atribuyen estas diferencias a factores culturales, que se reflejan en la sala de clases y dentro de las familias.

La puerta tecnológica

En la última prueba PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study), aplicada en 4° básico y 40 países, mostró que si bien las mujeres leen más en papel (1,5 horas versus 1,3), los hombres las superan en lectura en internet (1 hora versus 0,9 de las niñas).

Ahí hay una oportunidad, dice Carmen Sotomayor. “Tener estrategias en la clase de lenguaje que permitan la lectura virtual podría ser una puerta de entrada para invitar a los niños al mundo de la lectura”.

Qué hacer

“Biológicamente hombres y mujeres aprenden de manera similar, de modo que las diferencias van por cómo les enseñan los profesores a niños y niñas y cómo se aproximan a sus intereses en la lectura”.

CARMEN SOTOMAYOR
Investigadora U. de Chile

“Yo no soy partidaria de darle a la niñita una receta de cocina y al niño una historia de dinosaurios, porque produciría más brecha. Lo importante es tener variedad de oferta, que muestre que la lectura no tiene género”.

LUZ MARÍA BUDGE
Decana de Educación
Universidad Finis Terrae

En Cifras

18,7%
aumentó la brecha mundial entre hombres y mujeres desde PISA 2000 a 2006.

46%
de los hombres de 15 años confiesa que sólo lee por obligación, en contraste con un 26% de las mujeres, según PISA 2000

5 puntos
de diferencia separan a los hombres de las mujeres chilenos de 2° medio en la última prueba Simce (257 puntos ellas y 252 ellos).

4 puntos
aumentaron los niños en

el Simce 2008 respecto del año anterior, mientras que las mujeres avanzaron en
8 puntos.

“El cerebro masculino es más grande, pero en lo referido al lenguaje, las áreas cerebrales más relevantes están más intensamente activadas en las mujeres”.

Reporte “Equally prepared for life?” (OCDE, 2009).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: