• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 87 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 3 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Biblioteca británica sufre pérdida millonaria: nueve mil libros

La Tercera.  Santiago, Chile. 18/03/2009

La Biblioteca Nacional de Gran Bretaña, una de las más grandes y prestigiosas del mundo, da por extraviado un valioso tesoro: manuscritos medievales, textos del Renacimiento y primeras ediciones de Oscar Wilde, Lewis Carroll y Ezra Pound.

Andrés Gómez Bravo

Perder 9.000 ejemplares puede parecer poco relevante para una institución que cuenta con un fondo de 150 millones de libros y que cada año compra tres millones de objetos y documentos nuevos. Sin embargo, cuando se trata de la Biblioteca Británica, una de las más prestigiosas del mundo, y sobre todo si entre las pérdidas se cuentan manuscritos medievales y primeras ediciones de autores como Oscar Wilde y Lewis Carroll, la cifra adquiere otra dimensión. Más dramática.

Creada hace 250 años, la Biblioteca Nacional de Gran Bretaña ha catalogado como extraviados más de nueve mil libros, según reporta el diario británico The Guardian. Entre ellos hay valiosos tesoros: tratados de teología y alquimia del Renacimiento; un texto de astrología medieval, así como primeras ediciones de “El retrato de Dorian Gray”, la única novela de Oscar Wilde, de 1891; “Alicia en el país de las maravillas”, de Lewis Carroll, y “Canzoni”, de Ezra Pound.

Según los responsables de la biblioteca, los ejemplares no habrían sido robados ni sustraídos ilegalmente. De hecho, no los dan por perdidos en forma definitiva. Según ellos, la mayoría de los volúmenes se encontraría “extraviado” entre los 650 kilómetros de anaqueles de la biblioteca. De esa lista de obras sin paradero conocido destacan “De la usuria legal e ilegal de los cristianos”, del teólogo alemán Wolfgang Musculus, del siglo XVI y valorado en más de 21.000 euros (16 millones de pesos); una carta de astrología publicada en 1555 por el filósofo judío cordobés Maimónides (1135-1204), de valor incalculado, y una guía de Roma del siglo XVII.

Dickens y Updike

Jennifer Perkins, jefa de documentación de la biblioteca británica, explica que los libros se consideran extraviados cuando un lector los reclama y no aparecen en la estantería en la que deberían estar normalmente. Y ello puede suceder, dice, por mútiples razones, como que la etiqueta del libro se haya roto.

La mayoría de los textos extraviados corresponden a obras del siglo XIX y XX, como primeras ediciones de Charles Dickens o el recién fallecido John Updike. En la nómina, figura incluso una edición de lujo de “Mi lucha”, publicada con motivo de los 50 años de Hitler. Si bien la biblioteca no ha estimado el valor de la pérdida, The Guardian calcula que cada ejemplar podría costar entre 1.400 y tres mil euros, como es el caso de la primera edición de “El retrato de Dorian Gray, desaparecido desde 1961.

Los tesoros más valiosos, entre ellas la “Magna Carta”, se guardan en una galería especial, sometida a controles de conservación y seguridad extraordinarios. Según The Guardian, gran parte de las pérdidas se habría producido alrededor de 1998, cuando la colección se trasladó desde el Museo Británico a un moderno edificio, cerca de la estación de St. Pancras.

Biblioteca Nacional: sin robos

Un encargado de seguridad citado por The Guardian sostuvo que le sorprendía que la lista de pérdidas de la Biblioteca Británica no fuera más larga. “Hay robo en todas las bibliotecas, pero la Biblioteca Británica puede sentirse afortunada si no está en una situación peor”.

En Chile, los libreros reconocen que existe el robo de libros, pero al parecer este problema no afecta a la Biblioteca Nacional, según dice su directora, Ana Tironi. “Tenemos muy buenos sistemas de seguridad y el público chileno es muy respetuoso de la biblioteca”, afirma.

Los libros valiosos, explica, se encuentran en bóvedas y han sido microfilmados para la consulta del público. “En 30 años en la biblioteca no recuerdo ningún robo. Puede haber existido, pero no puedo asegurarlo. Hay miles y miles de libros y no es fácil detectar una pérdida”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: