Lectores les hacen chupete a libros de autoayuda y a los que tratan la crisis

La Estrella, Valparaíso. 19/01/2009

Niños llegan a visitar en masa al recinto porteño para conocer maletín literario

Patricio Hodde M.

Dados los tiempos que se viven, no es curioso escuchar que dentro de los libros que más se leen en esta época dentro de las bibliotecas públicas sean los de autoayuda.

Así lo explicó a La Estrella la encargada de la biblioteca Santiago Severín de Valparaíso, Mónica Moraga, quien recalcó que en esta época estival “la gente que es nuestro público habitual, y que vienen casi todos los días, optan por los textos de estimulación, los de autoayuda y, también, mucha literatura sobre los temas de las crisis económicas”. Según la experta, que tiene bajo su responsabilidad la hemeroteca del recinto porteño, esto se debe a que las personas lectoras buscan orientación en la literatura para enfrentar estos tiempos difíciles.

¿Y los jóvenes?

A simple vista, se puede apreciar la poca cantidad, (casi nula), de jóvenes que se encuentran leyendo o buscando algún libro en la Severín.

Bajo estas premisas, según Mónica Moraga, los jóvenes desaparecen casi por obra de magia del recinto porteño durante este periodo del año.

“Generalmente en este periodo hay poco movimiento, pero es aquí donde se ve realmente el lector que viene todo el año. Sin importarle, el sol ni nada. Después en marzo comienzan a llegar los estudiantes que desaparecen durante estos meses y ahí se incrementa el público. Vienen hartos adultos mayores y niños, pero jóvenes no se ven muchos. Los únicos que se ven son aquellos que están recopilando información acerca de su tesis”, señaló.

Público fiel

Casi calcada es la opinión de la encargada de la parte de los libros de dicho recinto, Susana Araya, quien manifiesta que son poquitos los jóvenes que se aparecen por la biblioteca porteña en verano. Pero si destaca, es la fidelidad de muchos lectores habituales que llegan a la biblioteca a leer sagradamente los diarios.

“Nosotros tenemos un usuario de todos los días, permanentes, un público habitual. Este público viene todo el verano, generalmente son todos adultos mayores. Los días lunes llega gran cantidad de gente, por la simple razón de que vienen a buscar trabajo por los diarios”, sostuvo la funcionaria.

Maletín mágico

Una de las cosas que destacan ambas funcionarias es la llegada masiva de niñitos a la biblioteca, muy inusual durante esta época, por la entrega del maletín literario del gobierno.

“El maletín literario es el estimulo perfecto para que los niños vengan a la biblioteca y asÍ conocen el lugar y se estimulan por venir a leer y no solo a dejar al niño. Ha sido muy lindo que vengan niños pequeños al lugar, donde muchos de ellos no saben leer pero vienen a ver los libros.”

Fidelidad

Lo que más destacan tanto Mónica Moraga y Susana Araya, es la fidelidad del público porteño con respecto a la biblioteca.

“Mucha gente que viene para acá, es la que viene generalmente todos los días del año. No les importa nada, siempre vienen ya sea a leer el diario, como a buscar o a renovar los libros que se les prestan”, dijo Moraga.
La gran mayoría de los empleados de este recinto llevan más de 25 años trabajando, situación en la cual también se refleja la fidelidad.

“La gran mayoría de los trabajadores lleva mucho tiempo trabajando aquí, ya la vemos casi como nuestra segunda casa”, señaló Susana. También coinciden que pese a toda la era tecnológica que vivimos, los recintos culturales y de estudio como la biblioteca Severín, se niegan a morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: