• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Enciclopedia iniciada en 1948 podría ser la Wikipedia chilena

El Mercurio. Santiago, Chile. 18/01/2009

Treinta y siete años después de que la Unidad Popular la suspendió, la Biblioteca del Congreso Nacional insufló nueva vida, hace más de un año, al proyecto “Levantamiento y Rescate de la Enciclopedia Chilena”.

Luis Goycoolea U.

Por afuera es una simple bodega abandonada con rayados y graffiti en sus paredes. Sólo al entrar uno se da cuenta de que no es una bodega cualquiera. Hay computadores, máquinas para escanear, cajas de luz y muchas, muchas hojas color amarillo que delatan una antigüedad incierta. Alrededor de toda esta tecnología y papeles, un grupo de investigadores con delantales y guantes blancos separan hojas de papel arroz que cubren documentos aún sin referencia. Parecen doctores, pero no lo son. Hay historiadores, conservadores y bibliotecarios, y están develando una parte de la memoria de Chile.

Es la Enciclopedia Chilena. Un proyecto que nació de la inspiración del abogado Jorge Ugarte Vial en 1948 y en el cual trabajaron cientos de personas de manera continua hasta 1971. Nunca se publicó ni siquiera una palabra de ella. Hoy, 37 años después de que la Unidad Popular la suspendió, la Biblioteca del Congreso Nacional insufló nueva vida, hace más de un año, al proyecto “Levantamiento y Rescate de la Enciclopedia Chilena”. La meta, aunque audaz, es tratar de avanzar lo máximo posible en su recuperación para tener algún documento, libro o página web tipo Wikipedia para el Bicentenario, para que investigadores, científicos, universitarios y el público pueda acudir a él.

Veinte tomos de mil páginas cada uno

La iniciativa de resucitar este material, gran parte del cual se guardaba en las dependencias de la Editorial Jurídica -entidad que dio vida el proyecto inicial en 1948-, en la calle Agustinas, es de la propia Biblioteca del Congreso Nacional. “Es la biblioteca la que identifica y rescata el material. Estamos recuperando un esfuerzo intelectual, político, económico que hizo el Estado en algún minuto en que quiso ver cómo era Chile y cómo se proyectaba. Este era el fin último de la enciclopedia, cómo desarrollamos Chile. Ahora queremos, en medio de este ambiente de Bicentenario, mostrar qué se hizo”, dice orgullosamente David Vásquez, historiador de la Universidad Católica e investigador jefe del proyecto.

Un simple vistazo a los nombres escritos a un costado de los archivadores originales ordenados en los depósitos al interior de la bodega permite ver la riqueza de materiales que contiene esta enciclopedia: naufragios, predios, cultivos, biografías, accidentes geográficos, minas explotadas y no explotadas y, amontonados arriba de los estantes, mapas y cartografía. Mucho material que, según señaló en su momento don Jorge Ugarte Vial, “ocuparía 20 tomos de mil páginas cada uno”.

“Estamos rehabilitando esta colección y viendo en qué condiciones está. Su valor también nos interesa, pero hay que entender que una enciclopedia a los cinco años ya queda obsoleta, por lo tanto hay que pensar en este material desde una perspectiva de valor actual”, dice el historiador Manuel Durán.

Wikipedia, Hitler e infracciones de tránsito

El cómo divulgarlo también es un tema aún no decidido, pero David Vásquez no titubea en hablar de “algo como un Wikipedia. Nos interesa la lógica de la web colaborativa, la que permite que las personas accedan y vean qué les sirve. Entre las cosas más interesantes de esta enciclopedia es que, en sus orígenes y estructura, está basada en referencias cruzadas entre los artículos. De una nota te ibas a otra, como los links de una página web. Esta enciclopedia tenía esa misma lógica”.

Según consta en la Revista del Domingo de El Mercurio del 25 de julio de 1971, la selección de materias y el método aplicado corrieron por cuenta de Jorge Ugarte, quien compartió en algún grado sus responsabilidades con un comité ejecutivo de cinco personas nombradas por el consejo de la Editorial Jurídica. El primero lo integraron Francisco Encina, Ernesto Barros Jarpa, Guillermo Subercaseaux Pérez (economista), Moisés Poblete Troncoso (sociólogo y abogado) y Ernest Wagemann, hijo de alemanes nacido en Chañarcillo que llegó a ser el segundo economista alemán de Hitler. De ahí en adelante siguieron otros Consejos, con numerosas personalidades como Jaime Eyzaguirre, Jorge Millas, Sergio Villalobos y Raúl Silva Castro.

Fueron 23 años de trabajo ininterrumpido que se ha juntado en 3.046 contenedores. De eso, hay 100 cajas con material suelto, con hojas, recortes y carpetas. Son 38 materias que van desde la medicina, botánica, folclore, religión, zoología, educación y todo circunscrito a Chile. El financiamiento de la obra recaía en la Editorial Jurídica, entidad creada para estos proyectos. Los fondos, según la Ley 8737, le concedía el 10% de todas las multas e infracciones de tránsito y municipales. Es decir, una enorme cantidad de dinero. Esos fondos no fueron solamente destinados a la Enciclopedia Chilena, sino que para todas las obras de la editorial.

El fin del proyecto llegó en 1971, cuando el gobierno de la Unidad Popular cambió las prioridades y en la Ley de Presupuesto de ese año se reasigna el 10% de los fondos de la Editorial Jurídica al Ministerio de Justicia, lo que obliga a reevaluar la obra y suspender su desarrollo.

El primer comité para la enciclopedia lo integraron Francisco Encina, Ernesto Barros Jarpa, Guillermo Subercaseaux Pérez (economista), Moisés Poblete Troncoso (sociólogo y abogado) y Ernest Wagemann, hijo de alemanes nacido en Chañarcillo que llegó a ser el segundo economista alemán de Hitler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: