• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Jardines infantiles dedican escasos minutos a formar habilidades lectoras en los niños

El Mercurio. Santiago, Chile. 1/09/2008

Investigación de la Universidad Católica: Los expertos coinciden en que la prebásica no es sólo para dejar a los hijos mientras los padres trabajan, sino una instancia en que se deben estimular algunas capacidades básicas. Sin embargo, los datos muestran que eso no está ocurriendo.

Manuel Fernández Bolvarán

“Pareciera que en kínder los niños no están aprendiendo nada”, afirma categórica la psicóloga de la U. Católica, Katherine Strasser. Es la conclusión a la que llegó tras analizar a 12 centros preescolares de la Región Metropolitana.

Sin demasiadas diferencias entre dependencias y niveles socioeconómicos, prácticamente en todas las salas se dedicaban sólo unos pocos instantes a actividades como desarrollar vocabulario, leer cuentos o reconocer algunas letras (ver cifras).

“No digo que haya que convertir el jardín infantil en un 1º básico, sino que, con las metodologías lúdicas propias de la etapa preescolar, se trabajen las habilidades básicas previas a la lectura. Hay muchas formas de hacer eso de manera entretenida”, explica Strasser.

Uno de los puntos más interesantes del análisis es que muestra que, al terminar kínder, la brecha entre los niños se sigue explicando, casi completamente, por el nivel sociocultural de su hogar. Es decir, el jardín infantil no está contribuyendo a reducir las desigualdades de origen entre los niños. Y los más vulnerables siguen entrando en desventaja a 1º básico.

“Si la política pública de aumentar la cantidad de centros preescolares apunta a lograr mayor equidad, lo que pasa al interior de los centros debiera ser una preocupación”, opina Soledad Concha, directora de la carrera de Educación Media de la U. Diego Portales, quien también ha investigado el tema.

Una guardería

Lo que el estudio detecta lo ha visto en la realidad Mercedes Rivadeneira, coordinadora del programa Un Buen Comienzo, ideado por Harvard, que busca elevar la calidad de las salas cuna municipales de Peñalolén.

“Nos topamos con que las educadoras no les leían cuentos, sino que les contaban lo que recordaban. Con eso se pierde la riqueza del texto, que tiene un vocabulario que va más allá del cotidiano”, explica. Por eso, se capacitó a las profesoras en estrategias para el desarrollo de habilidades lectoras.

“Ahora nos preocupamos de leer bien los libros, ir haciendo preguntas a los niños, que traten de adivinar lo que viene, y trabajamos dos palabras nuevas por semana. Son estrategias muy buenas, pero que ni las colegas más nuevas conocían”, cuenta Marcela Sánchez, educadora del liceo D-212, quien lleva dos años en Un Buen Comienzo.

Un factor clave detrás del escaso aprovechamiento del tiempo en los jardines es que muchos están a cargo de personal sin la adecuada formación pedagógica. “El 50% de los preescolares chilenos funciona sólo con técnicos de nivel medio, porque son más baratos que las educadoras de párvulos. Así es difícil pedir calidad”, dice Verónica Romo, directora de la carrera de Educación Parvularia de la U. Central.

Para las expertas, el gran problema es que la sociedad sigue viendo a la educación preescolar sólo como una guardería, en que los niños juegan seguros mientras sus papás trabajan.

“A largo plazo, incluso en términos económicos, lo que más le sirve al país no es ese modelo de preescolar, sino uno en que los niños, además, desarrollan su lenguaje y llegan con una buena base a la etapa escolar”, subraya Rivadeneira.

“Las familias de sectores sociales deprivados leen menos a sus hijos y tienen menos acceso a libros, por lo que el preescolar debiera compensar eso”.

Katherine Strasser, Psicóloga UC.

Ideas para mejorar

“Hay que involucrar a los papás. Detalles, como que les pregunten qué hicieron en el jardín, pueden hacer la diferencia”.

Mercedes Rivadeneira

Un Buen Comienzo

“Las profesoras deben hablar con los niños con un lenguaje más rico en vocabulario. Eso tiene un efecto notable a futuro”.

Soledad Concha
U. Diego Portales.

“Hay que ocupar cada instante. Hasta cuando la educadora ayuda al niño a ponerse la cotona puede estar generando preguntas y diálogo”.

Verónica Romo
U. Central.

EN CIFRAS

25,3% del tiempo que pasan los niños en kínder se usa en acciones relacionadas con el lenguaje (45 minutos).

11 minutos al día se dedican a leer cuentos, discutirlos y hacer actividades sobre ellos.

9 minutos se destinan a actividades relacionadas con desarrollar habilidades de escritura.

0,8 minuto se emplea en dinámicas que permitan reconocer las letras y sus sonidos.

0 minuto se usa en conversar acerca del significado de alguna palabra con los niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: