• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 87 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 3 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Bibliotecas con libros y pañales

El Mercurio. Santiago, Chile. 23/08/2008

Proyecto “Nacidos para Leer”

En noviembre, 200 jardines infantiles recibirán una colección de libros para niños de 0 a 4 años. Sus autores explican por qué no se trata de un segundo Maletín Literario.

Constanza Rojas V.

Desde noviembre, los niños aun antes de cumplir un año podrán pedir prestado un libro a una biblioteca. Ese mes, 200 jardines infantiles de JUNJI e Integra recibirán cien ejemplares cada uno, acompañados de guías de estimulación lectora para los padres y parvularias. Así, se da arranque a “Nacidos para leer”, proyecto del Plan Nacional de Fomento de la Lectura (Consejo del Libro) que busca promover una temprana relación entre el niño y el libro.

“Lo primero que un recién nacido lee es el rostro de su madre”, explica la propuesta del proyecto “Nacidos para leer”. Esta idea de que el niño decodifica imágenes incluso antes de interpretar palabras es la base para iniciar un plan de lectura en menores de 0 a 4 años. “La estimulación lectora pasa porque tenga familiaridad con el objeto libro, aun antes de leer”, explica Harry Abrahams, coordinador del proyecto.

Cada biblioteca contendrá 50 títulos distintos, con dos ejemplares de cada uno. “Se pensó que el material fuera adecuado para que el niño lo pudiera tomar, morder y manipular; que la ilustración fuera fundamental y hubiera equilibrio entre las editoriales”, explica Paula Larraín, parte del equipo que seleccionó los títulos. El comité se compuso además de Carmen Lucía Benavides, Centro Lector Lo Barnechea; Mónica Manhey, Magíster en Educación Parvularia; Alejandra Medina, Magíster en Educación Especial, y Lorena Moya, Área Infantil de la Biblioteca de Santiago.

Es inevitable reconocer rasgos comunes entre “Nacidos para leer” y el Maletín Literario. Sus organizadores, en cambio, intentan separar las aguas. Abrahams explica: “Esto es una mini biblioteca, es como si el Maletín se hubiera entregado a una organización comunitaria y la familia lo tuviera que ir a buscar. Además, este proyecto contempla la preparación del mediador entre el niño y el libro”. Con esto último, Abrahams alude a la guía de estimulación lectora que la familia recibirá junto con el préstamo del ejemplar. Además, dos parvularias por jardín tendrán una jornada de capacitación con el mismo fin de guiar al niño.

Datos

Los 200 jardines beneficiados en esta etapa están distribuidos en las 15 regiones del país, y corresponden a 15.136 niños. Se espera que en 2009 sumen otros 550 establecimientos, y en 2010, 554 más.

La colección se compone principalmente de títulos extranjeros. El comité de selección reconoce que el stock de material nacional era limitado.

Los expertos evalúan

M. Cecilia Hudson
Magíster en Ciencias de la Educación y especialista en lenguaje

“Parece estar bien planificado. Responde a una necesidad real de gran parte de los niños. Los libros se entregarán a los padres con pautas que guiarán su trabajo con los hijos, se perfeccionará a los agentes que capacitarán a las educadoras, y un agente externo evaluará el impacto del proyecto”.

Verónica Abud,
Directora Fundación La Fuente

“En este proyecto participa el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, una mejoría respecto del Maletín Literario. Cualquier iniciativa que familiarice a los niños con los libros es importante, pero es indispensable que se realice con seriedad. Respecto a la guía de autocapacitación, se debe considerar el nivel sociocultural de las personas a quienes va dirigida. Además, ¿qué sistema de administración tendrá la colección para evitar que se pierda?”.

Fabiola Maldonado
Jefa de carrera Educación Parvularia, Universidad de Chile

“Se valora desarrollar un programa orientado hacia la primera infancia, pero ¿quién desarrollará la función de mediador? Desde el punto de vista profesional, ésta se inscribe en la labor del educador/a sin mayores dificultades. Entender a la familia como estimuladora de la lectura plantea dilemas no menores, pues se trata de familias de escasos recursos económicos y culturales”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: