• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 85 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 2 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 2 years ago
  • Secciones

Bibliotecas públicas en red: información al alcance de todos

www.forociudadano.cl, Santiago, Chile. 02/04/2007.

La entrega equitativa de la información en el territorio nacional es una preocupación constante de la DIBAM y una de las motivaciones que impulsó la creación del programa Biblioredes.

La arremetida de las nuevas tecnologías ha cambiado la manera de leer el mundo. El libro ha sido, es y será un objeto preciado donde la lectura encuentra su mayor aliado, pero no es el único.

El formato papel no es historia, tampoco ha dado un paso atrás y menos pretende ser reemplazado, pero hoy la lectura se ha digitalizado con un objetivo claro: concretar el acceso a la información para traspasar las barreras geográficas, económicas y sociales que impedían democratizar esta práctica.

En este escenario la biblioteca pública se adjudica el rol protagónico y da un paso más allá de su compromiso principal. Ya no se trata tan sólo de una institución confiable y abierta a ciudadanas y ciudadanos en busca de conocimiento a través de la lectura gratuita de variados ejemplares, sino que se expande rompiendo con la temida brecha digital y poniendo a disposición su material a toda la población nacional.

¿Cómo lo hace? Apropiándose de las bondades de Internet. El carácter social que asume este instrumento en la entrega equitativa de información está presente en las 378 bibliotecas públicas del país mediante el programa Biblioredes, creado en 2002 por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile (DIBAM).

Enzo Abbagliati, Coordinador Nacional de Biblioredes, está convencido que Internet es una gran biblioteca pública y, en función de ello, trabaja para saldar la desigualdad tecnológica estimulando a la comunidad para que acceda a la información a través de la red, a publicar sus contenidos locales y promoviendo el intercambio entre comunidades chilenas y del globo.

Equidad digital
Estamos hablando de una nueva manera de entender la biblioteca pública, pues tiene que ver con su papel de inclusión social en la sociedad de la información. Así lo precisa José Antonio Merlo, profesor de Biblioteconomía de la Universidad de Salamanca en España, quien cree que “la biblioteca pública es fiel a los cambios sociales porque es un reflejo de ello. No deja de ser lo que era antes, pero se adapta a la nueva era tecnológica. Estamos en una sociedad que se basa en el uso de la tecnología y la biblioteca pública está sabiendo adaptarse a estas nuevas maneras de comunicarnos y acceder a la información”.

Su opinión encuentra un adepto en Enzo Abbagliati, quien afirma que cada vez más “la comunidad se apropia de las tecnologías para generar asociatividad, la trasladan desde el mundo físico al mundo virtual a través de la biblioteca pública, interactuando con agrupaciones que están geográficamente aisladas”.

Su reflexión es vital porque el principal interés de Biblioredes es que nadie se quede sin la oportunidad de acceder a la información, de poseer conocimiento digital y sin la posibilidad de comunicar sus intereses y preocupaciones en el espacio virtual.

La discriminación tecnológica en el territorio nacional es una preocupación constante de la DIBAM y una de las motivaciones que impulsó la creación del programa Biblioredes.

El Coordinador Nacional de Biblioredes asegura que en la primera fase del proyecto, se realizó una primera evaluación que identificó que “la brecha digital en Chile está alojada en la población de menores recursos, pero además de esa población estaba alojada en la dueña de casa”.

Para Biblioredes eso significó un desafío que debía ser superado a través de la capacitación. En la actualidad, los índices han cambiado y hasta el año 2006, han capacitado a 224.884 personas, donde el 30% de la misma han sido dueñas de casa de escasos recursos.

Tal ha sido el impacto que por estos días la DIBAM, a través de Biblioredes, está adscribiendo un convenio con el Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) para mejorar las condiciones de empleabilidad y las capacidades laborales de las jefas de hogar y de núcleo, proyecto que tiene contemplado trabajar con 15 mil mujeres de todo Chile en los próximos años.

Servicio de apoyo
Hay que entender que Biblioredes no pretende liquidar el espacio físico de las bibliotecas públicas, sino que digitalizar sus servicios para posicionarla en tiempos donde los códigos son otros.

Así lo aclara la Coordinadora Ejecutiva del Proyecto de Automatización de Bibliotecas Públicas, Florencia García, quien señala que “Biblioredes es una oferta de un servicio nuevo en las bibliotecas en relación a los servicios tradicionales que son el préstamo y la devolución de libros, ejemplares y colecciones de la misma biblioteca que la acerca a un concepto más híbrido. Con la automatización permitimos que los servicios de la biblioteca estén en red, básicamente para mejorarlos”.

Por tanto, además de terminar con la brecha tecnológica colaborando con el acceso masivo a la información, con capacitación y otorgando posibilidades de expresión en Internet, Biblioredes es un servicio más rápido que permite normalizar los actuales procedimientos manuales que se practican en las bibliotecas públicas.

“El Proyecto de Automatización de Bibliotecas Públicas permite ordenar sus colecciones bibliográficas, porque actualmente se hacen con ficheros, tanto para el registro de usuarios como para el de libros. Lo que nosotros esperamos al 2009, es habilitar un sistema para que estos servicios se hagan a través de un programa computacional llamado Aleph”, explica García.

Todo con un claro propósito: hacer más expedita la información a la población. Siendo así las cosas, la brecha digital parece ser prueba superada al corto plazo. No obstante, sólo falta recibir de la mejor manera este desafío y entender que la lectura digitalizada, es lectura al fin y al cabo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: