• Ingresa tu e-mail aquí

    Únete a otros 86 seguidores

  • Recomendados

    Infoconexión
  • bibliotecas libres

  • blog DIBAM
  • Libérate lee
  • Dónde estudiar bibliotecología
  • panoramas gratis
  • El 5º poder
  • Chile y los libros 2010
  • Twitter

    • ¿Necesitas normalizar tu sistema de referencias? Tesistas, investigadores, estudiantes, contáctenme por esta vía. lnkd.in/bb8uEVG tuiteado hace 2 years ago
    • FF @LeamosMas que habla de fomento lector desde ángulos originales e insospechados tuiteado hace 3 years ago
    • Si te interesa el fomento de la lectura, y me sigues a mí (aunque hace mucho que no tuiteo), sigue a @LeamosMas tuiteado hace 3 years ago
  • Secciones

Clara Budnik: La lectura es un medio muy eficaz para superar la pobreza

El Mercurio. Santiago, Chile. 30 julio 2004

Al cumplirse siete meses de su puesta en marcha, la directora de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos hace un balance de la cruzada “Chile quiere leer”.

Maureen Lennon Zaninovic

Hace siete meses nació “Chile quiere leer”, una cruzada pionera que ha dado grandes frutos.

En conjunto con el diario “El Mercurio”, el Banco de Crédito e Inversiones (BCI), la Fundación Pablo Neruda y el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, Clara Budnik, directora de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), trabaja sin respiro en esta campaña, que busca dotar de colecciones de libros a 411 bibliotecas públicas del país.

“La recepción ha sido extraordinaria, pero aún nos falta para llegar a la meta. Sería una pena que un establecimiento se quedara sin sus libros. Al dar un balance, más allá de que cumplamos los objetivos planteados, siento que la idea de que Chile quiere leer quedó en la memoria colectiva de muchos compatriotas, lo que me parece muy positivo. Ésta ha sido una campaña no de actividades, sino de hechos concretos, como el libro, y me parece tremendamente importante hacer cosas que permanezcan”. Budnik destaca los aportes realizados por varias empresas, y añade: “También hemos recibido donaciones singulares, pero igualmente valiosas. Por ejemplo, un furgón que nos permitirá ofrecer el primer servicio sobre ruedas de la futura Biblioteca de Santiago. También cabe destacar los aportes de Alfaguara, del Fondo de Cultura Económica y de El Mercurio-Aguilar. La Fundación Neruda entregó los derechos de autor de ‘Neruda, sus mejores poemas’, de José Miguel Ibáñez Langlois, que ha tenido un éxito fantástico”.

“Algo que me emocionó especialmente fue la espontánea donación que hicieron los funcionarios de la Biblioteca del Congreso y el apoyo de distintos colegios del país a través de ferias y actividades sociales. La posibilidad de entregar dinero depositando en una cuenta bancaria también es muy rescatable, porque permite cooperar en áreas que se escapan de lo habitual”.

-¿Hay casos concretos que demuestren este creciente interés por leer?

“Las encuestas revelan que hay mucha gente que fue a capacitarse en computación (Bibliorredes), y se encontró con esta cosa llamada libro: se enamoró de él, y no lo soltó más. Tenemos estudios que revelan que hay personas que hasta los 13 o 14 años no habían leído, y que de repente encontraron un texto especial: de aviones, insectos, extraterrestres o de cualquier cosa, y así comenzó su acercamiento a la literatura. Un gancho fantástico que ofrecen los Bibliometros son los cómics, especialmente ‘Astérix’, y con eso hemos ganado no sólo lectores jóvenes, sino también adultos. El otro día, un taxista que llevaba un tomo de ‘Adiós al séptimo de línea’ me dijo que lo había sacado de un lugar maravilloso donde prestan libros. Se trataba del Bibliometro, donde había ido a leer ‘Astérix’, y supo que también podía sacar libros sobre historia de Chile”.

-¿Alguna anécdota emotiva?

“Me parece súper impactante el caso de una señora muy pobre de Alto Hospicio. Habían instalado Bibliorred en su biblioteca, y me comentó: ‘mire, qué maravilla, me comuniqué con una amiga que está en España, y gracias a esto ahora estoy vendiendo lo que tejí con mis propias manos. Me cambió la vida, porque ahora puedo dar algo de dinero para mi casa’. A ella le pasó eso con internet, pero exactamente ocurre lo mismo con los libros. De hecho, las mujeres lo que más nos piden son textos sobre tejido o cómo hacer mermeladas, tejer a crochet, conseguir préstamos para crear pequeñas industrias… La gente tiene la idea de que a través del conocimiento y la información se puede salir adelante. Por eso es tan importante apoyar a la cruzada ‘Chile quiere leer’. Soy una convencida de que la lectura es un medio eficaz de superación de la pobreza”.

Cómo seguir ayudando

La cuenta número 555-555-51 del BCI continúa recibiendo donaciones de dinero, tanto nacionales como internacionales. Para hacer estos depósitos se puede concurrir a las oficinas del banco o ingresar, vía internet, a la dirección http://www.chilequiereleer.emol.com. La meta es regalar a cada biblioteca tres colecciones (cada una compuesta por 300 títulos), que serán cuidadosamente elaboradas por un comité presidido por la Dibam e integrado por representantes de las instituciones organizadoras. Las colecciones son “Nacer para leer” (para niños de hasta 11 años), “Leer es crecer” (de 12 años en adelante) y “Leer es vivir” (público adulto).

Cambio

“Los chilenos estábamos acostumbrados a dar comida o abrigo, pero no dinero para comprar libros”,

señala Clara Budnik.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: